6 de enero de 2014

Queridos Reyes Magos...

Primero de todo, perdonad que sea tan poco original. Sé que últimamente todo el mundo os utiliza de excusa para contarle al mundo qué es lo que quieren ser, pero no se me ha ocurrido otra cosa mejor, así que tendré que empezar de este modo. Podría ser un poco hipócrita y pediros que acabéis con toda la pobreza del mundo; no digo que no me gustaría, pero no puedo pedir algo en lo que sólo pienso cuando ocurre algún tipo de catástrofe, así que no voy a pediros eso. También podría elegir como regalo terminar con toda esa gente que vive en las calles de Madrid; ahí sí, ahí sí me parto un poco cuando paso por su lado, pero para qué mentir, podría invitarles a mi casa y como mucho les doy un misero euro, dos a lo sumo, y casi siempre es para no sentirme culpable por ignorar las desgracias que me rodean. Voy a pedir algo para mi, porque como ser humano que me ha tocado ser, soy egoísta. Traedme un saquito de ganas para salir a buscar todo aquello que quiero encontrar. Ganas de ser valiente, ganas de ser capaz, ganas de entenderme a mi misma, ganas de tener ganas. Un saquito del que pueda tirar si en algún momento me faltan las fuerzas, me asusto y ni siquiera quiero salir corriendo. Y... a poder ser, un poquito de ilusión. Ya sabéis que soy especialista en eso de perderla, últimamente hasta me da miedo: es como ganar continuamente, pero no conseguir nada. Por desgracia, nunca es siempre la primera vez.  Ah, y si podéis, también haced que nunca deje de sentir mucho y muy fuerte, ni siquiera cuando lo deseé con todas mis fuerzas. Creo que no necesito nada más. Seguramente, no he sido lo suficientemente buena. He roto demasiado, he pensado poco y he follado más de lo que se considera correcto, pero siempre he sido fiel a mi misma. Espero que con eso os baste. Yo, por lo menos, creo que me lo merezco.

15 comentarios:

  1. Ni cuando follaba mucho pensaba yo que había follado lo necesario (nunca se folla lo suficiente, o dicho de otro modo; cuanto más se hace más apetece).

    Cuando vuelvo a mi casa y paso al lado de la tienda del corte inglés de libros, siempre hay un chico africano con la "Farola", esperando que alguien le haga caso y le de algo de dinero. Al principio siempre decía "Hoooola" muy animado, pero con el paso de los años el pobre ya ha caído en desgana y la tristeza... Siempre me digo, un día le voy a soltar un billete de 20, un día le voy a soltar un billete de 20 (porque me cae bien, y lo he visto evolucionar con el tiempo y eso te hace pensar). Antes de irme fuera, me he propuesto hacerlo de todas todas (es de esas cosas que uno tiene pendiente consigo mismo), pero sí, coincido contigo en que somos unos egoístas, rematadamente. De todas formas, con las políticas de los gobiernos actuales pues... habrá más gente pobre. Yo pido también ganas e ilusión, seguir buscándolas, y que ellas me encuentren al fin. Biquiños y más que feliz año, que tengas un buen año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hablaba tanto de necesario como de lo que se considera moralmente aceptable XD.
      ¿Al final le has dado el billete? :)

      Eliminar
    2. Pues debo tratar con gente muy liberal, porque vamos entonces porque no conozco a nadie que vea eso como algo malo.

      Pues no, no lo vi, llegué muy tarde a Madrid la noche antes de irme, y me fui muy pronto. En abril entonces :)

      Eliminar
  2. Casi todo el mundo pide cosas materiales, y no se dan cuenta que "lo esencial es invisible a los ojos" como diría el Principito.
    Lo esencial es el tener ganas de ser mejor, de superarse, tener ilusión por no quedarnos quietos en este mundo de locura constante.
    Me gusta tu manera de pensar Cé :)

    ResponderEliminar
  3. Qué sean dos de cada!!

    Pdta. Nunca se folla lo bastante.

    Besis!!

    ResponderEliminar
  4. El egoísmo mueve al mundo, de eso ya no hay dudas.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  5. Ser fiel a uno mismo es importante y ayuda a no perder el norte del todo. Creo que mientras eso siga bien lo demás irá llegando.

    Salud y abrazos.



    ResponderEliminar
  6. Como ha dicho Oski, es importante ser fiel a uno mismo. Y aunque no discrepe en aquello de que somos egoistas, debo decir que: si no pensamos en nosotros mismos, nadie va a hacerlo. Somos los encargados de crear nuestra propia felicidad, porque de provocar malos momentos ya se encarga nuestro alrededor.
    Eso sí, dar un poco de felicidad a otros nunca está de más. :)
    ¡Un besín!
    PD: Lo que se considera correcto, muchas veces no es lo más adecuado.

    ResponderEliminar
  7. Creo que me he perdido de comentar en un par de post tuyo..y se siente raro, se siente como haber perdido de ver un capitulo de Spartacus o Breaking Bad. Simplemente porque me gusta leer de este blog.
    Se agradece tu sinceridad, el decir que te importa mas tus temas personales que los ajenos, está bien, porque tu primer deber es velar por tu bienestar, resolviendo tus asuntos para lograr ser "feliz". Así que todo bien...Pero, también es muy cierto que cuando uno da sin tener, siempre termina teniendo. Es como cuando te sientes ansioso o angustiado y te pones a ordenar tu cuarto, siempre terminas sintiéndote mejor, porque lo de afuera, es lo de adentro y viceversa. ¿Se entiende lo que quiero decir? quizás no, pero resumiendo, está muy bien que te preocupes por tu felicidad, porque es tu deber hacerlo :)
    Panchita, "saludos peludos" para Ari..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso mismo, cuando damos es más por nosotros mismos uqe por los demás... por sentirnos bien haciendo que otros se sientan bien, y eso en cierto modo no es totalmente desinteresado.

      Eliminar
  8. Ser fiel a ti misma es lo mejor que te puede pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Ser fiel a una misma es lo más importante en esta vida. No veo motivos para que los Reyes no te traigan todo lo deseado ;)
    Por cierto, ¿qué consideras follar más de lo correcto? jajaja si la gente follara más sería más feliz :)
    Un beso!

    Pd: blogger sigue sin avisarme de tus actualizaciones :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, pero hay demasiadas cosas que nos dan vida y se consideran incorrectas...

      Eliminar
  10. Comparto contigo cada letra, cada sílaba, cada palabra y cada signo de puntuación de, otro -siempre- delicioso texto.

    Siento ser manida, pero tengo que hacer alusión, como el resto de tus comentaristas a aquello de "follar mucho", y es que yo he llegado a pensar que parte de mi melancolía (leí el otro día: melancolía: disimulado eufemismo de depresión), era por pensar demasiado y follar menos de lo que debiera.
    Yo no soy buena, pero por muchos motivos, soy sexualmente irregular. Quizá este año sea más buena y los reyes me traigan unos polvos mágicos de más.
    Te tengo preparada una sorpresa, pequeña, querida, caótica Cé.

    ResponderEliminar