23 de diciembre de 2013

.

Se despierta esporádicamente y encuentra escritas en la pared las palabras que algún día le llevaron a la perdición. Fantasmas viejos, aburridos, cansados, casi siempre dormidos. Una vez se enfadó cuando alguien le dijo que las heridas se curaban con el tiempo, pero es verdad. El tiempo forja el hierro a fuerza de fuego, no cura nada pero mata todo. Ahora lo sabe, lo nota, lo siente: el dolor nunca desaparece, pero se adhiere a la piel. Aprendes a convivir con ello, y es normal. Nadie puede ser siempre valiente, pero tampoco cobarde. Empujar a alguien a una piscina es la mejor forma de hacer que aprenda a nadar, y tocar fondo es ayudarte a coger impulso. Aprendes a vivir cuando has conseguido sobrevivirte sola. A relacionarte con los demás cuando descubres cómo relacionarte contigo mismo. Sonríe porque, las cosas le siguen afectando. Y tanto. Pero sonríe porque sabe que eso, a fin de cuentas, es vivir. Y es jodidamente mejor que estar muerto. Sonríe porque sabe que todo lo malo termina, y lo bueno también, y que después de un muro de dos metros siempre vendrá uno de cuatro, y después uno de diez, pero joder, podrá saltarlos todos. Sonríe porque ha aprendido a aceptar la vida pero no se ha resignado a dejar de intentar cambiarla. Sonríe porque ha conseguido nadar en medio del caos, encontrar cierto equilibrio en el desorden, destruyéndolo todo menos las ganas, empezando por los principios. Probablemente sólo sea un equilibrio utópico, una aproximación o un autoengaño, pero a fin de cuentas todo es lo que uno siente y en este momento sonríe, aunque probablemente si fuera lo que fue estaría llorando.

16 comentarios:

  1. Dios mío Cé. Me ha dado escalofríos, porque es verdad, son verdades enterradas que nadie ve o nadie se atreve a sacar, y tú las dices tan sinceramente, tan sin endulzar pero sin compadecerte a ti misma.
    "El tiempo no cura nada pero mata todo", que le afecta pero que sonríe porque eso es vivir y es mucho mejor que estar muerto. Genial, absolutamente genial, un ánimo de vivir sin pintar la vida de rositas, este texto y tú os merecéis un aplauso, me ha encantado, en serio.

    Muchas gracias por pasarte y por lo que me dijiste, sí, me gusta decir que capturo sensaciones, porque almenos eso es lo que me transmiten a mi las fotografías, y el hecho de hacer esos momentos eternos me fascina.
    Y no tienes que disculparte de nada, yo llevo ya mucho tiempo que no comento, ni tan solo leo, a nadie. La verdad es que me sabe mal, pero es que no tengo tiempo, ni tan solo estas vacaciones, tan solo a ratos, y pensar que antes me pasaba horas leyendoos... En fin.
    Un abrazo, y dales recuerdos de mi parte a M y a X en Ask :)

    ResponderEliminar
  2. "y que después de un muro de dos metros siempre vendrá uno de cuatro, y después uno de diez"

    Esos muros parecen interminables, pero una vez me dijeron que si sabes saltar el primero podras saltar todos, lo que realmente importa es hacerlo con los ojos abiertos, por que si no podemos golpearnos!

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. En qué quedamos, eres de acero o no? xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El hielo cuando se derrite se convierte en agua. Quizás sea más bien de eso...

      Eliminar
    2. Todo el mundo se derrumba y tiene fortaleza, la cuestión es saberse apoyar lo suficientemente bien para derrumbarse lo menos posible. Supongo que en eso consiste la tragicomedia de ser humano.

      Eliminar
  4. Me ha encantado lo de "ha aprendido a aceptar la vida pero no se ha resignado a dejar de intentar cambiarla".

    Llorar puede servir a veces para desahogarte, para quedarte más tranquila, pero no sirve de nada a la larga, es mejor sonreír porque sigues en pie, y aunque tengas que saltar mil muros más, tienes la fuerza de que has saltado otros tantos, y no te rendirás fácilmente.

    Feliz noche.

    ResponderEliminar
  5. Tienes toda la razón, debemos aprender a vivir, y a convivir con nuestros errores. Porque en eso consiste la vida, en vivir, por mucho que nos equivoquemos y suframos, luego llega un punto en que somos mucho más felices, donde nos damos cuenta de que podemos superarlo todo.

    ResponderEliminar
  6. Cris..Creo que la vida trata de eso, de sentir, lo bueno y lo malo..Pienso que los recuerdos siempre están ahí, aunque aveces dormidos y ocultos, siempre vuelven. Pero se tiene que aprender a vivir con ellos, aprender a mirarlos, para que la próxima vez que nos agobien su efecto sea cada vez menor. Como dice tu texto, el Sonreír sirve de mucho, por que al hacerlo, la actitud de uno cambia, aunque el dolor siga ahí, el hecho de sonreír ayuda mucho, así que no necesariamente sea un acto falso o un autoengaño el sonreír cuando por dentro se quiera llorar, se equivoca.
    Un muy lindo texto, como todos los que escribes, aunque aveces ni opinión no sea la aparentemente correcta, aveces me haces pensar y comentar como veo yo las cosas.
    Y no eres solo Bellota (Cáctus), porque tienes una parte de cada una de las "chicas superpoderosas"(SúperNenas).
    Cris, muy feliz Navidad, que lo pases lindo, juntos a tu familia y amigos. Que Dios te Bendiga.

    Pd: No me gustó que cambiaras tu dirección xd

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah no, yo decía más bien lo contrario... que si uno no quiere sonreír, no tiene porque hacerlo, porque a fin de cuentas llorar o estar serio también es humano.

      Eliminar
  7. Si dejas de sonreír habrás muerto.
    :)

    ResponderEliminar
  8. Avanzar es lo que nos permite sonreír en lugar de ponernos a llorar...si saltamos los muros de dos metros, también lo haremos con los de cuatro, los de seis y los que tengan que llegar.

    Salud

    ResponderEliminar
  9. Me siento tan identificada con tu texto que no sé por dónde empezar.
    Me llegué a sentir perdida, sola, aterrada y con ganas de dejarlo todo, porque ya nada valía la pena. Y no es que el tiempo haya borrado los recuerdos, sino que como bien dices ha aprendido a que no me duelan y a aprender de ellos. No ha sido fácil, pero creo que por fin he madurado y que estoy un poquito mejor de la cabeza.

    ResponderEliminar
  10. Esa es una buena actitud vital. Sonreír y seguir adelante porque si nos paramos, no tendremos carrerilla suficiente para saltar esos muros cada vez más altos.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  11. De eso se trata ¿no?
    De asumir pero no rendir(se).
    Hay nubes que nos envuelven más que la vida en http://albordedetucama.blogspot.com.es/
    M.

    ResponderEliminar
  12. Bff me encanta como escribes, preciosa!
    Me sigues? Estoy empezando un blog "sentimental" y no tengo a nadie..
    1 beso, gracias:)

    secretosentrelineas.blogspot.com

    ResponderEliminar