11 de agosto de 2013

(Podrían llamarse dudas)

Dicen que a veces todo es cuestión de tiempo, pero a mi eso del tiempo se me da fatal. Yo más bien tengo un talento innato para complicar las cosas, enredar los hilos, alimentar las dudas. Pero es que siempre he sido demasiado impaciente, y sino que se lo digan a aquella monitora de yoga que pretendía que respirase, cerrase los ojos y déjase de pensar durante veinte segundos seguidos, y a los tres minutos y medio que aguanté dentro de su clase antes de salir, tragándome incluso la vergüenza. Yo soy más de golpear mis miedos sin llegar a matarlos del todo, quizás porque me he acostumbrado a convivir con ellos, quizás porque la compañía me aterra más incluso que la soledad o igual resulta que en el fondo es lo mismo. Incoherencia ha decidido quedarse a vivir más allá de mis letras, en cada rincón de mi cabeza. Me pierdo, me rompo y en cierto modo, sigo estando entera. Y entonces recuerdo cuando alguien me dijo por primera vez que le parecía fragilidad y fortaleza - y todas las veces que me lo han dicho desde entonces -, pero es que cuando siento me desarmo (y cuando no siento, me desarmo también porque anhelo sentir, no hacerlo es casi como volver a estar muerta). Ojalá el amor de mi vida llevase mi nombre escrito en su cabeza, y pudiera olerlo y supiera "Es aquí", y no tuviera que debatirme entre quizás y ojalás, temiendo la idealización de algo que podría parecer perfecto, pero también podría serlo. A veces no sé si cierro puertas o dejo demasiadas abiertas. Pero ahora mismo encontrarme me supera.





26 comentarios:

  1. Cé..Me gustó tu texto, se siente sincero, fraseas y unes muy bien, mezclas una acción cotidiana envuelta en alguna reflexión..y no solo en este texto, si no en varios anteriores..
    Ahora, me surge la duda, una persona segura no es alguien de cierta forma conformista? independiente de sus logros, digo yo..
    El verdadero sentido de la vida es llegar a conocerse uno mismo, la felicidad es solo una utópica finalidad, pero que aveces nos la topamos brevemente como un grato y necesario "accidente"..me acaban de decir eso, que opinas tu?...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los halagos :)
      Llevo un ratito pensando, pero no termino de ver relación entre seguridad y conformista. Para mi conformista es alguien que no se plantea metas, que no quiere más de lo que tiene, o que si quiere algo pero no puede conseguirlo, se resigna. Una persona segura es alguien que sabe que el camino que sigue es el correcto, sí que se plantea objetivos, y sabe que puede lograrlos, y se esfuerza por conseguirlos. Tener seguridad no implica necesariamente conformarse. Alguien seguro es alguien que se conoce (bastante) bien. De hecho, no me considero conformista pero sí segura en la mayoría de los ámbitos de la vida, la mayor parte del tiempo.
      Una amiga me dijo una vez que la utopía era aquello que siempre estaba por delante y te ayudaba a caminar. Que todos teníamos ese "algo". Supongo que tenía razón. La felicidad, como el amor y como tantas otras cosas me parece algo demasiado abstracto para definirlo, pero conocerse a uno mismo y aceptarse ayuda a esa felicidad, aunque no lo es todo porque el entorno y las circunstancias siempre van a, en parte, determinarnos, y como ya te dije uno puede ser más o menos optimista, pero un negro no se puede volver blanco de repente sin caer en el autoengaño.

      Eliminar
    2. Cé..tienes razón en como defines que es ser conformista y que es ser alguien seguro..pero yo lo que quería decir, es que veo que la mayoría de la gente cuando se siente segura, tiende a conformarse, a quedarse "pegado" en ese momento..y no solo lo veo en mi ambiente, si no en la mayoría de la gente..osea, hablaba de forma general..ahora, me alegra saber que no eres de ese tipo de personas, que siempre quieres aspiras a algo mas, y eso se nota claramente al leerte...Ahora, al parecer en lo que nunca nos vamos a estar de acuerdo, es en el hecho de las situaciones o circunstancias de la vida XD..porque yo creo que todo lo creamos nosotros..y es obvio que un negro no se pude volver blanco, pero si lo desea como debe desearse, puede llegar a ser el presidente del país que domina al mundo o bien puede ser el hombre mas veloz del mundo, o no? :) Así como tú puedes llegar a ser la mejor publicista de España, o no?..si se puede Cé, piénsalo :)

      Eliminar
    3. Creo que hablamos de diferentes tipos de seguridad. Tú te refieres a sentirte seguro en un lugar, en una profesión, en una situación en tu vida en definitiva, pero relativo a las circunstancias. Yo hablaba de la seguridad personal, y la seguridad personal siempre te hace avanzar, porque al fin y al cabo crees que puedes lograrlo.
      Sin duda, no nos vamos a poner de acuerdo por mucho que mantengamos este debate eternamente en diversos posts. No me refería a que una persona negra se volviese blanca, sino a que es cierto que algunas cosas "malas" si las miras con perspectiva pueden parecer no tan malas, pero una desgracia (lo negro) es una desgracia, se mire por donde se mire no puedes convertirlo en blanco, por mucho que algún libro de autoayuda trate de decirte lo contrario. Al menos, así es como yo lo veo. De lo último que has dicho, te vuelvo a decir lo que ya te dije anteriormente: lo que quieres no siempre es lo que puedes, porque hay unas circunstancias que te condicionan. No digo que te determinen, ni que todo esté escrito. Es probable que yo pueda ser la mejor publicista de España, pero un tercermundista que nace con sida no podrá ser premio novel en medicina. La realidad es como es, y hay que aprender a aceptarla, de colores cuando es de colores y gris y negra cuando y dónde lo es. No hay más.

      Eliminar
  2. No hace falta decirte que escribes genial porque lo sabes de sobra,
    La verdad es que el amor es algo muy debatible, y no sabemos si lo que elegimos es lo verdaderamente correcto.
    Disfruta del verano, guapa! Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hacía tiempo que no leía algo escrito tan puramente desde el sentimiento y, almenos a la vista, recatado y armonioso por naturaleza y no por dedicación, gracias a estar escrito directamente de lo que se siente, como ya he dicho antes.
    Me ha gustado mucho, por aquí sigo de vez en cuando.
    La antigua Destello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias antigua Destello. Me alegro que te guste :)

      Eliminar
  4. Muy bien relatadas todas esas dudas que a veces rondan por nuestra cabecita y no sabemos si queremos encontrarnos o perdernos mas... No sabemos si salir a la superficie o seguir nadando bajo esa piel que nos quema y que no queremos que nadie se acerque a nosotros por miedo a herirle...

    Un besito

    ResponderEliminar
  5. Me he sentido completamente identificada. Muchas veces desearía dejar de sentir, pero cuando no se como calificar mis sentimientos me siento completamente perdida. Y en cuanto a lo de las dudas, creo que todos las tenemos al conocer a alguien y preguntarnos si es la persona adecuada (que de momento yo tampoco creo haberla encontrado).

    Un besín!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando no entiendo muy bien un sentimiento me asusto el triple. A veces calificar las cosas es necesario, sin duda.

      Eliminar
  6. Creo que todos somos fragilidad y fortaleza, en mayor o menor cantidad de cada una según las ocasiones que se nos presenten y nos pongan a prueba.

    Encontrar el amor nunca es fácil porque no depende únicamente de nosotros y también son frecuentes los casos de amores que no cuajan porque la otra parte no siente lo mismo que nosotros y a veces somos nosotros los que no sentimos lo mismo que la persona que quiere convertirnos en el amor de su vida.

    Y si se da el caso de la bendita correspondencia de ti y la otra persona, la inseguridad también puede aparecer haciéndonos pensar en si será para mucho tiempo o si se acabará, de ahí tiene que venir la fortaleza de luchar y no dejarse llevar por la inseguridad

    ResponderEliminar
  7. pufff me hallo en las mismas, decidiendo si cerras puertas o abrir incluso las ventanas

    uno nunca sabe que debe hacer, es mejor dejarse llevar que arrepentirse de no haber hecho

    muchos besos

    ResponderEliminar
  8. Creo que deberías dejar de pensar en esas cosas. Sé que es difícil, porque cuando una persona esta acostumbrada a tener esos pensamientos día sí y día también se hace complicadísimo despojarse de eso. Tal vez, lo suyo sería dejarse llevar y no tener ese tipo de pensamientos. ¿Qué más da si has dejado (o no) puertas abiertas o cerradas? El tiempo las cerrará o las abrirá y se encargará de ello. (Sé que no te gusta lo del tiempo, que se te da muy mal y no crees en esa expresión, pero no encuentro ningún otro factor que pueda llevar a cabo el mismo trabajo que hace el tiempo).

    No intento dar ánimos ni decirte qué debes hacer, simplemente es mi opinión y mi comentario acerca de ese estado de ánimo, porque a mí también me ha pasado durante mucho tiempo, pero he aprendido a apoyarme en algo que me reconforte cuando estoy así y, así, poder olvidarme de eso.

    ¡Qué pases un buen día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dejarse llevar no es incompatible con pensar, al menos en mi caso. Al contrario, te hace pensar más, antes y después. Y a veces llega un momento en el que uno tiene que hacerse ese tipo de preguntas... por si mismo, pero también por los demás.
      (Y sí, tienes razón en que a veces el tiempo es lo único que se nos ocurre. A mi también me pasa, aunque no me guste).

      Eliminar
  9. Asi son nuestros pensamientos cuando no tiene limites de velocidad y van cargados se sentimientos que buscan algún tipo de razón.

    El mundo es un caos... solo dejate llevar.

    ResponderEliminar
  10. Menos en lo de estar haciendo una clase de yoga, podría suscribir todas las demás letras puestas en el mismo (des)orden...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he podido evitar imaginarte en clase de yoga :)

      Eliminar
    2. siempre imaginándome; qué chica...

      ;)

      Eliminar
  11. Me ha encantado tu entrada y tu blog :) Te espero en el mio:) Te estare leyendo, ahora tiene una seguidora màs ♥

    ResponderEliminar
  12. y no te da por pensar que quizás no exista ese algo perfecto, y que la vida se componga de esos quizás y de ojalas y de errores y sentimientos que se acaban frustrando? (yo lo pienso a veces y me horroriza la idea, la verdad) de todas formas, si existe no creo que encontrarlo sea cuestión de paciencia, si no de no esperar nada hasta que surja una casualidad. si tiene que ser, se desenrollaran los hilos y se resolverán tus dudas, o puede que encontrarlo signifique mas dudas y revoluciones internas, no se, una mierda todo
    .
    te digo todo esto pero no me lo aplico, es complicado no vivir esperando e idealizando, idealizar es inevitable, por lo menos para mi, surge de la propia necesidad de sentir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces me da por pensar en si eso del amor - en el que a mi me gusta creer, claro - no es más que una utopía y el máximo grado de sentimiento es la pasión del principio que desemboca en la rutina del final y que, bien llevada, incluso sin fuerza, puede llegar a merecer la pena. Que el roce, la costumbre y la afinidad hacen ese amor. Acto seguido me olvido de todo eso porque me parece demasiado triste. Coincido en que es algo que surge por casualidad, sí.
      Decir cosas y no aplicárselas es tan humano... (Soy la primera que lo hace).

      Eliminar
  13. La vida entera está llena de ese tipo de dudas, ojalá todo fuera más fácil pero supongo que ser libres conlleva ese estado de duda constante.
    Una mezcla entre "fragilidad y fortaleza", bonito oxímoron.

    Besos :)

    ResponderEliminar
  14. Es mejor ser mezcla, pues supongo que al final todo compensa.
    No necesitamos buscarnos para ser felices, personalmente prefiero encontrarme por sorpresa.
    Estrellas llenas de esperanza desde http://hazbrillaratusonrisa.blogspot.com.es/
    M.

    ResponderEliminar
  15. Si estás buscando algo no cierres puertas ni ventanas, deja que todo pase hasta que te des cuenta de que has encontrado lo que buscabas.

    (besos desde el ártico)

    ResponderEliminar
  16. Yo también idealizaba mucho a ciertas personas, a chicas que me gustaban, pero después uno se da cuenta que es gente que también mete la gamba como uno mismo y bueno, que obviamente no eran perfectas. Esto es una perogrullada, ya lo sé, pero lo que sí es cierto es que cuando quieres a alguien aceptas esos defectos porque te compensa lo demás, y eso es incluso más bonito que idealizar (por lo menos para mí). La paciencia a veces se adquiere poco a poco, pero bueno parece obvio que cuando menos eres impulsiva :) Sentir de manera profunda nos desarma a cualquiera, y si quieres a alguien pues más todavía. Cómo condensas las cosas jodía, y aunque me repita, no es para nada sencillo hacerlo así. Biquiños guapísima.

    ResponderEliminar