5 de julio de 2013

Desnudo.

"-Yo... odio esto. No soy capaz de ser yo misma. No puedo confiar en nadie. Siempre estoy tratando de alejar a todo el que intenta acercarse a mi. Tú no sabes nada, absolutamente nada sobre mi. Insistes en decir que me quieres, pero en realidad esa Kotomi a la que dices querer no es más que una pequeña parte de mi."

(Crossheart)

Siempre hay una barrera difícil de traspasar. Es fácil sonreír. Es sencillo intercambiar opiniones. Contar qué cosas te gustan y cuáles te desagradan, qué objetivos tienes en la vida, dónde están las metas que pretendes alcanzar. Es fácil, incluso, hablar de los valores que buscas en las personas que te rodean. No duele desvelar tu nombre, tu edad, tu procedencia, contar en qué trabajan tus padres o cuál es tu libro preferido. Pero, ¿es suficiente? 
Yo soy de las que piensa que para alguien te quiera tienes que saber desnudarte. Mostrarle tus miedos, tus taras, tus defectos, tus incapacidades. Mostrar todo aquello que detestas de ti, lo que cualquiera podría detestar. Hablar de las partes de ti que no eres capaz de explicarte. Sin embargo, es complicado a la par que necesario. Si no eres capaz de ser tú mismo siempre terminarás huyendo cuando necesites quitarte el disfraz. Crearás una barrera más. Pero sin duda, es más sencillo no hacerlo. A veces, cuando no hablas de algo es como si no hubiera pasado en realidad. Aunque sólo sea durante algunos periodos de tiempo consigues esconderlo en algún lugar de tu cabeza. El problema es que siempre termina volviendo, siempre.
Conocía mis problemas. Sabía que me costaba abrirme del todo. Que me resultaba más sencillo mostrar mi mejor versión aunque eso supusiera arriesgarme a la posterior decepción, aunque hiciera que las expectativas subieran hasta límites que sabía que era incapaz de traspasar. Pero no sabía muy bien por qué era así. A veces pensaba que quizás el motivo era que no había conocido a casi nadie que mereciera la pena. Otras que, por el contrario, a veces intentaba hablar pero no me querían escuchar, quizás también porque eso lo haría más y más complicado. Las restantes me decantaba por el miedo. Miedo a que aún así, me siguieran queriendo; miedo a hacer daño; miedo a crear vínculos; miedo, en definitiva, a ser vulnerable, pero, ¿a caso no lo era ya?



(Quizás por eso me aferraba tanto a las personas que ya me conocían)

(Desde "Ángeles", Marwan no me había vuelto a enamorar de esta manera. En esta ocasión ha superado incluso mis expectativas. Y definitivamente he llegado a la conclusión de que me gustan las narices grandes)


22 comentarios:

  1. Todo lo que nos ha pasado, forma parte de nosotros y con mucho que queramos esconderlo o mantenerlo en secreto, debe de salir, por muy malo que sean esos problemas. Quién te quiere, te quiere con ellos y más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es ser capaces de dejarlo salir.

      Eliminar
  2. Cuando no hablas de algo, te come.

    ResponderEliminar
  3. Cuando quieres tener una verdadera relación tienes que mostrar todo de ti (poco a poco, no hace falta soltarlo todo en la primera ocasión).
    Yo tb tengo miedo de darme a conocer, de mostrar mucho de mí misma, porque cuando más desnudas tu alma, más fácil es que te hagan daño . Y quizá mi antigua relación no fuera tan maravillosa como yo la veía, pero tampoco quería verla mal porque me aterraba darme a conocer de nuevo, volver a pasar por todo el proceso de que otra persona te conozca bien y te entienda. Y también me asusta(ba) que esa persona que tan bien me conoce pueda volver a herirme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro. Cuando tienes una relación no quieres que se rompa, por muchos motivos. Uno de ellos es la ilusión, diría que el primordial. Cuando notas que los sentimientos se van apagando duele, y duele porque tú creías que no morirían nunca y están muriendo. Pierdes la ilusión. Pero sin duda, otro de los motivos es saber que si vuelves a tener algo bonito, tendrás que volver a construirlo desde el principio, y no es algo sencillo.

      Eliminar
  4. Tenía que nominar a 10 personas para entregarle un premio y una de esas personas has sido tú.
    Pásate por mi blog y solo tienes que seguir las pautas, no es gran cosa.
    Un abrazo. http://yamaravm.blogspot.com.es/
    Love.

    ResponderEliminar
  5. Conocer que eres vulnerable es un punto de partida para empezar a ser fuerte... pero realmente queremos ser fuertes y por tanto insensibles?? No sé...

    Ya se te ve en las actualizaciones, bien!!

    Besos abisales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estoy segura de que ser fuerte coincida necesariamente con ser insensible.
      Y sí, es que vuelvo a ser pública :)

      Eliminar
  6. Me ha encantado el primer párrafo. La verdad, yo creo que por mucho que no hables de algo, en tu mente siempre estará presente, y más si no lo has compartido con nadie más.

    Un besín!

    ResponderEliminar
  7. Minha mensagem de hoje
    espero de coração , que goste
    tem muito amor em tudo.
    Que ,Deus lhe de esperança
    para vencer todos os obstáculos.
    Plante em seu coração a semente do amor.
    Que ajuda a fazer feliz o
    maior número de pessoas possível,
    para ampliar seus dias risonhos.
    Que encha seu coração com a divina fé,
    para sempre .
    Que , seu Domingo seja de infinita paz
    junto com sua amada família.
    Beijos no coração afagos na sua alma ,Evanir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a este comentario he descubierto que soy capaz de entender una lengua que no había leído nunca XD. Portugués, supongo.

      Eliminar
  8. Una de las cosas que hay que tener bien claro en esta vida es con quien te gusta y con quien no te gusta compartir tu tiempo, qué te gusta y qué no te gusta de la gente (pero también cuales son nuestros propios defectos y virtudes, que todo el mundo los tiene). Pero, y hablo por mí también, aunque es algo muchas veces inevitable, las cosas y la gente que aparece en la vida que vale la pena aparecen cuando menos te lo esperas, casi nunca cuando estás más hundido. En cuanto a lo de crear vínculos, y tener miedo a abrirse, nos pasa a todos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que cada uno valora una serie de cosas en las personas, además de lógicamente afinidades y tener en común las cosas que para nosotros resultan importantes. El problema es que para conocer a las personas se necesita tiempo, y a veces es complicado saber quién es o puede ser importante. Yo me suelo fiar de la intuición, pero a veces temo equivocarme y descartar quizás cosas que podrían haber sido más si les hubiera dado la oportunidad.
      Y sí, está claro que todos tenemos miedos, pero también pienso que hay diferentes tipos de miedos y que algunos están más justificados que otros.

      Eliminar
  9. Este tío.
    Y tú.
    Y tú.
    Y este tío.
    Y joder, Cé, JODER. :)

    ResponderEliminar
  10. Siempre me he mostrado tal cual soy a la gente, que les agrade por lo que soy con todos mis defectos y no por lo que no soy.

    Quizás así poca gente estará a tu lado...pero todos buenos.

    Muchos besis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te desnudas de buenas a primeras? Eres un ser mitológico extraño.
      No es solo cuestión de defectos. Es cuestión de intimidades. No lo veo tan sencillo.

      Eliminar
  11. Y cuando uno logra desnudarse así con alguien, menuda liberación! No sé de qué me suena esa canción... ;P (y muy de acuerdo: me gustan mucho las narices grandes y marcadas, dan mucha personalidad)

    ResponderEliminar
  12. Por eso hay gente a la que le asusta desnudarse ante otros o que trata de evitar que otra gente se desnude. Por miedo a mostrarse sin tapujos, porque les hace sentir incómodos, como sucede con la desnudez del cuerpo.

    Me parece que esa desnudez de alma siempre es deseable, por lo que aprecias que alguien se desnude ante ti y por la confianza que te da para hacer lo mismo sin miedo. Es así donde se construyen las relaciones más fuertes, en esa honesidad, sin que un día tengas que darte cuenta de que la otra persona no es quien decía ser o tenía algo que ocultaba

    ResponderEliminar
  13. Cuando te desnudas se queda el corazón.


    Me he sentido bastante identificada, porque bueno, muchos tenemos este problema, más bien llamado "miedo".
    Yo, al menos, he pensado que la única persona que merece la pena que se quede a tu lado siempre ha sido la que ha visto tu oscuridad de más cerca, y la ha aguantado sin olvidar tu luz. Es muy importante, y parecemos sentirnos muy agradecidos por ello, al final.


    "cuando no hablas de algo es como si no hubiera pasado en realidad."

    Secretos. Esta claro que quien se esconde detrás de un muro creado por uno mismo los tiene.
    Cuando vuelven, es porque necesitan salir, pero ya a la fuerza, siempre ha sido como una botella de cava no? Cuando el gas empieza a hacer presión y sale disparado el tapón.
    Es bueno que salgan antes de acumular tensión en nosotros mismos, en el inconsciente, en nuestros gestos, nuestro corazón y nuestra mente. Nos crea conflictos internos que siempre salen a la luz y pagan otros y nosotros mismos.

    Acabando con un, déjate dañar y aprenderás, pero nunca imagines que te van a dañar, ni tampoco que lo harás tú, hay cosas por las cuales no podemos juzgarnos y hay otras que podemos cambiar, osea que quedémonos con esa parte no? La de equivocarnos y aprender, sino, sería demasiado aburrido hacerlo todo bien, y lo arriesgado siempre valió la pena, aún perder, porque siempre se gana algo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha gustado lo de la oscuridad y la luz. Para mi tiene mucho valor pensar en quien ha estado ahí siempre.

      Eliminar
  14. Me ha gustado mucho lo que has escrito. Yo también creo que para que alguien te quiera tienes que saber desnudarte y mostrarte con todas tus carencias y debilidades. Y eso no es fácil. Amar no siempre lo es.

    ¡Que canción tan bonita! me encanta su voz.

    Besos :)

    ResponderEliminar