25 de noviembre de 2013

"Si tiras demasiado de la cuerda..."

"Si tiras demasiado de la cuerda, se rompe"
Así de simple. Nos lo habrán dicho millones de veces, y parece que no lo entendemos del todo. Quizás porque confiamos demasiado en su fuerza, quizás porque nos importa una mierda si termina hecha añicos. "Es lo que tenía que pasar", diremos. Al fin y al cabo, ¿para qué quiere uno una cuerda? Para nada. Y si la vuelves a la necesitar, vas a la ferretería y te compras otra. No es más que eso. Un trozo de material que no sé describir, reemplazable, igual a otros. Hay metros y metros de cuerdas en el mundo, la tuya no es diferente por mucho cariño que le tengas por llevar jugando, saltando y disfrutando con ella media eternidad.
"Si tiras demasiado de la cuerda, se rompe" - Te dicen.
Y sigues tirando. Como quien piensa que todo es cuestión de destino. Como quien no entiende que no lo que no sobrevive muere. Como quien no le tiene miedo a la muerte, como si no supiera que la muerte es el fin del mundo. A todos nos gusta el mundo incluso cuando estamos rodeados de lágrimas. Las lágrimas pueden ser bonitas cuando entendemos que sentir es una puta maravilla, el mejor regalo que nos han hecho nunca. Y entonces lloras, y entiendes que el origen de ese dolor es el ser consciente de que la jodida cuerda está cada vez más tensa, y se va a romper, y tú te vas a quedar con un "es lo que tenía que pasar" entre las piernas. Porque es lo que tenía que pasar. Porque los muros son muros y cuando a uno se le agotan las ganas de saltarlos, te impiden ver lo que está al otro lado. Y lo que es más importante, te impiden tocarlo. Y entonces te das cuenta de que no pasa nada, porque en el lado en que te encuentras también hay cosas que merecen la pena. Aunque sigas preguntándote "qué hubiera pasado si...", aunque no sirva de nada. Pero no vamos a engañarnos. Se aprende a vivir viviendo. Y que algo salga mal doscientas veces no implica necesariamente que vaya a salir mal siempre, pero sí que existen muchas posibilidades de que así sea.
"Si tiras demasiado de la cuerda, se rompe"
Tira, tira, tira... 

17 comentarios:

  1. Definitivamente no podemos vivir con el miedo a que la cuerda se rompa y del impacto nos acabe dando un latigazo en las manos. Vamos a reír, y a sufrir, y a amar, y a tener miedo. Supongo que el truco está en no quedarse nunca en la zona de confort.

    ResponderEliminar
  2. La frase de "que hubiera pasado si..." es la que me hizo tirarme a una piscina vacía y aparte de romperme la crisma, me destrozó el corazón. Pero no me arrepiento, porque quedarse con esa sensación de duda e incertidumbre, hubiera sido mucho peor, porque me conozco y me hubiera atormentado. mua*

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo en que luego siempre terminaremos preguntándonos "que hubiera pasado si" tal vez no hubiesemos forzado demasiado las cosas, no hubiésemos tirado de esa cuerda con todas nuestras fuerzas. Pero en ocasiones es así, sabes que la cuerda se romperá, pero tiras de ella, a sabiendas de que, si no lo haces, te arrepentirás algún día de no haberlo probado.

    ¡Un besín!

    ResponderEliminar
  4. "sentir es una puta maravilla, el mejor regalo que nos han hecho nunca". Pocas veces he estado tan de acuerdísimo contigo. Y el 'qué hubiera pasado si...' es probablemente la mayor de las miserias humanas, y debería ser razón suficiente para ser expulsado indefectiblemente de este mundo de una buena patada en el culo

    ResponderEliminar
  5. Se rompa o no la cuerda, siempre nos preguntaremos que hubiese pasado si....

    ResponderEliminar
  6. Hola! Has cambiado el diseño del blog, no?
    Me gusta mucho
    "Las lágrimas pueden ser bonitas cuando entendemos que sentir es una puta maravilla, el mejor regalo que nos han hecho nunca." me parece una frase preciosa, y coincido contigo, pues son muchas las personas que no pueden sentir, así que a veces esto es un gran regalo.
    Respecto al final del texto, se aprende a vivir viviendo. Está genial.
    Un saludo, te espero.

    ResponderEliminar
  7. No sé si en el fondo somos un poco masoquistas o es que es la única manera de abrir los ojos. A veces tirando y viendo la resistencia de la cuerda puedes darte cuenta si realmente merece la pena, o es mejor coger unas tijeras y empezar de nuevo.

    ResponderEliminar
  8. y que se rompan las que se tengan que romper...

    ResponderEliminar
  9. Cris..muchas veces nos quedamos con esa incógnita, que si hubiéramos dejado de tirar la cuerda, otro habría sido el resultado. Pero lo hecho, hecho está. Y el resultado final es siempre el que debía ser. No hay error nunca, dicen. Porque lo que pasó, siempre lo determinamos nosotros, sepámoslo o no, es así..
    Muy Reflexivo hoy el texto de la niña Bellota :)
    Bendiciones

    ResponderEliminar
  10. a veces necesitamos que la cuerda se rompa.

    ResponderEliminar
  11. Me gusta esa conclusión final, estoy completamente de acuerdo con lo que dices ahí, porque el movimiento se demuestra andando y el mejor método para aprender a vivir es ir viviendo. Y unas cuerdas se rompen y sin embargo seguimos tirando, hasta que todo se acaba y ya no quedan más cuerdas

    ResponderEliminar
  12. Se aprende a vivir viendo, que razón tienes
    un besito

    ResponderEliminar
  13. Hay que probar y arriesgar. Quizás es bueno tirar de la cuerda aunque se rompa, al final siempre terminamos arrepintiéndonos de lo que no hemos hecho.

    ResponderEliminar
  14. Pero quizás cuando la cuerda se rompa, aparezca alguien a tiempo para agarrarla antes de que caigas.

    ResponderEliminar
  15. Y cómo nos arrepentimos de haber tirado cuando esto succede.
    Las hojas heladas acarician el suelo en http://albordedetucama.blogspot.com.es/
    M.

    ResponderEliminar
  16. Tanto tiempo sin leernos, como estás? Paso para informarte por si eras alguien que no sabía que me he mudado (anteriormente ezequieltoscani.blogspot.com.ar) a http://simplementematt.blogspot.com.ar/ . Te mando un beso y estaremos leyendonos!!

    ResponderEliminar
  17. Que si nos sacan una o dosmil putas lagrimas, ¡pues que lo hagan! pero que lo hagan bien y que si es predescible el hecho de que "eso tenía que pasar" que por lo menos la historia valga la pena. Permiteme ser efusiva, pero esto tiene que ser así, o lo escribo o te lo vomito, "eres so fuckin hermosa".
    =* besos.

    ResponderEliminar