23 de mayo de 2013

H&M, belleza y tallas.

Parece que las campañas publicitarias estén hechas para dar que hablar: sea como sea, siempre se termina creando polémica ante un anuncio, cosa que refuerza mi teoría de que a la gente le encanta criticar a la publicidad por un motivo u otro. El año pasado, la marca H&M recibió muchas criticas por utilizar a modelos excesivamente morenas y con muchísimo photoshop y esta vez, para callar bocas, ha decidido hacer prácticamente lo opuesto: utilizar a una modelo con una talla 44 y una piel aparentemente poco cuidada (Para más información, podéis leer las noticias aquí). 


Personalmente, entiendo las quejas por un uso de photoshop excesivo, pero, ¿por qué tenemos que quejarnos de que una chica que es modelo tenga un cuerpo perfecto? Al fin y al cabo, es su trabajo: se ganan la vida por ello. Nunca he visto a nadie quejarse de que para ejercer de abogado haya que tener la carrera de derecho. Hay profesiones para las que se requieren ciertas características físicas, yo no me imagino a un monitor de gimnasio sin músculos, o a un nutricionista obeso, del mismo modo que si posees carencias intelectuales no podrás ejercer, por ejemplo, medicina, o que para ser azafata de vuelo no puedes tener defectos en la vista. No es tan grave: no todos valemos para todo. Pero no, las críticas y las reivindicaciones siempre tienen que ir a lo mismo de siempre: los publicistas bla,bla,bla distorsionan la realidad y bla, bla, bla sólo muestran cuerpos perfectos, bla, bla, bla y por su culpa existen los trastornos alimenticios, bla, bla, bla. Por esa maldita necesidad social de buscar culpables y simplificar problemas, y por esa obsesión a criticar lo que envidiamos o lo poderoso. Y sí, los que critican la publicidad lo hacen porque les asusta, y les asusta porque han decidido verlo como algo negativo cuando sin lugar a dudas puede ser algo tremendamente positivo: todo depende de cómo se utilice. 
Y por otro lado, volviendo al tema del físico y la imagen, ¿por qué cuando alguien aparece reivindicando el prototipo de mujer real tiende a aparecer la mujer talla enorme? ¿En serio nos quieren vender que eso es una mujer real? Y sí, aquí también toca "criticar" a Dove y su campaña aquella de hace no sé cuánto que no creo que bajo ningún concepto sea una muestra representativa de la población.


Lo peor de este tipo de campañas es que fomentan la discriminación positiva. Es bastante triste encontrar twits del estilo de "Si tu respondes "uso una talla 34", pues yo te vomito en tu cuerpo esquelético maloliente ;)", pero más triste aún es el número de RT que suelen tener (y sí, ya sé que me vais a decir que en twitter la gente es imbécil, pero no deja de ser gente "de la calle", pensamientos de la calle). Este tipo de críticas no se consideran ofensivas, incluso se aplauden, como si no hubiera gente en el mundo delgada por constitución o que simplemente puede tener un peso adecuado utilizando una talla considerada pequeña, o como si ahora los centímetros que tiene tu cadera fuese el mejor indicador de salud del mundo. Si fuera a la inversa y a una chica se le ocurriese twittear que utilizar una 40 es de gordas, a saber cuántos le contestarían llamándola anoréxica (así, a modo insulto, por supuesto). 
Hace poco leí esta frase que resume fácilmente todo mi pensamiento: ¿No comes? Anoréxica; ¿Eres talla 40? Hay que ser talla 34; ¿Eres talla 34? Hay que ser talla 40; ¿Crees que eres fea? Quieres ser el centro de atención; ¿Crees que eres guapa? Creída. Pero nada, vamos todos a criticar campañas como si no fuera la sociedad la que las mueve, que al fin y al cabo el problema parece menos problema cuando la culpa sólo es de un sector que, decimos, manipula. 

22 comentarios:

  1. El problema es que vivimos en una sociedad de mierda donde las personas son fácilmente influenciables y vulnerables. Se quejan de la publicidad, intentan buscar culpables, vamos a ver si no te gusta la publicidad no la mires y punto, no te dejes comer la cabeza. La gente debería aprender a quererse más y a dejarse de seguir prototipos. Si no te gusta tu cuerpo lo puedes cambiar o acéptate tal y como eres y deja de quejarte.

    Yo tengo una talla 38 y me considero que estoy normal, hago ejercicio, intento comer sano y me compro la ropa que me sale del pie.
    Y me paso por el arco del triunfo si la modelo está gorda o delgada.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. mmmm a ver, el problema estriba, desde mi punto de vista (por supuesto), en que la publicidad nos quiere vender un mundo que muchas veces no existe, y que yo noto cada vez más y más superficial (hay publicidad, y hay publicidad, por supuesto). Una chica de veintipocos años, o incluso alguna de treinta y pocos, es fácil que llegue a tener una talla cuarenta o treinta y mucho, pero puede permitirse eso una que ha tenido dos hijos, puede permitírselo alguien que aunque no sea gorda es de hueso ancho???? Normalmente no. Muchas veces veo en fotos de pasarelas a chicas esqueléticas que a mí como tío no me ponen nada. Se dice que desde la época de las supermodolas cachondísimas estilo Elle Macpherson, Cindy Crawford, o Claudia Shiffer, como le robaban protagonismo a los modistas, a partir de ese momento decidieron optar por tías muchas veces más que delgadas. Incluso las de Victoria Secret, que suelen ser las que están verdaderamente que crujen, no comen casi nada las semanas antes de desfilar y lo dicen en twitter orgullosas... Ése es el problema, y muchas veces lleva a trastornos alimenticios.

    No se puede pretender estar igual de buena a los veinte que a los cuarenta y cinco (el cuerpo no es el mismo, de hecho se dice que realmente el cuerpo humano está preparado para alcanzar su plenitud a los 27 años, despues...), pero los anuncios cada vez hay más mujeres más que obsesionadas por su figura...

    La cuestión es no descuidarse, de acuerdo, pero también vivir la vida, en la vida hay cosas más importantes, y el problema que el modelo de mujer ideal causa verdaderos trastornos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
    3. *no soy partidario de que la gente se descuide.

      Eliminar
    4. A ver, primero de todo, tampoco digo que la publicidad nunca cometa errores, ¿Eh? Creo que a veces traspasa los límites, claro. Pero no sólo la publicidad, también el periodismo, por ejemplo. Es complicado actuar siempre de manera correcta, en pequeña escala y en mayor escala también, pero al mismo tiempo es inevitable.
      Lo que pienso es que, ya centrándome en publicidad de moda, utilizan a modelos con lo que se consideran cuerpos perfectos porque la ropa, guste o no, les sienta mejor, llama más a la vista, etc. Hace unos años es cierto que las modelos estaban demasiado delgadas, pero ahora se han establecido normas y tampoco son palillos, son tías delgadas pero que están sanas, y con curvas. Ahora bien, ¿por qué ver a una tía pefecta llevando un bikini tiene que hacer que te sientas mal por no ser así? Hace tiempo me dijeron una frase que se me quedó bastante grabada: "la perfección es algo que debes intentar alcanzar y a la vez rechazar: te roba espíritu", y supongo que resume bastante lo que pienso. Si fuera un sim y pudiera rediseñarme a mi antojo, también me gustaría tener un cuerpazo a lo Blake Lively, por ejemplo, pero resulta que me faltan unos 20 cm, mil tallas de sujetador etc. etc. Cada uno tiene unos atributos y con esos atributos tendrá que tratar de estar lo más a gusto posible consigo mismo respetando unos límites de salud. Ahora bien, esa es la teoría. ¿Que a veces no es fácil llevarlo a la práctica? Por supuesto. Y sí, existen trastornos alimenticios, pero no creo que sean tanto motivados por la publicidad como por la sociedad. Es como si echamos la culpa de que la Derecha gane las elecciones a la publicidad electoral, en vez de a la gente de la calle, que luego votamos. Está claro que el entorno y los medios siempre van a influir, pero lo que lleva a una chica a dejar de comer o provocarse el vómito no es sólo el hecho de ver a otra chica más guapa o más delgada en una revista, es algo mucho más complejo y, en todo caso, más influido por cosas de su entorno (Exigencias, no ser lo suficientemente atractiva a los ojos de otros, o miles de motivos más).
      Por otro lado, en lo referente a modelos con problemas alimenticios, es obvio, lógico y coherente que en profesiones en las que el cuerpo es importante haya más riesgo de "sufrir" a costa de él, pero es algo a lo que en cierto modo te arriesgas cuando decides dedicarte a eso, del mismo modo que un cirujano tiene que estar preparado psicológicamente para ver morir a personas, o que un abogado tiene que ser capaz de defender a un culpable. Cada profesión consiste en una cosa y algunas requieren ciertas características psicológicas. Yo no podría dedicarme a nada relacionado con la medicina, por mucho que me gustase, porque me falta sangre fría y no podría evitar sentirme culpable con cada muerte por inevitable que fuera, y tampoco podría ser actriz de cine o televisión porque no soportaría estar expuesta a la prensa, y a que la gente comentase lo que hago o dejo de hacer con mi vida. Soy consciente de que soy demasiado débil y las críticas me afectarían. Que sí, que es un tema complicado, pero creo que en lugar de buscar culpables externos deberíamos tratar de ser más fuertes internamente y de estar por encima de todo lo demás. Aceptarse a uno mismo no es ver a una tía talla 44 tratando de vender un bañador y decir "oh, una mujer real", es ser capaz de ver a una tía que no tiene el mismo cuerpo que tú y gustarte a ti misma igualmente, o ser consciente de que tienes otras cosas que te hacen especial. No fijarte tanto en tus carencias como en lo positivo, y no sólo en temas físicos, sino en cualquier ámbito. Que todos tenemos imperfecciones de todo tipo y la solución para no sentirte constantemente una mierda es aprender a convivir con ellas, no dejar de mirar a personas que tengan todo lo que a ti probablemente te habría encantado tener.
      Obviamente, la teoría es muy bonita, la práctica es más complicada, pero no deja de ser un reto.

      Eliminar
    5. Y a todo esto, como el comentario era cortito, añadir que no sé si sabes quién es Lena Dunham, una chica de veintipocos años que ha dirigido una película y ahora escribe, dirige y protagoniza Girls, una serie de la HBO mezcla entre Sexo en Nueva York y Gossip Girl, cuya protagonista es Hanna (alter-ego de Dunham) y cuenta su vida y la de sus tres mejores amigas veinteañeras en ... Londres, creo. El caso es que esa chica tiene un cuerpo bastante descuidado (más para su edad), pero sin embargo se muestra sin reparos desnuda en la serie cada dos por tres. En esta entrevista: http://www.mujerhoy.com/Hoy/mujeres-hoy/Lena-Dunham-gusto-desnuda-712478022013.html explica un poco que lo hace para ganar seguridad, porque siempre la han criticado por su físico, etc. y UN MONTÓN DE TÍAS, UN MONTÓN, la han criticado por ello: egocéntrica, creída, que da asco, que bla, bla, bla. La mitad de esas tías que la critican son las mismas que luego se quejan de que las modelos no son reales (lo mismo algún día hago alguna entrada sobre Lena Dunham xD).

      Eliminar
    6. Una modelo tiene que estar que cruje, obviamente, pero desde mi punto de vista ciertas veces es un una profesión de alto riesgo. Pero sí es cierto, cada uno sabe dónde se mete, todo tiene sus pros y sus contras.

      A ver, es problema estriba en que determinadas marcas necesitan vender sus productos, y si tienen que meterte por los ojos su producto lo van a hacer (cuanto más dinero ya se sabe) Tanto la publicidad como la prensa y la televisión (y el gobierno, por qué no decirlo), moldean nuestra sociedad, y muchas veces somos meras marionetas en sus manos. Todos estos intereses están ligados, es algo que cada vez es más evidente.

      Me ha parecido bastante interesante lo que has dicho de Lena Dunham (me sonaba pero como no sigo Girls, soy más de El Mentalista y Juego de Tronos, pues no sabía exactamente quien era). Ahí el problema está en que el primer enemigo de una mujer, muchas veces es una mujer. Esa chica, por lo que veo, es bastante normal (del montón), y la verdad es que no entiendo por qué se sacan los ojos ciertamente. Y no es que sea precisamente mi tipo, pero creo que es infinitamente más dañino para mi vista ver a Beth Ditto en pelota picada (como ha hecho en muchos de sus conciertos) que a esta chica, vamos, dónde va a parar xDDD En resumidas cuentas, que lo quieran hacer, guay, yo no les voy a aplaudir, pero tampoco las voy a criticar, pero estaría infinitamente más cerca de lo primero que de lo segundo. De todas formas no creo que la mayor parte de las mujeres al ver ese momento rajaran de ella.

      En definitiva, lo importante es sentirse bien con uno mismo (sí lo sé, suena a estereotipo barato de anuncio de sobremesa pero es así), y normalmente eso no pasa por estar como un bocoi (una barrica, en gallego), pero tampoco suele estar en someterse a la tiranía de tener un cuerpazo. Yo soy delgado, pero si veo que asoma la barriga cervezera me pongo a ello, y si me ligo a una tía con un buen cuerpo, y sobre todo, me caiga bien, no voy a decir que no, obviamente (aunque lo parezca no soy tonto xD).

      Al final opinamos casi lo mismo, por lo que puedo ver.

      Eliminar
    7. Me encanta que me den la razón :D
      (Y sí, tenía que tener la última palabra).

      Eliminar
    8. Eyyyyyyyyyyyy, que si quiero, te quito la razón y lo montamos parda eh!!! xDD

      Eliminar
    9. Aunque me quitaras la razón y borraras el comentario en el que me das la razón tendría el mail del comentario, podría hacer una captura y volver a quitarte la razón :)

      Eliminar
  4. cris defendiendo causas menores desde 1991... criticar la publicidad esta de moda ahi tienes razon pero en mi opinion no es por miedo sino porque se cree que es un sector del cual se puede prescindir.
    por otro lado es verdad que hay muchos tipos de cuerpos pero las modelos y las tallas de las tiendas son muchas veces muy pequeñas tengo amigas que no pueden comprar ropa bershka o stradivarius por ejemplo. hay cosas mas importantes que el cuerpo y mas formas de belleza que la delgadez...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1. También se puede prescindir de una carnicería, que encima se cargan vidas constantemente, y nadie se queja.
      2. Depende de la tienda, hay otras que sólo hacen "tallas" grandes. Que una chica no quiera enseñar piernas no implica que tengan que desaparecer los vestidos, por ejemplo. A cada persona le queda mejor un tipo de ropa y la adquiere en unos sitios determinados.
      3. Sí, es cierto. Pero no por ello hay que criticar a cualquier chica delgada, salga o no en la televisión.

      Eliminar
  5. Si esto se midiera en porcentajes, el 99% de la gente intransigente de este país sería la que pusiera el grito en el cielo con anuncios del estilo.

    Pero la publicidad o te gusta o no.

    ResponderEliminar
  6. Este es un tema complejo, porque entiendo lo que dices de que se critica muchas veces por criticar y también entiendo a los que critican. Muchas campañas venden el cuerpo perfecto dentro de unos parámetros, en plan "si te quedas así, todos te desearán" y eso afecta a todo el mundo, de manera que ese cánon es el que se impone y las chicas desean estar así y los chicos desean a las chicas que estén así, obviando muchos matices. Y por ello muchas mujeres se sienten mal cuando se ven celulitis o un poco de grasa en el vientre o el pecho y el culo más caído que a las modelos. Nadie les obliga directamente a que sean así, pero se crea una corriente que sienten que les obliga inconscientemente, como les pasa a los que por ejemplo hoy no tienen redes sociales, que el resto les hace sentir que están perdiendo el paso.

    Así que en ese sentido entiendo las críticas a ese modelo talla 34 y lo de Dove me parece interesante, porque muestra a unas mujeres que están bien, pero no tan perfectas como las modelos a las que estamos acostumbrados a ver en los anuncios. Porque muchos necesitan por temas de autoestima que les digan desde fuera que lo que tienen no está mal.

    Por otra parte, entiendo lo que dices, porque la publicidad también tiene un componente de ilusión y si anuncias ropa interior puede que te interese más una Miranda Kerr, del mismo modo que para una operación buscas a un cirujano. La cuestión está en no tomarse demasiado en serio todo lo que se nos mete por los ojos, saber diferenciarlo en lugar de querer borrarlo del mapa o censurarlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que la gente desee o deje de desear una chica así porque la ve en la tele, y tampoco creo que un anuncio con una modelo delgada diga "si te quedas así, todos te desearán". Lo que creo es que casi siempre se sacan las cosas de contexto. Está claro que siempre va a existir una influencia social, en todo, y lo que dices de las redes sociales es un claro ejemplo.
      Respecto al segundo párrafo, no te doy la razón, no tener una 34 no te da derecho a criticarla del mismo modo que no tener una 40 no te da derecho a criticarla.
      Y completamente de acuerdo con el último párrafo.

      Eliminar
  7. Lo mejor es estar contento con uno mismo (difícil, lo sé, somos nuestros peores críticos y los que más daño podemos hacernos la mayoría de las veces)

    ResponderEliminar
  8. Todo parte del mismo problema: falta de educación y de madurez psicológica para asimilar la avalancha de inputs (sea publicidad, sean noticias, sea cultura...) que nos caen encima cada día, y que influyen en nuestro día a día anímico. Es verdad que la publicidad (o el cine, o la TV, o....) suele pintarnos un mundo ideal y estereotipado que acaba provocando traumas en mucha gente. Pero el problema de raíz es que la gente se deje influenciar por ello y no tenga (o no sepa utilizar) los mecanismos cerebrales o emocionales para gestionar todo eso. Es como cuando sale el típico caso de adolescente americano que provoca una masacre en un instituto, y como escuchaba a Marilyn Manson, hay que prohibir y quemar sus discos porqué 'incentivan la violencia'. Paparruchas. Si ese adolescente ha provocado esa masacre, no es por la música que escucha, sino por problemas mucho más profundos, que siempre acaban llevando al terreno de la educación o de las emociones, carencias afectivas, problemas psicológicos, etc.

    Las discriminaciones positivas me parecen igual de patéticas que las negativas. A cada cual hay que mirarle por lo que es, y ya está. Valorando sus virtudes, y siendo consciente de sus defectos, que todos los tenemos a montones, y es algo natural!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has expresado lo mismo que yo con un tercio de mis palabras. Algún día tienes que enseñarme el don del resumen, sí. Y sí, hay miles de ejemplos. Yo pensaba en la gente que echa la culpa de la obesidad infantil al hecho de que existan mcdonalds y maquinitas electrónicas. La culpa digo yo que será de los padres que no son capaces de apuntar a su hijo a fútbol o llevarle a jugar al parque y enseñarle a comer bien.
      Debería ser así, pero está claro que hay discriminaciones positivas en todos los ámbitos de la vida. Una tía tiene "derecho" a decirle a otra que está demasiado delgada, pero no que está demasiado gorda. C'est la vie.

      Eliminar
    2. Sí, no sé yo cómo, pero me había fijado que tu mayor virtud (que alguna tienes... ;P) no sería la concisión (no te creas, que yo también tengo tendencia a enrollarme como una persiana cuando me dan cuerda...). Exacto: es como si culparan a los fabricantes de coches de los accidentes de tránsito, sería ridículo. Sí, o uno "tiene derecho" a decirle a otro que es muy inteligente, pero no a decirle que es un absoluto lerdo. En fin...

      Eliminar
  9. Me estoy poniendo al día... aunque no comente en todas ;)
    Yo estoy de acuerdo con que las modelos estén estupendas, no necesito modelos de distintas tallas, como tu dices es su trabajo pero también se que la gente es taaan influenciable (yo no lo imaginaba porque a mí no me afecta mucho, pero es así)
    También pienso que noooo necesitan photoshop, ya son estupendas!!! y eso no debería hacerse.

    Más bess :D

    ResponderEliminar