18 de junio de 2014

(Explicaciones a nada o a todo en realidad)

No sé muy bien por qué no he escrito a penas en los últimos meses. Falta de tiempo, falta de ganas y también cierto respeto. Me explico.
Yo me creé un blog y me dediqué a plasmar en él todo lo que pensaba. Me dediqué a sangrar en él. Me dediqué a abrirme en canal, sin importarme lo débil o frágil que pudiera parecer, lo pava o idiota o infantil que pudiera resultar a los ojos de quien me leía. Qué más da, al fin y al cabo, lo que piensen cien mil desconocidos al otro lado del charco (o a este lado, pero desconocidos al fin y al cabo, qué más da - sí, lo de "al otro lado del charco lo he escrito porque quedaba más bonito). Bueno, el caso es que llegué a construir este espacio en el que era muy mía. Casi más mía que en ningún otro lugar. Pero después, conocí a gente y gente conocida empezó a conocer(me) más. Y me asusté. Os mareé mucho. Que si privacidad, que si cambios de nombre, que si sí, que si no. Me fui, volví, me fui a medias, volví de vez en cuando.... hasta ahora.
Supongo que, como en casi todas las facetas de la vida, me auto-impuse una altura y me obligué a mi misma a cumplirla. Dejé de ser tan transparente. Nunca busqué perfección porque no sé encontrarla en las palabras: sólo sé dejarme llevar. No elaboré textos complejos ni poemas "de moda" porque no es mi estilo, pero sí me abstuve a publicar cosas por vergüenza, por el "qué pensarán de mi si me leen", por el "ay, a ver si me van a preguntar algo con respecto a este post". Y entonces, poco a poco, dejé de encontrar un motivo para volver a un lugar donde ya no podía ser yo-con-todas-las-letras.
Supongo que, como dicen, más vale tarde que nunca. Como dije, quiero y necesito volver a escribir sin cadenas, a compartir sin cadenas (porque escribir es vivir, o no morir nunca, y escribir se escribe aunque nadie te lea, pero no es lo mismo). Y a quien me lea y le guste, un besi. Y a quien no le guste, otro besi.
La intención de este post era hablar de tonterías aleatorias y al final he terminado dando una explicación que nadie me ha pedido. Quizás por eso la he dado. Así que nada, hola de nuevo, bonitos.

13 comentarios:

  1. Que no te detenga el que dirán solo te tu misma, que es lo único que importa en verdad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es cuestión de no ser tú misma. Puedes mostrarte a un 5%. Eso no te hace ser otra persona, que es lo que me ha pasado a mi.

      Eliminar
  2. Hay algo que siempre le digo a las personas que me preguntan sobre mi blog o las entradas que hago, y es que mi blog es mío. Es como mi diario. Las personas que tienen uno de verdad no dan explicaciones de lo que escriben. Pues yo en este caso tampoco. Lo bonito es leer a una persona e imaginar lo que quiere decir, lo que significa o si va dirigida a alguien. ¿Pero dar explicaciones? Nunca.
    Y en parte es algo que me gustaba mucho de tus entradas. Que imaginaba... y alguna vez cuando me has explicado alguna no se parecía en nada a lo que había interpretado. Y eso me gustaba. Me gusta leerte sin juzgarte ni preguntarte. Me gustan tus frases contradictorias y la forma que tienes de explicar cosas imposibles. Me gusta sentirme identificada con tu caos y sorprenderme al ver que eres capaz de desarrollar un tema en el que yo no he encontrado las palabras adecuadas.
    Así que estaré encanta de que a lo mejor con el tiempo vuelvas a ser esa chica desconocida de hace unos años.
    Un besito

    ResponderEliminar
  3. Te entiendo a la perfección.
    A mi también me pasó, que le pasé la url de mi blog a gente en la que confiaba para que pudiese conocerme aún más a través de esa expresión desenfrenada de mi ser, sin barreras ni atenuaciones, contenciones ni ocultaciones.
    Primero vi que lo que era un simple desahogo empezó medianamente a agradar y que otras personas me comentaban. Dejé de escribir para mí a escribir (o no escribir) para ellos, y me di cuenta que no podía seguir así y por eso y porque mi inspiración desapareció dejé Blogger por bastante tiempo.
    Después me ocurrió eso que tu dices, que qué pensarán, que qué puedo escribir sin que gente que me conoce en persona después me pregunte.
    Por eso creo que tal vez es importante conservar un anonimato en algo tan personal cómo lo puede ser un blog.
    (En fin, ya te he contado mi vida, lo siento.)

    PD: no sabes cuánto aprecio que sigas pasándote por mi blog y tomándote la molestia de hacérmelo saber dejando un comentario, y aún más cuando yo ya paso de todos los blogs que seguía. (Sinceramente, no tengo tiempo, sólo entro a escribir cuando lo necesito).
    ¡Y también me parece muy mono que los escuches por curiosidad cuando dices que tu estilo es el indie pop! Yo heavy metal, hard rock, rock, punk y sus subgéneros y derivaciones :3

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Cuando empecé con mi blog me dije que escribiría sobre todo lo que me apeteciera, con total libertad, sin autocensurarme nada. Pero a medida que he ido conociendo gente a través del blog, debo reconocer que ya no escribo con la misma libertad que antes, pero eso no significa que haya dejado de ser sincera con lo que escribo. A veces me pasa como a ti, pienso "que dirán o pensarán de mí si escribo esto o aquello", pero intento seguir fiel al espíritu con el que comencé el blog.
    Como ha dicho Lied, tú blog es tuyo, y no tienes porque dar explicaciones a nadie.

    Te leo y me gusta lo que escribes, así que otro besín para ti bonita :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, me pasa un poco lo mismo que a ti. Tampoco he mentido nunca ni he escrito algo que no sintiera, pero evidentemente te censuras, más si la gente de tu entorno también ha terminado leyéndote.
      Muá.

      Eliminar
  5. Te entiendo. Sabes que no hace falta explicación, pero gracias.

    ResponderEliminar
  6. hola, bonita. Pero lo de '100.000 desconocidos' ha sonado un poco a flipada presuntuosa, eh...? ;D

    ResponderEliminar
  7. Te entiendo demasiado bien. un beso :)

    ResponderEliminar
  8. No te dejes impresionar x los 100.000! Sangrar es bueno de vez en cuando! ;)

    ResponderEliminar
  9. Creo que cuando alguien que te conoce realmente llega a conocerte en este aspecto, es una forma de abrirte completamente a esa persona, de quedarte algo vulnerable. Eso sí, siendo un espacio tuyo, no deberías dejar de escribir por el "que pensarán" o escribir lo que crees que el resto desearían leer.

    Me alegro de que hayas vuelto :)
    Un besín!

    ResponderEliminar
  10. Por esto yo ultimamente he dejao de escribir...

    Si, toca día de "leo todo tu blog" y lo peor es que estoy en clase. JAJAJAJA

    ResponderEliminar