18 de octubre de 2014

(Cripticismos)

(Yo también creo que me acabo de inventar una palabra)

Encontraba la fuerza en el autoabastecimiento. Pensaba que valentía era no tener miedo. Que los monstruos dejaban de existir cuando no decías en voz alta que creías en ellos. Hay cosas que tenemos que hacer por nosotros mismos. Pero no todas. Dejó que le dieran la mano. 
Cuando cierras los ojos, todo desaparece.  No los cierres. No dejes nunca de ver el mar para no ver la basura que arrastra, que vale más la belleza de una ola que un puto océano contaminado. Llegó e hizo que fuera de día incluso cuando era de noche. 
Sólo quería mirar al suelo pero me encontraba en una habitación llena de espejos. Mírase a donde mírase me veía. Convivir con uno mismo es asquerosamente complicado. Descubrí, entonces, que la fuerza es saber llevarse. Dejar que te abastezcan, aunque puedas hacerlo tú solo. Valentía es autocrítica. Y a los monstruos hay que abrazarlos.
Empezó a escribir en primera persona. Empecé a hacerlo.

11 comentarios:

  1. "Llevas toda la noche mirando a mi amiga a qué esperas (error clamoroso a quién miraba era a ti morena), llevamos toda la noche soportando moscones por tu culpa". "Don't Get Any Big Ideas They'll don't gonna happend gonna happend. Muchos años me he emparanoiado con esta canción, y por eso In Rainbows me parece de lo mejor que ha hecho Radiohead en su vida...

    ResponderEliminar
  2. Qué difícil es admitir según que cosas, pero una vez conseguido, se vuelve todo más sencillo.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por pasar por mi blog y comentar. Espero sinceramente que te guste mi novela.
    Un abrazo
    PD: Me encantó esta entrada.

    ResponderEliminar
  4. "que vale más la belleza de una ola que un puto océano contaminado."

    Gran verdad. Que, si no, nos asquearían las personas y el amor. Gracias por la primera persona. Y por tan bonitas palabras.

    Un beso, tocaya de letra y punto ;)

    ResponderEliminar
  5. Qué razón tienes en eso de que convivir con uno mismo es muy complicado.

    A los monstruos se les abraza, se les invita a tomar café y lo que haga falta, sabiendo que cada vez estás un poco más por encima de ellos, y que poco a poco (al menos algunos de ellos), te dejarán en paz.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Pues sí, " a los monstruos hay que abrazarlos", tienes toda la razón, es la única forma de empezar a enterse.

    ResponderEliminar
  7. Convivir con uno mismo, es la convivencia más difícil que podemos tener, muy cierto. Y a los monstruos, las dudas y la autocrítica siempre hay que besarlas. Muy fuerte.
    Un abrazo.
    http://elchicodelmetro.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. Escribes hermoso, la auto-crítica es algo muy doloroso, pero absolutamente enriquecedor.
    Amo Radiohead ♡
    Un abrazo grande ♥

    ResponderEliminar
  9. Genial el texto! me encanta eso de que "a los monstruos hay que abrazarlos". Sí, vivir con uno mismo es muy complicado, pero cuando se aprende -más o menos- a hacerlo, todo resulta más fácil.
    Besos :)

    ResponderEliminar
  10. Hay muchas cosas que tenemos que hacer por nosotros mismos.
    Y muchas veces se nos olvida.
    Porque cuando se pilla a la verdad por los cuernos... de cara,
    todo viene rodado.
    Bonito post, me gusta tu blog!
    Encantada!

    Paula

    ResponderEliminar
  11. Hay monstruos con piel de cordero y que están disfrazados de humano, como yo. Y sí. Merecemos un poco de cariño, a veces, que no nos va mal ;)

    ResponderEliminar