18 de junio de 2013

Me quedé inmóvil, víctima de un conjunto de sensaciones que conocía, pero incapaz de averiguar qué las estaba generando. Por mucho que me empeñé en descifrar los códigos de mi cabeza, fui incapaz. Mezcla de rabia, insatisfacción, desconcierto, decepción, miedo. Desde el pecho hasta los pies, pero, ¿De dónde venía? ¿Cómo había llegado hasta aquí? ¿Dónde estaba? ¿Por qué no sabía cómo volver? ¿Qué me estaba sucediendo?
Decidí dejar de intentar contestar a mis preguntas pues no era capaz de conseguir más que agotamiento mental, y eso era justo lo que no quería. Por una vez en la vida necesitaba bloquear todas mis emociones y no supe cómo hacerlo. ¿Y cómo hago para encontrarme, si ni siquiera soy del todo consciente de estar perdida?



14 comentarios:

  1. las preguntas acaban agotando, y las respuestas no suelen estar casi nunca a la altura...

    (esa foto la he visto en una campaña de promoción para la lectura...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ni siquiera tengo respuestas.


      Debí haberla puesto tuneada ;)

      Eliminar
  2. Llega un momento en el que nos hacemos todas esas preguntas de vez en cuando y nunca sabemos muy bien cómo responderlas o las respondemos de una manera que será diferente en la siguiente ocasión en la que nos las planteemos.

    Quizá siempre estamos algo perdidos y nunca acabemos por encontrarnos del todo, o quizá lo hagamos cuando menos lo esperemos, en un momento en el ni siquiera nos hagamos las preguntas.

    Me gusta la nueva imagen, con ropa floral, libros y pierna descubierta. Remite a esas eternas tardes de verano con un buen libro en las manos llevándonos a otros mundos

    ResponderEliminar
  3. Tal vez no te hagas las preguntas correctas... aunque muchas veces éstas tampoco tengan respuesta.
    Si quieres encontrate te recomiendo "Brújula para navegantes emocionales" de Elsa Punset. Ojalá en la escula nos hubieran enseñado más inteligencia emocional y no tanta historia ;)

    Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo he leído :) aunque me gustaron más otros libros suyos, me gusto mucho. Y sí, deberían...

      Muá.

      Eliminar
  4. Siempre se intenta seguir el rumbo que te marca tu propio ser.

    Por eso llevas la C de caos.

    Muchos besis

    ResponderEliminar
  5. Hay momentos en los que no merece la pena ni intentar entendernos a nosotros mismos

    ResponderEliminar
  6. es posible bloquear emociones? yo si lo intento se me desbordan... no aprendí
    Besos abisales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo muchas veces lo consigo. Antes se me daba mucho mejor.

      Eliminar
  7. ¿Sabes? Este post me ha recordado uno de esos momentos en los que de repente te sientes fatal, horrible, pero no sabes por qué. Y tienes que ir reconstruyendo la cadena de pensamientos para localizar el que te ha provocado eso...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos a localizar el núcleo del error para encontrar su forma exacta y su composición... (8) (Si es que ya lo dijo Love of Lesbian)

      Eliminar
  8. Esto es como cuando estudias mucho tiempo seguido, como no descanses y te refresques no vas a encontrar las respuestas... Como me decían a mí de pequeño "ai cabesiña" xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando encuentro las respuestas me he olvidado de las preguntas.

      Eliminar
    2. Pues eso es lo de menos, porque lo importante son las respuestas.

      Eliminar