20 de marzo de 2013

Era como estar tan arriba que sólo podíamos caer.

Los finales nunca son tan bonitos como los principios, y cada paso nos acerca al lugar donde todo acaba. Allí donde parece que llegamos siempre más pronto que tarde. Y no es que yo quiera que eso suceda una y otra vez, pero cuando esperas todo por mucho que recibas nunca será más que suficiente. Es como estar tan arriba que sólo puedes caer.
Quiero volver a ser sorpresa, deseo y éxtasis auditivo. Volver a ver ese brillo en los ojos de la primera caricia en mi pechos y a descubrir tu lengua en mi ombligo. No me gusta que me conozcas lo suficiente como para encontrar mis cicatrices a ciegas. Que tus ojos se dirijan automáticamente a cada uno de mis defectos, incapaces de impresionarse por todo aquello que ya tienen demasiado visto. Porque ahora soy rutina, y costumbre, y piedra. Me quedaré quieta. Trataré de reinventarme. Y si hay una próxima vez nunca me acercaré lo suficiente para dejar de ser inalcanzable.


(Y yo siempre tan inconformista, sintiéndome tan pequeña y sintiéndolo todo tan grande)



21 comentarios:

  1. Yo también me siento (soy) pequeña muchas veces, C., y lo sabes. Pero al final una sobrevive... lo mismo pasará contigo.
    Y mi opinión sobre los finales ya sabes cuál es.



    M.

    ResponderEliminar
  2. En determinados momentos la rutina puede ser bonita, como cuando sabes q hay algo q a esa personita le encanta y aunque suene a tópico y a típico, lo haces, porque gusta. ¿Y que me dices de re-descubrir a alguien q ya conoces? Porque hay cosas q siempre suenan a nuevo

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que nunca se conoce plenamente a alguien... solo es cuestión de hacer cosas que antes no se presentaron... Re-conocerse...

    ResponderEliminar
  4. Me pasa lo mismo, me gustaría de vuelta sentir esas primeras impresiones, el que te vayan conociendo de a poco, pero siempre hay algo nuevo que descubrir. Es más, pienso que hay muchas cosas que conocer inclusive en uno mismo, nunca se termina de conocer algo. Un beso :)

    ResponderEliminar
  5. Caer no es malo, lo malo es golpearse XD

    ResponderEliminar
  6. Me he levantado con ganas de tener una conversación seria contigo.

    Quizás la espera sea desesperar, pero es lo único que queda (si no hay más que hacer). Pero sobre los deseos...alguna vez no los cumplo. Cómo dice Robe Iniesta 'por eso el deseo permanecía vivo, porque un sueño es un deseo que desaparece si se deja coger. Un sueño cumplido es un deseo muerto'

    El inconformismo no es malo, lo malo es llevarlo al extremo.

    PD: hoy ya no te persigo...pero tu texto me ha dado una idea para escribir el mío xD

    ResponderEliminar
  7. A veces he pensado que el hecho de que conozcamos nosotros a fondo a una persona o que nos conozcan mucho a nosotros es algo que acaba resultando inevitable si te relacionas con esa persona de una manera exhaustiva. Solo las personas con las que nos relacionamos en profundidad nos conocen (casi) del todo, el resto conocen detalles.

    Y eso es algo que puede ser bueno o malo, depende de al punto que se llegue. Si se llega a aquello de "donde hay confianza da asco", pues mal asunto y eso a veces ocurre cuando las relaciones se han deterioriado o han caido en la rutina mala, la que desgasta por aburrimiento. Y en ese sentido el alejamiento ya se está produciendo casi sin querer, así que el alejamiento no suele ser la solución

    ResponderEliminar
  8. I-p-r-e-s-i-o-n-a-n-t-e.

    Y vivir eso es completamente doloroso, triste y melancólico.

    La rutina nos quita la ilusión. El mecanismo de no valorar lo que hay, de hacerlo costumbre y no mirarlo, de sentarse al lado de alguien sin mirar sus ojos, sintiéndose cada uno más lejos que el otro cuanto más cerca está.

    "Los finales nunca son tan bonitos como los principios, y cada paso nos acerca al lugar donde todo acaba."

    Porque no se podría expresar de manera mejor.

    ResponderEliminar
  9. Que bonito. Hay veces que llegamos a un punto que creemos que todo va a salir mal, que la monotonía nos ahoga, y como dice la cancion "no Es difícil volar cuando esperas la caida"

    ResponderEliminar

  10. La rutina....enimiga de casí todo..Me ha encantado

    ResponderEliminar
  11. Lo nuevo siempre gusta, lo viejo aburre, reinventar.

    AnónimoR.

    ResponderEliminar
  12. Es tan verdad que duele. Gracias por decirlo de un modo tan encantador.

    ResponderEliminar
  13. Y si no te arrimas, abrá corriente de aire, y puede que el frío no os siente bien, sobre todo a él.

    ResponderEliminar
  14. Todos tus últimos escritos tienen algo muy triste, pero también tocan las emociones con los dedos con sumo talento...

    Un abrazo fuerte (y te espero por el Taller) :)

    ResponderEliminar
  15. Hola!! he pasado por aqui y me ha gustado mucho tu blog, asi que me quedo!! tienes
    una seguidora más.
    Pasate por el mio, en breve crearé un sorteo espectacular!!
    tu y tu blog quedais oficialmete invitados XD

    Un beso!

    ResponderEliminar
  16. Ains, espero que la primavera traiga muchos principios llenos de ilusión y todo esto. Porque sino, me enfadaré con ella.

    ResponderEliminar
  17. Supongo que por eso parte del amor consiste en eso. En convertir cada día en algo diferente, en enamorar cada minuto a la otra persona. En reinventarse, en reinventaros. Pero a veces la rutina es parte del equilibrio. Conseguir la confianza de la otra persona a base de mantenerse firme. Quizá por eso puede llegar a ser complicado el amor, aunque no debiera.
    En cualquier caso, bonita entrada.

    Un beso!

    <3

    EMME

    ResponderEliminar
  18. M. sobrevivir siempre me ha parecido una palabra curiosa. Suena a como si fuera algo duro que conllevase un esfuerzo.





    Ojizarka, creo haber llegado a un punto en el que nada (o al menos nada bueno) es nuevo :S.





    Bull, pues yo creo que con mucho tiempo y con mucha confianza llegas, sino al conocimiento pleno, a conocer a una persona todo lo que puedes llegar a conocerla.



    Shalott, es más complicado que eso.





    Angel Guardian, ¿se puede caer sin golpearse? ...




    Michin, a mi lo que no me gusta de los deseos/retos es que parecen muy bonitos hasta que los cumples y entonces son simplemente una cosa más.





    garcigomez, a lo blue valentine. En realidad eso de "donde hay confianza da asco" es bastante habitual y tampoco me parece (tan) malo. El problema es perder la capacidad de sorpresa. O igual es que yo soy demasiado egocéntrica. Pero también hay veces que eres consciente de no poder volver a llegar a ese punto.





    Sarah :)




    La chica de los chicles, yo nunca creo que todo vaya a salir mal. Eso es físicamente imposible. Pero aún así, que no salga todo lo bien que querrías es suficiente motivo para enfadarse.





    Resultado negativo, sí :(




    Ric, voy a ser como Brandy Alexander :D





    Juan Antonio, jops.




    g., em, esto. A mi siempre me sienta mal el frío.





    Joan, cosas de la vida. Pero no es para tanto.




    Colas de sirena, me pasaré, pero es que no soy yo muy de concursos y esas cosas.





    Laura Colored, al menos hará sol. A mi el sol me pone colored XD.





    MoonsDream, Estoy de acuerdo con eso de que la rutina es parte del equilibrio. De hecho supongo que llegados a determinado punto la rutina debe ser necesaria, y uno tiene que acostumbrarse a no ser sorpresa. Pero, ¿es sano alcanzar ese punto con 21 - digo, 22- años? Quizás dependa de la persona. Pero creo que yo no estoy preparada para aceptar que las cosas pueden no ser magia, azúcar, deseo, éxtasis, admiración, sorpresa y todo eso. Como dije por ahí arriba, quizás sea demasiado egocéntrica.










    ResponderEliminar
  19. Tengo que comentarte sobre dos entradas que tu comentaste en mi blog. Pero antes decirte que lo siento no haberme pasado antes pero es que no me he metido en los blog en estos días.
    -Sobre la primera, que me dijiste que el día de tu cumpleaños también lo pasaste un poco mal ya que era lunes y no podías quedar con nadie especial, tenías razón, en el fondo fue mi día y aunque no pude quedar con nadie, gracias a una carta que me llegó y alguna llamada que recibí, disfruté de mi día. Porque eran de personas que no me esperaba.
    -Luego sobre mi entrada de mis 16, me alegra que te gustará la foto del violonchelo, la verdad es que ese día una amiga y yo estábamos ayudando a otra a hacer unas fotos con posit y esa foto me la sacaron con otra cámara mientras posaba y a mi me gustó como quedó y ahí está. Gracias por el cumplido de los ojos, es lo único bonito que tengo jajajaja. Muchas gracias por las felicitaciones. Y también tienes razón sobre las cosas que me has dicho tú a mi.
    Sonríe mucho tú también, sea o no, tu cumpleaños.
    Un abrazo muuuuuy fuerte.
    -

    ResponderEliminar
  20. Creo que todos hemos pasado por un momento así. Dejamos que alguien nos conozca, tal vez incluso demasiado. Que sepa cuales son nuestras debilidades.
    Y al acercarnos tanto, pierden el interés (tal vez por miedo a que lleguemos también a conocerles tanto, quien sabe).
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  21. ¡A tomar por culo! ajjjjjjjj no tu post, sino el amor, que estoy hasta los ovarios.

    Que asco de vida, para que nos quieran debemos controlar el nivel de entrega pero para amar de verdad hay que lanzarse sin guardar nada ¿con qué nos quedamos? vivir siempre controlando no mola nada, pero amar de verdad y lograr que todo se convierta en insatisfacción tampoco.

    ResponderEliminar