13 de febrero de 2018

Efecto mariposa.

"Se ha dicho que algo tan pequeño como el aleteo de una mariposa, en última instancia, puede causar un tifón al otro lado del mundo"

Impotencia. Tener la sensación de que las cosas suceden, poco a poco, no avisan. Y casi nadie se da cuenta. Como si de verdad, no importase nada más que lo que hacemos nosotros. Me enerva la falta de irascibilidad de la gente. El no reaccionar. Pasividad. 
Ser visceral es a veces castigo, a veces regalo. Con el tiempo aprendes a disfrutar las alegrías y a utilizar la rabia: canalizarla, convertirla en energía. A veces, no. A veces la rabia o la tristeza te superan. Entonces, no puedes parar de llorar, de romper cosas, de correr, de romper (a ti, o a lo que sea). 
Miras a las personas que miran hacia otro lado. Envidia y asco a partes iguales. No quiero ser así, pero que fácil parece. No te enfades, que es lunes. ¿Y qué más da si es lunes o jueves? Las cosas que molestan no entienden de días de la semana, ni siquiera de cumpleaños. Que algo te moleste, te rabie, te enerve, tampoco implica que vayas a dejar de vivir tu vida, de hacer tus cosas ni de querer a quien(es) sí lo merecen. Pero rabia. Asco. Rabia por la impotencia, por ver el mundo que te rodea, porque aún existan personas que no son capaces de ver que aquí hay brilli brilli, pero también petróleo. Que existe la maldad y que lo que hace un desconocido puede afectarte a ti. Que la suma de pequeñas cosas intrascendentales puede desatar un huracán. Que un huracán débil te puede masacrar si tú no estás fuerte; Que el huracán más fuerte te puede masacrar incluso cuando tú eres de hierro. 
Visceralidad
No te vayas. 
Nunca. 


(Ojalá no convertirme nunca en una de esas personas que no saben tolerar ni gestionar el dolor. Ojalá no bloquear sentimientos. Porque lo bueno de sentir, es que lo que vives, lo sientes real)

10 comentarios:

  1. El dolor es difícil y como dices, es más fácil retirar la mirada que dejar que te alcance y traspase. A veces huir es un mecanismo de defensa; posponer la realidad hasta hacerte más resistente a esa bala que al final siempre te acaba alcanzando. Cada uno a su manera. Pero sí, no dejes de sentir, lo bueno, lo malo, porque si no sintieses nada, significaría que estás muy cerca de transformarte en la nada más absoluta.

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho tu casa y sigo en ella. Es verdad que cosas pequeñas que suceden pueden afectarnos mucho. Hay algo que es imposible evitar que la vida siga y nosotros con ella de la forma que sea. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Tienes razón. Esas situaciones que ocurren a nuestro alrededor, por pequeñas que sean, nos afectan siempre. Pero lo importante es superarlas y que no nos impidan seguir adelante.

    Tu blog siempre me ha parecido un espacio sincero y claro. Me encanta volver a él y ver que has escrito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me encanta volver y ver que me habéis escrito estas cosas.

      Eliminar
  4. Nunca dejes de escribir. Me llenas demasiado cuando te leo.

    Un abrazo, Cé.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Que grato es volver a leerte y darme cuenta que esa visceralidad nunca te dejo. felicidades, porque no te conformas con poco, con lo cotidiano o común. La lucha siempre es con nosotros mismos, aunque nos fastidie y enerve la actitud (o la falta de esta) en las demás personas ¿no?
    Cristina, como siempre, un excelente texto el tuyo.
    Bendiciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bonito es volver y que algunos de siempre estéis. Gracias Luis (aunque sigo odiando que me llames Cristina!

      Eliminar
    2. Pues lo confieso. Lo admito; lo hice con toda intención, ventaja y alevosía, pues recordaba perfectamente cuanto te molestaba que te llamasen *Cristina* XD...
      Y para mi también fue bonito venir de visita y ver que aun escribes y que lo sigues haciendo de maravilla.
      Te seguiré leyendo, así que no dejes de escribir por favor...yo intentaré animarme a hacerlo, aunque dudo que superé mi medicridad; ya que ha pasado tanta agua bajo en puente, que siento que he cambiado demasiado en relación a 3 o 4 años atras..Me he embrutecido aun más XD.
      Cé, bendiciones.

      Eliminar