30 de septiembre de 2014

Ausencia.

No me gusta la palabra ausencia. Suena demasiado a vacío, a falta de algo, a respiración cortada.
Ausencia. 
Me quedé quieta, mirando al vacío. De repente me vi pequeña, incapaz de sonreír. Ausente.  Preguntándome si todos nos sentimos perdidos alguna vez. Me faltan certezas a las que aferrarme y por eso disfruto del vuelo al vacío. Viajar sin rumbo fijo disfrutando del camino. Una vez me dijeron que a veces lo más importante es el transcurso del proceso, por eso nos decepcionan tanto los finales. A fin de cuentas un final sólo puede ser eso. Punto.
Ausencia.
Esta noche quiero esconderme bajo las sábanas y ser un poco invisible, aunque sea por una milésima de segundo.
Ausencia.



Cayeron los bordes y el vaso ya está lleno. Y ahora sólo intento vaciar, sólo necesito despegar.

17 comentarios:

  1. Hay un famoso poema de Borges llamado también "Ausencia"...
    Me siguen gustando tus textos, siempre tan íntimos...
    Bendiciones Cristina.

    ResponderEliminar
  2. Hay que saber disfrutar del camino.

    Pero también hay que saber no perderse. El estancamiento tiene un nombre y es caminar en círculos.

    Bonito blog tiene usted :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caminar en círculos = estancamiento. Me ha gustado eso. Yo siempre había contemplado el estancamiento únicamente como la ausencia de movimiento. Me has hecho pensar.

      Eliminar
  3. A mí tampoco me gusta la ausencia, y he tenido la mala pata de encontrármela de vez en cuando. Pero también es cierto que hay momentos en los que conviene estar ausente. Habrá que intentar buscar lo bueno dentro de lo malo. Un besote

    ResponderEliminar
  4. Alguna que otra vez el camino se nos hace intransitable, y disfrutar del viaje parece una tarea imposible, pero supongo que como todo hay que saber resistir las adversidades, y si llueve, saltar sobre los charcos, abrir el paraguas, o simplemente dejarse llevar.

    A veces las ausencias no son del todo malas, te hacen darte cuenta de quien está ahí y quien no, quien siempre lo ha estado, y quien nunca lo estará. Pone todo un poco en orden, aunque sea duro a veces.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. No sabes la de veces que me he sentido así.
    Ausencia.
    Horror, joder.

    Yo también quiero esconderme bajo el edredón.

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras que cuando se haga de día salgas de él, no pasa nada por taparse mucho por las noches.

      Eliminar
  6. Lo malo de la ausencia es la presencia y el recuerdo de ésta.
    pd. sublimes Vm

    ResponderEliminar
  7. La ausencia siempre implica distancia y nostalgia. Sin embargo, no apreciariamos aquello que tenemos si no fuese por esos momentos duros.

    ¡Un besín!

    ResponderEliminar
  8. Todas nos sentimos perdidas alguna vez.
    De ti depende tambien el final. Procura que sea el que quieres, y así no te decepciona ni el camino ni el final.

    Te mando un abrazo con presencia. Para que esta noche no todo sea ausencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más bien quiero decir que cuando llegas al final de algo que perseguías pero no te ha aportado nada el camino has perdido el tiempo.
      Como escribí hace poco "juro no hacer nunca nada que no me haga sentir".
      Otro abrazo con presencia.

      Eliminar
  9. No sé si todos, pero sé con certeza que yo me he sentido así más de alguna vez, perdida, indefensa...

    ResponderEliminar
  10. Las ausencias se sienten, y más en los finales.
    Me gusta mucho tu reflexión, tienes toda la razón. Pero recuerda, distancia no siempre significa final.
    No conocía la canción, pero me encanta vetusta morla, y Copenhague

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayer viajaba en avión y al aterrizar alguien escuchaba Copenaghe. No logré saber quién, pero me habría encantado para agradecerle la sonrisa que me regaló.

      Eliminar
  11. A mí tampoco me gusta la palabra ausencia, ni el vacío que sigue a la palabra fin. Es curioso como algo que no está, lo ausente, pueda ocupar más espacio que lo presente.

    Un beso! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad eso es algo positivo. Algo que ha estado y aún después sigue ocupando espacio tiene que ser algo muy poderoso.

      Eliminar
  12. De ausencias que recuerdan presencias se hace la vida.

    Buen texto!

    ResponderEliminar