5 de mayo de 2013

Se agotaron las palabras.

Se agotaron las palabras, se apagó la ilusión. Se esfumaron los planes de un futuro y la esperanza de que fuera eso y no otra cosa. Yo quería, de verdad que quería. Por eso salté al vacío, aún sin tenerlo claro: porque tenía la confianza de poder salvarnos, pero no. El caos solo genera vacío y destrucción. Yo solo genero vacío y destrucción. Pero es que no me puedo encadenar si ni siquiera encuentro cadenas que no calcinen mis manos. Por eso decidí rendirme a mis impulsos y debilidades, dejarme llevar por el placer instantáneo como si no hubiera otra cosa en el mundo, aún sabiendo que quizás daría muchas vueltas para no llegar a ningún sitio. Asumiendo que quizás me iría descomponiendo hasta convertirme en nada. Pero es que jamás entendí por qué uno tiene que renunciar a sus deseos cuando al fin y al cabo no hay deleite mayor que dejarse llevar, ni por qué caer en la tentación es pecar, ni el motivo por el cual parece que nos dividamos en mitades que quieren ir por sitios diferentes dejándonos completamente rotos. 


(No me entendía yo. Y si yo no me entendía, ¿quién iba a entenderme?)




20 comentarios:

  1. El inicio de tu texto se ajusta demasiado a como me he sentido yo: Yo tb me lancé sin tenerlo claro, y los planes de futuro y la esperanza se hicieron añicos.
    Pero no hay que renunciar a los deseos ni al placer ni a los sueños, porque sino ¿qué nos quedaría?
    un beso

    ResponderEliminar
  2. Sé que volverás a levantarte como ya habrás hecho anteriormente, ten fe en ti.

    Yo confío en que lo harás.
    Seguro.
    Lo sé.

    ResponderEliminar
  3. Yo siempre he pensado que no es necesario que nos entiendan, que no es eso lo que pedimos.

    Siempre hay palabras, siempre.

    ResponderEliminar
  4. No sufras, yo te entiendo, you know. Definitivamente querer no es poder. ¡¿A qué idiota se le ocurrió ese refrán?! jajaja.
    Besitos Ed. (L)

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. querer no es poder, es cierto, pero a veces es necesario creer para ver...

    ResponderEliminar
  7. Bueno, dejarse llevar por los instintos puede estar bien hasta cierto punto, quizás llegues a al más que si no hicieras nada. La clave está en no dejarse llevar de más, porque el regreso de todo eso siempre es más complicado, cuando solo nos arrastran nuestros instintos es cuando vienen los problemas

    ResponderEliminar
  8. Dejarse llevar por lo que realmente se siente es casi lo único válido. Siempre adelante... ánimo.

    ResponderEliminar
  9. Lo malo de los instintos es que, para llevarlos a cabo, tenemos que ser conscientes de dónde acaba nuestra libertad y empieza la de otra persona. Tus instintos pueden llevarte a hacer algo que dañará a una segunda persona, y eso es lo que al final trae la decadencia y los problemas. Es lo único que has de evitar.
    A parte de ello, creo que nunca vamos a poder evitar rompernos de vez en cuando. Y muchas veces esas heridas generan cansancio, cansancio a la dependencia. Es entonces cuando decidimos pasar del amor al placer, que a simple vista es más sano, pero también puede ser increíblemente destructivo.

    Yo creo que no es un problema de comprensión, sino de por dónde lo mires.
    <3

    ResponderEliminar
  10. Todo sentimiento necesita para su evolución natural, de su envoltorio de vacío, sobre todo en las personas tipo Donuts o pozos(yo, tampoco me entiendo)
    saludo

    ResponderEliminar
  11. Este texto ha sido extraño y me ha dado de pensar. Creo que finalmente lo he entendido, pero mejor no lo explico para no parecer demasiado tonta.

    ResponderEliminar
  12. Aguantando lo que ando aguantando estas semanas, leo esto y...me has hecho llorar. Mientras estaba investigando esta tarde me sobrevino el impulso o la idea de que en verdad me está pasando eso que tú dices y que detesto "Por eso decidí rendirme a mis impulsos y debilidades, dejarme llevar por el placer instantáneo como si no hubiera otra cosa en el mundo, aún sabiendo que quizás daría muchas vueltas para no llegar a ningún sitio". Lo que no calculé o mejor dicho, lo que infravaloré era el momento en el que me fuera descomponiendo. Una vez más me sobrecoges y esta vez sólo quiero releerte y llorar, nada más...Me dejas realmente sin palabras. Un abrazo gigante.

    ResponderEliminar
  13. Dejarse llevar suena demasiado bien...
    ¿Quién no ha pasado por esos momentos en los que ni uno mismo se entiende? pero no por ello son menos importantes (quizás al contrario).

    ResponderEliminar
  14. Decía Oscar Wilde que "la mejor manera de librarse de la tentación es caer en ella." No sé si será cierto, pero siempre me ha fastidiado esa dicotomía entre cuerpo y mente, que al fin y al cabo nos hace sentir mutilados. Pero si hablamos de razón vs.intuición siempre me fio más de la segunda.
    Tras el caos viene el orden, todos hemos tenido momentos en que no nos entendemos ni a nosotros mismos.
    Aunque se haya apagado esa ilusión, ya verás como pronto se enciende otra. Ánimos!

    Besos :)

    ResponderEliminar
  15. Lo malo del futuro,es que es impredecible, y por mucho que intentemos creer que en ese futuro,aunque sea en el futuro cercano, hay algo en lo que podamos influir para que sea como nosotros queramos, estamos equivocados.
    Por ello,como bien has puesto: "Por eso decidí rendirme a mis impulsos y debilidades, dejarme llevar por el placer instantáneo como si no hubiera otra cosa en el mundo".
    Yo te animo a que así lo hagas, ya que lo que nos debe preocupar en primera instancia,es nuestro presente,y nuestro presente consiste en vivir, y vivir no es más que seguir lo que nuestro cuerpo/mente,desee en cada momento,sino, siempre tendremos ese recuerdo de:"por qué no acabé haciendo aquello"...

    ResponderEliminar
  16. No escribimos el destino ni elegimos los sentimientos. Ya que no tenemos libertad para optar, al menos, que nos dejen disfrutarlo ¿no?
    No hay mejor placer que el placer de hacer lo que te plazca.

    ResponderEliminar
  17. Me quedé prendada de la imagen y... me quedé sin palabras. Un placer para mi es leerte.

    ResponderEliminar
  18. En ocasiones es bueno dejarse llevar, "tirarse a la piscina", como dicen, y dejar que sea lo que tiene que ser.
    En ocasiones puede doler ver que no hay agua, y que los planes de futuro se esfumen, pero supongo que es algo a lo que tenemos que enfrentarnos un día u otro.
    ¡Un besín!

    ResponderEliminar
  19. Te refieres a que te das cuenta de que la relación no tiene futuro, de que ahora te dejabas guiarte solamente por los "instintos naturales" y ahora... mmm, no sé si los tiros van por ahí, pero si van, sé como se siente uno...

    ResponderEliminar
  20. Ojizarka, lo malo de perder el futuro es que solo puedes vivir en presente y a veces creo que es algo peligroso.



    Michin, cuando uno no se cae no necesita levantarse.




    Huracán Irene, a veces yo no las encuentro. Me ha dado que pensar tu primera frase.




    Pé, ai, Bella, Bella (la mayúscula inicial indica que ha de ser pronunciado como tú lo haces, rollo belaa belaa). Siempre he dicho que si querer fuera poder no habrían inventado dos verbos diferentes.




    mig, no es tan sencillo como creer, no.





    garcigomez, cuando solo te quedan instintos te dejas llevar por ellos. No queda otra.






    Sergio Ds, hay quien dice que es más importante pensar en los demás.





    Alba, el problema es que daño siempre terminas haciendo, por mucho que lo quieras evitar. O al menos yo siempre termino haciéndolo, me contenga o no.





    Pedro, ay dios. Quiero una explicación. ¿Qué es una persona de ese tipo? XD




    Kimara, no creo que parecieras tonta. Para la próxima quiero tu explicación.




    Bastet, ánimo :) (odio que me digan eso, pero ha sido lo primero que se me ha ocurrido)




    Pecas, jugar al azar.... (VETUSTA (L))




    hiro, el cuerpo y la mente casi nunca opinan lo mismo. Yo siempre he sido más intuitiva que racional, pero de las que después de actuar se pone a pensar en condicionales pasados (y eso hace daño). Gracias :)



    Secrets away, mucha razón. Ojalá fuera más sencillo todo a veces.




    Mária, me gusta tu conclusión.




    bull, muchas gracias bonita :)




    N. a veces es lo que necesitamos. Y sí, pero cuando te falta una motivación tienes que buscar otra, o eso creo.



    Nao, me refiero a cuando no quieres ya mirar al futuro y te dejas llevar, viviendo en modo "carpe diem" constante... pero no puedes evitar pensar que lo efímero, a fin de cuentas no te lleva a nada. Algo así.




    ResponderEliminar