13 de septiembre de 2013

Nota mental.

Una vez, hace un tiempo, me planteé dejar de escribir por las repercusiones que podían llegar a tener mis sentimientos en forma de palabra. Estaba cansada de tener que justificarme, explicarme e incluso pedir perdón por algo tan natural como sentir. Finalmente y después de un tiempo ausente me di cuenta de que era algo que no podía dejar de hacer: prefería ser fiel a mi misma que contentar a los demás. Era lo que había, y cualquiera tenía la opción de no leer. Hoy una amiga me ha pedido que publique uno de sus textos. Porque necesita compartirlo, pero no quiere exponerse a las opiniones/críticas ajenas. Publico el texto añadiendo que me parece realmente triste esa necesidad de cuestionar todo de los demás, triste a la par que real. Porque qué fácil es ver la paja en el ojo ajeno pero no la viga en el nuestro... 


Pasar página es tan sencillo como tú decidas hacerlo. De nada sirve ponerse trabas por miedo a olvidar y dejar de sentir eso que consideras especial. Lo fue, pero, con el tiempo, viene el cambio de perspectiva, la objetividad sin emociones y ahí es cuando realmente observas la realidad sin síntomas de ebriedad. Dos lo hacen y dos lo rompen, de nada sirve empecinarse y quedarte en esa página, el libro continuará siendo escrito sin ti. Así que coge tu pluma o smartphone, todo depende del postureo tecnológico del que quieras hacer gala, y comienza a redactar. 
Recuerda "dos lo hacen y dos lo rompen" si esto no funcionó no es por ti sino porque el tándem se rompió cuando el otro dejó de pedalear. La hostia que a todos nos duele, pero la costra que siempre cura. 


Quien algo quiere, algo hace. Si nada hace, nada quiere. 
¿No lo ha hecho? Ahí tienes la respuesta que tanto buscas.

Fin.


19 comentarios:

  1. Llevo todo el día pensando lo difícil que es en ocasiones "avanzar", cambiar el chip, cerrar puertas que ya chirrían.
    Algo me lo impide...y sin embargo es tan obvio...

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Interesante..tenía una opinión con varias idea sobre el texto, pero como tu amiga no quiere opiniones o críticas (por ese motivo borre el primer comentario), solo diré que me gusto el texto, y que tengo una opinión diferente de lo que es "dar vuelta la página"....
    Así que Cé no suele ser cordial con todo el mundo, solo con las personas con las cuales les nace serlo mmm pues era de suponer, lo pasé por alto, Cé usa flequillo..
    Bendiciones...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no es lo mismo que opine alguien desconocido a que alguien de tu entorno critique o juzgue tus sentimientos/comportamientos como creyendo estar dentro de la situación, cuando no es así.
      Obviamente no. ¿Qué tendrá que ver usar flequillo?
      Saluditos.

      Eliminar
  4. Es triste esa necesidad de cuestionar a los demás, ya lo creo. Pero precisamente por eso hay que saber diferencias las personas que te valoran por lo que eres y las que hablan por hablar. No me gusta que alguien tenga que esconder lo que siente, así que animo a tu amiga a que no lo haga. ¿Juicios? Seguro que ella acaba dándose cuenta de cuáles son los que merecen la pena, los de la gente que está a su lado.

    ResponderEliminar
  5. Lo entiendo perfectamente, tal vez por eso he sido medio anónima en Blogger hasta ahora, aunque cada vez menos.
    Aunque, contrariándome, he quitado entradas y textos demasiado "personales", porque llegué a utilizar mi blog como un diario.
    Y me estoy dando cuenta que no lo hice por los demás, sinó por mi misma, más importan los sentimientos plasmados en el texto que no el por qué de ellos. Aquí paro, que siempre me enrollo mucho jajaja.
    Lo que quería decirte a ti (y a tu amiga) es que, solo tenemos ésta vida para vivirla, así que mejor sin miedo ni vergüenza. Si a los demás no les gusta nuestra expresión, que se jodan. Y aunque sé que que te cuestionen es una mierda, que aprendan a no hacerlo, cada uno debe sentir lo que sienta y no tiene por qué esconderlo. :)

    PD:Muchas gracias por tu comentario, y la entrada es un poco desorden, tal vez por eso no te diste cuenta que en realidad me refería a que me había construido de sueños que se han hecho realidad, realidades que en realidad (perdón por repetir tantas veces realidad) son sueños o sueños que son realidades (?) ok, me estoy liando, espero haberme hecho entender. :)

    Un abrazo guapa.
    Destello.

    ResponderEliminar
  6. Y perdóname por hablar siempre tanto de mi misma en los comentarios TT es lo que me pasa cuando me identifico con algo en la entrada :')

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, me gustan tus comentarios :)
      Siento haber entendido mal tu entrada, culpa mía.
      Un besito.

      Eliminar
  7. Sólo he vuelto aquí a decirte que qué bonita eres. Y que algún día pienso ponerme las pilas con este blog. Y que te echo un poquito se menos. Y que no te avergüences nunca de tu caos.


    M.

    ResponderEliminar
  8. Esas dos últimas frases (antes del 'Fin'... :P) son pura filosofía dEsoRdeNada. Quien quiera peces, que se moje el culo...

    muà!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues las acabo de copiar y he decidido grabármelas, oye.

      Eliminar
  9. Qué dura y cierta es la respuesta que tanto buscamos y que nos negamos a ver. En el fondo lo sabemos, pero es que es tan fácil y cómodo autoengañarse...

    ResponderEliminar
  10. No te plantees dejar de escribir por eso, la gente siempre tiene algo que decir... me encantó el texto de tu amiga, sobre todo eso de "dos lo hacen y dos rompen" pues siempre es así aunque no queramos verlo...

    ResponderEliminar
  11. No deberías plantearte dejar de escribir por tener que justificarte. Al fin y al cabo éste es tu espacio, y si a alguien no le gusta es tan fácil como no leerlo.

    En cuanto al texto de tu amiga, me ha encantado y me he sentido bastante identificada. Dos no discuten, ni nada acaba, si uno no quiere. Las culpas no son solo de una persona. Puede ser que alguien no se comporte como es debido, pero la culpa también es del otro por permitirle ese comportamiento.

    Un besín! <3

    ResponderEliminar
  12. Es curioso, es más o menos lo que he escrito en algunas entradas pero condensado en unas pocas palabras; con razón muchas veces se me atragantan las palabras. Lo del tandem es muy buen símil.

    ResponderEliminar
  13. Eh, eh,¡ ni se te ocurra dejar de escribire! Acabo de descubrirte y escribes genial, así que espero poder seguir leyéndote. Este texto es el retrato de algo muy pero que muy cierto; si algo no funciona, mejor pasar página.Yo, por lo pronto me quedo por aquí.
    Un besito desde http://hoyvoyaescribirtesinningunmotivo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  14. Así, a modo general, es muy fácil y muy bonito decir "No, si nadie debe cortarse, uno debe hacer y decir siempre lo que siente", y yo siempre defiendo esa idea, pero siendo realistas es una utopía. A veces no estamos preparados para aguantar juicios ajenos porque ya tenemos bastantes mierdas en la cabeza como para que nos metan más. No es por los demás, sino porque a veces no estamos lo suficientemente fuertes para superar según qué cosas. Supongo que es un tema controvertido a la par que complicado, pero a veces es una actitud perfectamente comprensible el "encerrarse".

    ResponderEliminar
  15. De cualquier manera siempre es mejor expresarse que guardárselo todo dentro, aunque sea simplemente poniéndolo todo por escrito y no publicarlo en ninguna parte, a modo de un diario tradicional. Hay muchas cosas que parecen mundos en nuestra cabeza y que cuando las vemos escritas ya sobre el papel pueden resultarnos mucho menos graves de lo que parecían

    ResponderEliminar