25 de julio de 2013

Hablemos de tragedias.

Hipocresía en el ambiente. Como siempre. A todos nos inunda la pena cuando está a suficientes kilómetros de distancia. Qué fácil es llorar a través de las palabras. Qué heroico parece apoyar las causas ajenas cuando no supone más esfuerzo que pulsar un par de teclas. Y que todo el mundo lo sepa, que hoy lo humano es apenarse por la tragedia. Lo contrario sería carecer de sensibilidad. Porque, ¿cómo va uno a preocuparse por los demás problemas del mundo habiendo habido nosecuántas muertes aquí, tan cerca? Mañana ya nos olvidaremos del descarrilamiento. Porque subirá el IVA, por ejemplo. Y nos quejaremos por ello, que es coherente, que es lo que toca. Hasta que pasado mañana se muera noséquién. A veces me pregunto si sabéis hacer las cosas sin necesidad de compartirlas. Y si las hacéis porque queréis, o exclusivamente para que se note que lo estáis haciendo. Yo que sé. Que con esto de las redes sociales todos nos estamos sacando el máster en eso de mostrar la mejor cara. Que sin apariencias nadie vale nada.

PD. Para que vuestra sangre sirva basta con donarla. No es necesario que lo sepan cien personas para que adquiera validez.
PD2. Algunas cadenas de televisión habrán seguido con su programación normal. Y vosotros, ¿no habéis seguido con vuestra rutina normal?
PD3. Que sí. Que es una tragedia. Pero hay cosas que no hace falta escribirlas para saberlas.

(No me malinterpretéis. No pretendo quitarle peso al asunto. Simplemente me enerva la exaltación de sentimientos a través de palabras con cero de actuación que las respalde. Y eso)

22 comentarios:

  1. Yo he llegado a ver a una chica preocupadíiisima por su amiga gallega que no daba señales de vida. Yo no la he escuchado hablar de tener amigas en Galicia en la vida. Y esta es de las que está todo el rato hablando de su amiga americana, si amiga sueca, su amiga valenciana...

    Yo sinceramente no he querido hablar mucho de esto porque ni me va ni me viene por mucha pena que me de (además del cabreo de poner las noticias y ver a los periodistas enchufándoles el micrófono en la cara a personas llorando desconsoladas porque le acaban de comunicar la muerte de un familiar). Es un poco como lo de Kony, creo. Todo el mundo lo comparte, dice la pena que le da (y no digo que no les de pena, pero que es muy superficial comparada con los que lo están viviendo), y se siente mejor persona durante un rato. Y luego a la semana ni se acuerda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, creo que es más o menos lo mismo que me pasa a mi. Me da mucha pena. Y además es Galicia, y está al lado de Asturias, y he ido mil veces a Santiago, y conozco gente a la que considero importante por allí.. pero me sentiría hipócrita compartiendo 800 twits al respecto (como si los twits sirviesen para algo) mientras sigo con mi rutina diaria y sabiendo que la pena que me pueda dar a mi no es comparable a la que tiene la gente de allí, o a los que han perdido algún familiar.
      Es un poco como cuando entierran a alguien que quieres mucho y ves a conocidos, a gente que quizás incluso ni siquiera tenía mucho trato en vida que parece estar súper-afectada, e inevitablemente una parte de ti siente cierta rabia porque es consciente de que ese dolor no es comparable a lo que tú tienes dentro, y te parece un poco hipócrita tanto pésame y tanto compromiso.
      Por otro lado me enerva lo efímero de las redes sociales en la actualidad, la importancia que se le da a cualquier cosa durante 24 horas y cómo se olvida al instante..

      Eliminar
  2. No te malinterpretamos... la gente que está allí, que ha ayudado y se ha volcado de aplauso... Los humanos tenemos una capacidad de olvido y anestesia impresionante, es cierto. Al que le toca no tendrá anestesia posible, esto es así...
    Estas cosas, con la pena que dan y el sentimiento, nos recuerda que hoy es un día que no debemos desaprovechar o dejar de sonreir...

    Besos abisales

    ResponderEliminar
  3. Yo ni me había enterado... como pasó ayer y no veo noticias no he sido consciente hasta entrar en twitter.

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. 100% de acuerdo. Cada vez me da más pereza lo de las redes sociales precisamente por ese exhibicionismo. Se están convirtiendo en un escaparate donde poner nuestra a la vista de todos nuestra cara amable, nuestras virtudes más admirables, nuestro carácter enrollado... pero la trastienda la seguimos teniendo llena de mugre que escondemos como si no existiera. La sociedad de las apariencias, la hipocresía y la inmadurez. Es vomitivo...

    (y, obviamente, lo de Galicia es una tragedia que deja tocado a mínimo que se tenga algo de sensibilidad y empatía, está claro)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dentro de lo que cabe, si quien quisiera mostrase esa mejor cara y quien no quisiera no lo hiciera, no sería tan malo. Lo peor de todo es que parece que si no te "unes a la masa" eres menos persona o algo así :S

      Eliminar
  5. Coincido plenamente en lo que dices, que es algo que yo he defendido en otros sucesos desgraciados y me han dicho que si era un insensible, especialmente en el caso de personas que solo se ponían emocionales "porque tocaba". Hubo unos años, cuando los atentados terroristas estaban a la orden del día en este país, que se puso de moda lo de decir "condena y repulsa" cada vez que había uno y así la expresión perdió todo su valor y se convirtió en lugar común cada vez que había un atentado. Como haciéndolo otra muesca más, no un acontecimiento único que había sesgado la vida de unas personas concretas. La cobertura informativa en este tipo de eventos suele ser muy hipócrita, buceando en el morbo al tiempo que se pide paz y comprensión. No es raro que esos informadores tan compungidos acaben haciendo chistes sobre el tema una vez que dejan de estar en antena, pero se ponen emocionales "porque toca" y todo el mundo tiene que estar muy triste, sin discusión, se sienta o no.

    Y por ello siempre ha habido mucho postureo con las desgracias, de mostrar mucha pena hasta que venga la siguiente desgracia y nos olvidemos de la anterior, como si no hubiera existido. Como dices, es el caso de los que van a entierros a mostrar su pésame por alguien que en el fondo no les importaba y que es algo que se ve en las redes sociales. Porque, como en el caso de los entierros, si no se muestran compungidos son unos cabrones insensibles, aunque los más cabrones sean los que lloran lágrimas de cocodrilo, de las falsas

    ResponderEliminar
  6. Hay gente que siempre va a necesitar cosas como éstas para darse a conocer y muchas otras tantas veces, aparentar algo que no es.
    Supongo que demasiada gente busca un poco de fama a costa de cosas tan desagradables como éstas. Ya se sabe, el mundo es una pena.
    Nubes turistas desde http://hazbrillaratusonrisa.blogspot.com.es/
    M.

    ResponderEliminar
  7. En las redes sociales hay demasiado maquillaje, muchas caretas, con el tiempo acabas distinguiendo cuánto hay de cierto, la verdadera cara siempre acaba aflorando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que estoy completamente de acuerdo, pero hay quien acaba creyéndose ser como su careta.

      Eliminar
  8. Bueno, no sé cómo será lo de twitter (siempre me he negado a tenerlo), pero en facebook la gente ha sido muy moderada. Cuando pasan estas cosas es normal que se te encoja un poco el corazón. Gran parte de mis contactos en facebook son gallegos y a nosotros esto nos ha tocado mucho, y más los que hemos hecho ese viaje taaantas y tantas veces, en concreto ese mismo día entonces ese tipo de cosas no las he llegado a ver (bueno, y mejor que no las haya visto). Supongo que habrá posers, pero he visto cosas peores que los posers que me han dado verdadero asco, como un gilipollas que dijo que 50 gallegos menos no le importaban a nadie... ahí sí que me hirbió la sangre. En fin... Biquiños guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo que por allí os toque más incluso, y como ya he dicho, es obvio que es una tragedia y a todos nos da pena, independientemente de la relación que tengamos con Santiago, por el número de muertos. Pena que, creo, ni siquiera es necesario comentar en voz alta. Yo más que nada lo que "critico" (Y no sólo de esto, sino siempre que pasa algo importante), es que la gente se enfada/apena mucho los primeros días, pero enseguida queda todo en el olvido. Y también que todo el mundo parece creerse experto en todo porque ha leído un par de twits al respecto. Y lo que nos gusta dárnoslas de "he ido a donar sangre para Galicia" o "llevo toda la mañana llorando por ello". En ocasiones me parece muy hipócrita, porque mucha pena pero has seguido con tu vida tal cual. Por supuesto, los que se dedican a hacer bromitas a costa de, deberían ser exterminados.

      Eliminar
  9. Eso pensaba yo, pero en una situacion tragica, cualquier palabra de apoyo es necesaria, una mirada, una mano, cualquier cosa vale para sentir que no se esta solo,
    aunque solo sea eso, vale, el apoyo vendra mas tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te voy a decir nada, porque nunca he estado en una situación así, pero la verdad es que creo que a mi no me gustarían palabras de apoyo, ánimo y demás. Como cuando se muere un ser querido. Creo que las condolencias por parte de terceros más distantes harían que me hirviese la sangre. Espero tardar en comprobarlo.

      Eliminar
  10. Cuando uno se saca los lentes de sol, ve las cosas no tan oscuras siempre.....

    ResponderEliminar
  11. Tienes en parte razón, solo decir que no veo normal que haya cadenas de tv siguiendo su programación normal cuando paso lo del descarrilamiento, me parece una falta de respeto por todas las familia que perdieron a algún ser querido. Creo que en estos casos es normal que durante unos días se haga eco de ''solo esa noticia'', es algo que impacta y que a la ''gente normal'' tiene interés por saber mas sobre el tema.

    Besos, Cé

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y si hay gente que quiere ver otras cosas para desconectar? Hay lugares dónde uno puede acudir a buscar información, pero no es necesario que absolutamente toda la programación se relacione con el suceso, mucho menos si lo que van a sacar son muertos. Imagina que pierdes un hijo ahí y cuando enciendes la tele para evadirte un poco ves a más muertos. No sé. Por otro lado tampoco podemos criticar que una cadena siga a lo suyo cuando nosotros también hemos ido a trabajar, etc. porque la televisión también es un trabajo.

      Eliminar
  12. Sólo puedo decir que estoy totalmente de acuerdo contigo

    ResponderEliminar
  13. Comparto tu opinión. Las redes sociales no hacen más que fomentar el postureo, la retórica y las frases huecas. Cuando el tema pasa de moda ya nadie se acuerda y a otra cosa mariposa. En fin, por eso paso de twitter...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi twitter me "gusta". Cuando me lo hice era muy diferente a como es ahora. Ahora a veces me enerva, pero no deja de ser un reflejo de la sociedad, aunque quizás algo llegado al extremo. Lo que me parece triste es como le decía a desorden, que haya quien piense que si no twiteas que te da pena es que no te da pena, que si no cuentas lo que haces es que no haces nada, etc. etc. Lo demás no es más que ser consciente de cómo piensa una mayoría de gente, aunque no lo compartas.

      Eliminar
  14. Tienes toda la razón. Cuando algo nos queda lejos, mucha gente finge preocuparse.
    Yo vivo en Mallorca, y estoy harta de ver como algunas personas comparten fotografías del accidente en facebook, como si eso fuese a ayudar en algo. Al igual que otras personas comparten imágenes del gran incendio que hay en la isla, pero nadie actúa ni intenta ayudar a los equipos de emergencia.
    En fin, no vamos a conseguir cambiar la mente de esas personas tan hipócritas, por mucha razón que tengas en tus palabras, que la tienes.
    Un besín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, las cosas no van a cambiar, pero a veces uno necesita sacar fuera su opinión. Yo es que me río un poco de la pena que nos da todo pero no hacemos nada. Como los que dicen: "Ai, a mi me encantan los animales y me da pena que los maten" pero se los siguen comiendo. Cada uno puede hacer pensar y sentir lo que quiera, pero que las palabras vayan de la mano con los actos, y tener la valentía de decir "A mi esto es que no me hace tanto daño aunque sea una tragedia porque no conocía a nadie en el accidente". Si de verdad llevases todo el día sufriendo y llorando como he llegado yo a leer por ahí estarías rumbo Galicia para colaborar en lo que fuera.

      Eliminar