16 de agosto de 2013

(Ebullición)

Hace poco leí que la poesía servía para escribir las cosas que uno no entiende. Quizás debería plantearme seriamente eso de hacerme "poeta", pero siempre se me han dado fatal las rimas, o el tratar de encajar palabras buscando crear belleza, o encontrar el orden universal entre mis letras. Yo siempre he sido más de caos e impulsividad, de vomitar frases sin sentido, cohesión ni, muchas veces, coherencia. Tendré que seguir escribiendo aquello que no entiendo en prosa. Escribirme en prosa (y con mala letra). Tan desastre como yo, casi siempre epicentro de todos los terremotos que me rodean.
Hoy estoy confusa, y es que a veces no sé si quiero quedarme o quiero marcharme, si quiero avanzar o retroceder. Quizás no me gusten los paréntesis por si quiero quedarme a vivir en ellos y me planteo esas preguntas de las que probablemente no quiero conocer la respuesta. Es como si vives en una burbuja: no puedes echar de menos el mundo exterior. Me gusta tener opciones pero si existiera un único camino con una sola dirección no tendría que pararme a elegir, algo que me resulta infinitamente complicado, sobre todo teniendo en cuenta que no soy de esas personas que se odian a si mismas cuando toman decisiones equivocadas. Me duele el verbo recordar porque a veces me tiñe de nostalgia, y no quiero vivir atrapada en un sentimiento que probablemente siempre esté ahí, pero eso no significa que constantemente lo vea. Mi cabeza hace de las suyas clasificando los miedos que he conseguido entender para después ser consciente de que la comprensión casi nunca soluciona las cosas. Lo entiendes y ya está, no hay más, sigue asustando incluso cuando tratas de racionalizarlo, porque para eso el miedo es irracional. Lo complicado en mi es que pocas veces soy capaz de distinguir la palabra tristeza del sentimiento feliz. Quizás los polos opuestos terminen convergiendo, como si toda la vida fueran círculos y del blanco al negro tan sólo hubiera un parpadeo. Los tonos grises se me dan fatal, casi tan mal como las despedidas, decir adiós o no hacerle caso a un instinto, aún cuando "destrucción" está escrita en la señal del principio del camino.

24 comentarios:

  1. Es verdad que todos lo miedos son irracionales y que, por mucho que lo entiendas, siguen estando ahí para acecharte.
    Yo le tengo miedo a las alturas, por ejemplo, y como vivo en una isla tengo que coger más de una vez el avión porque además estudio en la Península y entendí que no eran las aviones las que me daban miedo sino las alturas, pero me he quedado igual, a menos que me tome algún medicamento que me haga dormir, no hay manera de espantar ese miedo.

    ResponderEliminar
  2. Yo le tengo mucho miedo al agua, tener miedo es normal..

    ResponderEliminar
  3. Yo tengo miedo de quedarme sola... Tengo mucho miedo de eso. Tanto que ni siquiera me apetece hablar del tema. Siempre esta ahí. Ese miedo.

    Quería decirte que me identifico en el primer párrafo que has escrito. Yo también quiero escribir poesía pero no sé cómo. Tengo miedo de hacer algo demasiado chapuza. Tampoco se me da bien dar belleza a las palabras. Solo una cosa, para hacer poesía no hace falta que rime. De hecho, la mayor parte de la gente que se adentra en ese mundo, lo hace sin rima. Simplemente tienes que soltar lo que tienes dentro en verso y paalbras suaves. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es complicado librarse de los miedos, incluso sabiendo por qué te asusta, o por qué le temes. Supongo que como me han dicho por abajo hay que aprender a restarles importancia, a olvidarlos el mayor tiempo posible y a convivir con ellos, en definitiva.

      No, no, yo la verdad es que no quiero escribir poesía. No es mi estilo, sin más. Escribir no me parece un fin, sino un medio, y la poesía es el fin (o al menos, así lo veo). Sin embargo, leí en un libro que "La poesía es la forma de las cosas que no tienen forma", y que servía para explicar lo que no podíamos explicar de otra manera, y pensé que quizás si sí fuese mi estilo así podría deshaogarme sin ser caos. Creo que, para variar, me he explicado fatal. De todos modos, si quieres hacer poesía seguramente no sea tan complicado :) no harás una chapuza.

      Eliminar
  4. ¿Por qué algunos nos complicamos tanto la vida? A veces parece que los demás, la gran mayoría, no quieren (o no saben) hacerse determinadas preguntas y sólo siguen el camino marcado por las ovejas que van delante. Miedo al fracaso, por terminar en el punto de partida habiendo malgastado el esfuerzo. Miedo al éxito, porque quizá no es como esperábamos que fuese, y aún quede vacío (o caos) en nuestro interior.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si algunos nos complicamos más que otros, o de otro modo, o si todos lo hacemos pero no somos conscientes... yo que sé. Preguntas que no tienen respuesta.

      Eliminar
  5. Cé, siempre intenta encontrar respuestas a todo?..suelo pensar que la mayoría de las veces las respuestas no existen, y solo nos tenemos que quedar con lo que creemos o incluso con lo que solamente sentimos...los miedos son parte activa de nuestra vida, un eterno compañero de viaje, quizás lo correcto sería aceptar los miedos y no tratar de combatirlos...Yo suelo muchas veces "hacerme mierda" la cabeza pensando en algo, en alguna decisión que debo tomar, y cuando me canso de hacerlo, simplemente asumo que la respuesta es hacer lo que uno tiene que hacer, dejando de lado los miedos y aceptando que posiblemente en esa circunstancia el error sea el acierto..
    Súper complicada la mente de Cé XD Obvio, es la mente de una chica inteligente, bien por eso!

    Pd: No debería de explicar esto (me encantan los paréntesis) pero lo del "negro y blanco" de la entrada anterior, si logre entenderlo como un ejemplo, metáfora o como deba decirse, por eso mismo comente con otro ejemplo.. Y definitivamente sí, siempre vamos a tener opiniones diferentes.....mmm por un comento, pensé que la chica del video, era Cé :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cé siempre intenta encontrar respuestas a todo, sí. Y seguirá haciéndolo, seguramente. Quizás los miedos sean imposibles de destruir del todo, y a veces son importantes, y es "bueno" tener miedo porque nos hace prudentes, pero aún así tratar de combatirlos me parece humano. No son tan malos siempre y cuando no te paralicen, pero aún así, "agobian".
      Ok, me alegro de que lo entendieras entonces.
      Jaja, nunca me verías a mi cantando (por suerte para ti). No, no soy yo :)

      Eliminar
    2. Cé mmm creo que por fin concordamos, no tengo nada que rebatirle a tu comentario XD...Mejor así, porque no me gusta debatir para ganar siempre XD (Broma)..Y no creo que Cé tenga mala voz...

      Eliminar
    3. Te confirmo que cuando Cé canta llueve hasta en el otro lado del mundo. Eso significa que canta mal, muy mal.

      Eliminar
    4. Luis, Jiji,jaja. Muy buena la broma ;)

      A,
      (Gracias. ¿Lo de la A es de amor? He pensado que podríamos conocernos algún día)

      Eliminar
  6. Hacer poesía no es lo mismo que escribir un poema. La poesía es la vida y el poeta busca la manera de materializar, de evocar, de transmitir valiéndose de la rima, la prosa, incluso de un lugar o una persona(Octavio Paz, El arco y la lira, 1956).
    De lo que yo tengo miedo es de perder la memoria.
    Me gusta mucho tu blog, tienes una fuerza comunicativa impresionante. Te leo.
    Saludos
    ...azya...

    ResponderEliminar
  7. A mi también me gusta buscar respuestas a preguntas sin respuestas... aunque aún así sigo buscando a sabiendas que no encontraré nada pero que se le va a hacer.

    Besos con cianuro.

    ResponderEliminar
  8. Yo creo que una parte importante de superar los miedos, consiste precisamente en eso, en entenderlos, comprenderlos, aprender sus puntos débiles para poder finalmente enfrentarse a ellos. Aunque sean irracionales, hay que darles la vuelta, hay que encontrar su causa para ponerles su fin.

    En cuanto a lo de la poesía... no te preocupes, creo que hoy en día no hace falta saber de métrica o de rima para escribir lo que no entiendes, o lo que ebulle en tu interior. Solo hay que dejarlo salir, como tú bien haces en esta entrada ;)

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces aunque entiendas la causa el miedo sigue estando ahí.

      (Gracias)

      Eliminar
  9. Vengo tarde... así que ya habrás tomado dirección (supongo)
    Las burbujas de la ebullición explotan en seguida y son libres... así que sigue el camino que quieras, será el acertado :)

    Besos abisales

    ResponderEliminar
  10. Siempre intento escribir poesía, y siempre me parece un fracaso. Y yo también me odio cuando tomo decisiones equivocadas. Y lo cierto es que, creo, me equivoco más que acierto. Por ser impulsiva.
    De todos modos, si te vas, es raro que no puedas volver. Lo difícil es que te quedes y tengas más adelante la misma oportunidad para irte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo pienso que es complicado saber cuándo uno se equivoca. No podemos saber como habría sido si... y por lo tanto, quizás hubiera sido peor. Al menos me gusta pensar así.
      Con eso último no estoy de acuerdo. A veces uno se va y no hay vuelta atrás...

      Eliminar
  11. Recuerdo cuando de cría en el cole me decían que tenía que escribir una poesía. Yo lo intentaba, pero siempre me salían frases demasiado largas. Es una de mis asignaturas pendientes pero siento que para expresarme necesito más palabras, aunque a veces no sepa cuáles.

    ResponderEliminar
  12. Pues perdona, pero la poesía no es cuestión de rimas, sino de evocaciones; y eso muchas veces se consigue mejor con un caótico texto en prosa 'tal com raja' (que diríamos en mi tierra), que con estúpidas frases que hagan ligar 'vez' con 'pez'. Así que a lo mejor la poesía no se te da tan mal como dices; y a los textos me remito...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, qué comentario más amor,
      te voy a regalar un colador ;)

      Eliminar
    2. ya sabes que soy adorable
      aunque me hagas rimas detestables...

      (el colador me vendrá bien, que ya sabes que soy muy de pasta... ;P)

      Eliminar
  13. Si te apetece leer poesía:

    http://celia-munera.blogspot.com.es

    A propósito, me encanta tu blog.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  14. Siempre me ha tirado más la prosa que la poesía, una frase con ideas bien expuestas y claras siempre me ha resultado más certera que la estrofa de un soneto. La poesía es difícil por aquello de combinar las rimas y de la musicalidad que eso exige, pero aún más difícil es hacer poesía buena de verdad, de la que perdura y va más allá del fuego de artificio que dura solo unos instantes.

    Hay que saber luchar contra esos tonos grises, siempre tan infinitos y tan propios de la vida. Mejor tratar de adaptarse a ellos y tenerlos de amigos que de enemigos

    ResponderEliminar