16 de abril de 2013

Valores que sólo existen de nombre.

A mi no me volváis a hacer sentir culpable por ser tan egoísta como el 99% de vosotros. Que es muy fácil hincharnos la boca hablando de valores que sólo existen de nombre, porque a la hora de la verdad nadie es nunca tan justo ni tan honesto como dice ser. Que cualquiera es capaz de regalar lo que le sobra, pero a veces es necesario entregar lo que te falta. Pero no nos vamos a engañar: todos somos el astro rey en nuestro sistema solar, y queremos que todo gire a nuestro antojo. En cuanto algo se desordena, nos descolocamos. Y tratamos de echarle la culpa a los planetas, como si ellos tuvieran la obligación de describir órbitas circulares. Como si ganaran algo por eso. Como si tuvieran que darnos las gracias por emitir calor, cuando ni siquiera podríamos evitarlo de no querer hacerlo. Así que vale ya de exigencias. Exijámonos a nosotros mismos coherencia y un poco de honestidad, unos gramos de valor y toneladas de valentía para ser capaces de mirarnos al espejo y observar cada defecto sin querer arrancarnos la piel a pedazos. Que juzgar a los demás es muy sencillo, pero parece que no nos hayan diseñado para condenarnos a nosotros mismos. Como si tuviéramos miedo a rompernos al chocar con la realidad y necesitásemos inventar fantasías que nos idealizaran hasta el punto de creernos superiores al resto para no sentirnos tan mal.


"Escondemos las miserias camuflándolas en la mejor historia que jamás escucharás"


13 comentarios:

  1. (Voy a seguir por http://tormentayhuracan.blogspot.com.es/, o esa es la idea. Es sólo que se me acabó la "segunda oportunidad")

    Beso, enorme.
    Y que el corazón siga latiendo.

    ResponderEliminar
  2. Qué bueeeeeeeeena entrada :)
    Me hizo reflezionar. Es así, siempre miramos la viga en el ojo ajeno pero no en el nuestro.

    Un abrazo, nos leemos!

    PD: Te espero en mi nuevo blog, http://siempreame-tulocura.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  3. Empecé a escuchar al grupo hace un par de días por ti.

    En cuanto al texto, somos lo que somos porque queremos ser así. Todos somos egoístas en mayor o menor medida. Pero creo que tiene que existir un equilibrio al final, si no es imposible.

    Besis directos xD

    ResponderEliminar
  4. Rajar de todo lo demás suele ser un excelente escudo para regatear la autocrítica y el odio a uno mismo

    PD: el otro día una chica me hablaba de este grupo por mail. Pero como no tiene ni idea de casi nada, ni le había prestado atención... (rajo sólo para evitar la autocrítica, y tal...)

    ResponderEliminar
  5. "Solo hay dos palancas que muevan a los hombres: el miedo y el interés" dijo Napoleón en su día. Tiro de cita algo pretenciosa para mostrar que en cierto modo estoy de acuerdo en lo que dices, con el exceso de postureo en el que tantas veces caemos, creyéndonos mejores que el resto y en el fondo caemos en los mismos defectos.

    La clave está en lo que dices, en ser capaces de mirarnos al espejo sin querer arrancarnos la piel, porque nadie es perfecto y aunque hay que tratar de mejorar siempre, no podemos escapar a nuestras pequeñas miserias. Tenemos que saber vivir con ellas

    ResponderEliminar
  6. Desde que el mundo es mundo, nos gusta acribillar a los demas, y como no que todo gire a nuestro alrededor, como si del unico astro nos trataramos, a eso se le llama egocentricismo, y amiga mia, de eso pecamos todos en un menor u mayor grado.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  7. Por naturaleza así vamos como depredadores, aprendemos a camuflagearnos con algo de cultura, quizas de modales, a veces de tacticas para conseguir lo queremos sin reparos... Egoístas, vanidosos, pero eso si muy hermosos y que no suene a misantropia, pero a veces somos muy convenencieros dificil permitirnos perder para ganar. Eso nos lo arrebata alguien mas listo, y de ahi le aprendemos.

    ResponderEliminar
  8. La culpa a los planetas, las hormonas, o el vecino... cierto
    (todos menos yo! gritamos en silencio)

    Besos abisales

    ResponderEliminar
  9. Huracán Irene, ok, me pasaré.


    Ceci, es de humanos. Por lo menos tocará reconocerlo.



    Michin, no es tan malo, pero al menos habrá que aceptarlo.



    dEsoRdeN, es de cobardes. Y no me gusta la gente así. PD. GRRRRRRRRRR. Pues merecen la pena, cabezón.



    garcigomez, criticar cosas que uno mismo hace está a la orden del día. Sí, quizás Napoleón tuviera razón.




    Nunca dejes de sonreír, sin duda, tienes razón.




    bull, tienes razón :)




    Abismo, creo que caemos en los extremos. O nos culpamos de todo o no nos culpamos de nada.

    ResponderEliminar
  10. Más claro agua, "ver la paja en el ojo ajeno y no ver la viga en el propio" preferimos pensar que somos personas maravillosas, pero de vez en cuando la realidad nos da una bofetada!

    ResponderEliminar
  11. A mi no me volváis a hacer sentir culpable por ser tan egoísta como el 99% de vosotros.

    Empiezas fuerte.

    Y lo siguiente es, hay gente que se autojuzga tanto que no se puede mirar al espejo. Es cierto que todo lo demás lo somos, y más en esta sociedad. El hecho es siempre darse cuenta de lo que hemos hecho mal respecto a los demás y cambiarlo.

    ResponderEliminar
  12. muy buena entrada, menos mal que alguien reflexiona sobre esto.
    Te dejo mi blog: espiraleslilas.blogspot.com.es

    ResponderEliminar