16 de noviembre de 2013

No te vayas.

"Las cosas suceden poco a poco y nos damos cuenta de repente". Es lo que pasa, la vida. Van pasando las horas, los planes, los pensamientos, los fines de semana... hasta que todo cambia. Incluso tú. Y no importa cómo te pongas, no importa que la nostalgia te inunde con el ayer, ni que prefieras el hoy, ni que tengas un montón de fotografías escondidas en alguna de esas cajas repletas de recuerdos que no estás dispuesto a olvidar. Podrás recordar todo lo que quieras, pero el recuerdo no será más que eso: recuerdo. Y como dejes que pese demasiado terminarás convirtiéndote en una de esas personas que viven en presente, pero sin presente. Viviendo de una ilusión que no existe más allá de tu cabeza, pensando en un ayer que probablemente ni siquiera ha sido como tú lo recuerdas.
Ayer sucedió. Escribí uno de esos mensajes de cumpleaños a una de esas personas que en su día fueron importantes y hoy, simplemente, están ahí. Y pensé en todas las hormigas que en su día fueron gigantes. Malditos desconocidos con caras que "te suenan" porque están en todas tus fotografías del pasado. O que aparecen en forma de fantasmas cuando escuchas alguna canción, en las sábanas de tu cama cuando hace frío, en las sonrisas de alguien que sonríe exactamente del mismo modo en que ellos sonreían. 
Supongo que por eso no puedo evitar aferrarme a ti. Tiene que ser por eso. De ahí vienen las idas y venidas. No es porque necesite transformarte en palabras para tener algo que escribir, tú siempre has sido mucho más que palabras. Es porque, si paso página, si dejo que tú la pases... si algún día te vas. Si yo me quedo sola. Si necesito llamar a alguien, pero no sé a quién. Si te necesito y no estás. O no quiero que estés. Si me convierto en uno de esos errores reversibles que uno puede remediar, en ese "no fue para tanto" tan habitual... Que sí, que tengo miedo de perderte. Y entiéndelo. Yo siempre me he sentido completa porque tú estabas ahí. 

18 comentarios:

  1. Cé, que linda declaración de amor con tintes de desamor...La vida pasando, pero es porque nosotros nos quedamos atrás, atados a recuerdos que se transforman en presente, ignorante de que nosotros mismos creamos todo los que nos sucede, de manera consciente o inconsciente esa así, y ahí nos quedamos entrampados, sin querer salir.
    Que se desea mas, que esa persona vuelva o que desaparezca definitivamente? mm obviamente nunca desaparecerá, se queda ahí por siempre, y solo queda acostumbrarse a eso.
    Aveces sé se siente como una chica tierna...
    La canción es demasiada buena, perfecta para tu texto, me encantó..¿otra coincidencia musical? :)
    Bendiciones para Arizona ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Pero nunca te quedas conmigo y tampoco te marchas del todo".

      Eliminar
  2. El miedo a que pueda pasar lo mismo que con otras personas se vuelve aterrador, y aunque finjamos con el tiempo eso se agudiza. Al igual que existe el miedo también existe la valentía, y en este caso ser valiente significa vivir el presente y sobre todo afrontar que el pasado no vuelve.

    Como siempre, me encanta leerte. Y perfecta la canción.
    Un abrazo enorme Cé!

    ResponderEliminar
  3. No había reconocido el blog, he tenido que mirar el nombre jaja te ha quedado precioso.
    Es bonito sentir algo así, aunque sea hoy y no sepas qué va a pasar mañana.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Normal, el diseño no es mío, yo jamás sería capaz de hacer algo tan elaborado :)
      Gracias bonita.

      Eliminar
  4. "Que me ha salido fuego de nombrarte..."

    Todos tenemos una o varias personas a las que si no nombramos, no podemos definirnos. Y joder, si se van, que no lo hagan lejos.

    Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Si se va me muero", piensas. Aunque sabes que en realidad sobrevivirías. Pero quizás moriría un trocito pequeño...

      Eliminar
  5. El "no fue para tanto". Otra de las mentiras más grandes jamás inventadas...

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Muchas veces, como bien has dicho, nos aferramos a alguien por miedo a perderle, o por miedo a perdernos a nosotros mismos. Todas las personas que han sido importantes en nuestra vida, para bien o para mal, nos cambian, por poco que sea.
    Y, en ocasiones, es peor el sentimiento de haber perdido una parte importante de ti, que el mismo hecho de perder a esa persona.

    ¡Un besín!

    ResponderEliminar
  7. El que se quede o el que se vaya lo sabrás cuando llegue ese momento, si tiene que llegar. Pero siempre es destructivo aferrarnos a algo que sabemos que no puede estar ahí, solo por el miedo y la angustia a quedarnos solas. Tarde o temprano tenemos que ser valientes y levar anclas.

    Siempre queda algo de esa persona, hay que vivir con ello. Y quien sabe, quizá el tiempo vuelva a cruzaos y entonces sea mejor que antes.

    Besito

    ResponderEliminar
  8. Hay personas que pasan por nuestra vida, se quedan un rato y luego se van. A veces me sorprendo soñando con alguna antigua amistad y me despierto pensando en qué debe ser de su vida y lo mucho que compartimos en el pasado.
    Pero cuando nos topamos con una persona que nos hace sentir "completas", deseamos que ese alguien no pase de largo. Si ese sentimiento es mutuo es bastante difícil que pase.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  9. Es triste cuando alguien tan especial está en ese apartado de los recuerdos que son solamente recuerdos, que ya no se repetirán. Lo suyo sería que estuviese entre las cosas que recuperar a no mucho tardar porque si no simplemente será como los juguetes o los peluches de la infancia que se guardan en algún armario y que cogen polvo mientras los tenemos ahí por miedo a pasar página o como testimonio de un pasado que solo volverá en alguna ráfaga de recuerdo

    ResponderEliminar
  10. iba a escribir algo al respecto, pero con ese cantautor ñoño moderni se me ha venido un arrebato de odio de vísceras que ya no me acuerdo qué era... :P

    ResponderEliminar
  11. Describe lo importante de que algunas personas sigan siempre ahí, aunque decidamos olvidarlas por un microsegundo, porque cuando salimos de ese "olvido" si no están nos volvemos locas. muy bonito tu blog ahora!!!

    ResponderEliminar