7 de octubre de 2013

Y llora.

Era como una especie de algo que sobraba. Un sentimiento incapaz de expresar, incapaz de salir, incapaz de materializarse. Desconocido, inerte, vacío. Objeto no identificado. Dolor casi permanente. Como si, de repente, la hubiesen golpeando de tal manera que había sido incapaz de mantenerse en pie y, en el suelo, tuviera miedo a levantarse. Miedo a necesitar todo "lo de arriba". Necesidad. Cómo le asustaba esa palabra. Necesitar, que la necesitasen. No estar, que le faltasen. Compromiso. Vértigo. La simple casualidad de necesitar algo que no te conviene. Romper. Romperse. Romperse por romper. O romper por romperse. Complejidad humana. Acercarse a alguien siempre supone un riesgo. La primera norma de la independencia es "puedes llevarte bien con muchas personas, pero no permitas que nadie te conozca lo suficiente". Distancia (de seguridad). Aunque no haya peligro. Defiéndete antes de que te ataquen. Para por si. Que sólo tú puedas hacerte daño. Y háztelo, que el dolor está infravalorado, sobre todo como medio de motivación. Caos. Que duela la ausencia de dolor. Que duela mucho. Tiembla. Pasa frío de manera voluntaria: sólo así sabrás valorar el calor. Pide un abrazo con los ojos y apártate cuando te lo vayan a dar. Abstinencia. No habrá síndrome cuando te acostumbres. No habrá sentimiento cuando hayas perdido la capacidad de sentir. Y entonces sólo habrá automatismo, y quizás quieras volver atrás pero será demasiado tarde. Y no importará lo que quieras. Tendrás que encontrar otras maneras. Cuenta hasta diez. Hasta veinte. Hasta treinta. Si aún piensas lo mismo es que estás atrapada. Consigue que te quieran de manera inconsciente. Y entonces siéntete culpable. Una y otra vez. Por no encontrar un motivo para que lo hagan. Por no ser capaz de dárselo. Por querer y no poder o poder y no querer. Por haberte convertido en hielo mucho antes de. Ponle muchos nombres, pero siéntete culpable por destruir casi sin querer, casi sin tocar. Por ser incapaz de hacer todo aquello que a los demás les sale de manera natural. Por no querer lo que debes querer o lo que la gente quiere o lo que el mundo parece decirte que quieras. Por no entenderte. Por escribir para lograrlo. Por no saber si lo logras. Por dudar de todo. Por dudar de ti. Por no encontrar un puto motivo, por querer desaparecer. Y déjalo ya, que te vas a desangrar y a ver después quien te hace una transfusión.

16 comentarios:

  1. Sentí muchas cosas leyéndote; le puse énfasis a lo que creí que debía tenerlo y aminoré la marcha en las partes menos turbulentas. Me encantó. Se dicen muchas cosas en un texto bastante corto pero muy contundente.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Es ese caos el que te alimenta y te destruye.
    Es ese dolor y no otro.

    ResponderEliminar
  3. En otra época no te hubiera entendido, y pensaba que no podría compartir parte de ese caos. Hoy me he dado cuenta de que siento un poquito de todo esto. Y he sentido miedo porque he cambiado sin darme cuenta.

    ResponderEliminar
  4. Los algos siempre sobran, sólo cuando es mucho más conviene mantenerlo.

    Necesitar libremente, sin que implique una dependencia afectiva, no es malo, sólo que a veces duele.

    Fuerza.

    ResponderEliminar
  5. Muy lindo texto, cada vez me van gustan un poco mas los textos de Cé. Espero que lo escrito no sea un pensamiento y sentimiento intimo, porque sería una pena, dado de que creo que todos tenemos mucho para dar, para los demás y para si mismo, en tu caso, la comprobación de esto, es que existe "M" :) (a todo esto, viste,"M" también usa flequillo)
    El Miedo, sentimientos original, siempre son acompaña. Así, sin frases filosóficas, miedo a ser herido y a herir. Incluso miedo a cumplir nuestras propias expectativas, quizás sea el que mas asusta.
    El Caos de Cé, de cierta forma metódico, es interesante..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo lo que escribo es pensamiento o sentimiento, obviamente. Sino, ¿para qué voy a escribir? :S Tendremos mucho para dar, pero a veces no nos parecen cosas buenas, o al menos no la mayor parte de ellas. ¿Que existe M? ¿Qué M? ¿Qué flequillo? Creo haberme perdido, o no haberte entendido, o que tú no me has entendido.

      Eliminar
  6. este es uno de los textos que mas me ha gustado de todos los que te he leído, y no se por que, pero me parece diferente a lo que sueles escribir, pero me encanta. te atrapa tanta confusion

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Sí? yo pensaba que en el fondo era muy de mi estilo. Me alegro que te gustase :)

      Eliminar
  7. El hielo no mola; el caos sí, pero cuidado con una autofustigación excesiva; los demás también tienen su parte de culpa. Aquí nadie se salva...

    ResponderEliminar
  8. El dolor no es malo siempre y cuando motive, el problema es que un poquito más de la cuenta te deja roto y de ese círculo es muy díficil salir.

    A veces hace falta desangrarse de esta manera para quitarse peso de encima.

    Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que es difícil encontrar el punto exacto.
      Gracias :)

      Eliminar
  9. Si eres consciente de eso ya es un paso importante. Ese tipo de cosas solo cambian cuando te paso algo determinante en tu vida, algo lo suficientemente potente como para, sin darte cuenta (y esto es clave), se produzca un cambio; eso no es garantía de que pueda pasar, pero en fin. Por otro lado, como dice Desorden, cada parte tiene su culpa, uno es como es y ya está. Ese acontecimiento puede ser una persona o una situación. Supongo que como se dice en Lost in Translation, todos deseamos ser encontrados...

    ResponderEliminar
  10. Igual que la primera vez que te leí, tiempo después, siento la misma fuerza con la que tus palabras abren heridas y acarician por dentro hasta recomponer. Por entenderme.

    Un abrazo enorme, bonita.

    ResponderEliminar
  11. Desgradaciadamente, hasta los más 'cerrados' nos dejamos conocer por dentro las paredes, y eso a lo largo, pasa factura. Pero escondernos tampoco es muy buena opción ¿no?
    Se mojan los recuerdos en http://hazbrillaratusonrisa.blogspot.com.es/
    M.

    ResponderEliminar