4 de diciembre de 2012

Repercusiones de estar emocionalmente expuesto.

Primero de todo, decir que esta "reflexión" surge de este artículo de Boza.  No se me va a hinchar la boca criticando algunas de las palabras que se citan en él. No voy a decir que podría haber dicho lo mismo con más educación, ni que debería ser, quizás, más agradecida, y no ya con la gente, sino por el hecho de estar compartiendo su música. Algo que, seguramente, querrían hacer muchos más de lo que lo hacen. Simplemente me ha hecho pensar.
Vivimos en un mundo en el que hay gente que hace arte. Y por arte podemos entender desde una canción colgada en youtube o un texto publicado en un blog hasta cualquier disco de Radiohead o un libro de Paul Auster. La gente hace arte y, muchas veces, es imposible que esas obras no sean parte de una emoción, un pensamiento o un sueño de su autor. Al fin y al cabo, mentes privilegiadas a parte, uno escribe o dibuja sobre lo que tiene en su cabeza. Y esto, según por donde se mire, puede ser algo positivo o negativo. Negativo porque inevitablemente te compartes: no eres tan hermético. Positivo porque, a fin de cuentas, emocionas. Y habrá quien se identifique, y habrá quien se sienta menos solo. No nos vamos a engañar: todos habéis sonreído alguna vez al escuchar una canción triste.
Lo malo es que lo negativo duele y lo positivo, pesa. "No gustar" no nos gusta, y gustar nos acojona. Así de inconformistas somos.
Todo texto (Y no importa que el formato sea una canción, un cuadro, un relato o un artículo de opinión) sufre diversas modificaciones. La primera cuando pasa de tu cabeza al papel. La segunda cuando pasa del papel a los ojos de quien lo lee. Pero esto no tengo que contaroslo yo. Seguramente todos lo habéis estudiado en el colegio. Es inevitable leer algo y que te deje indiferente. Y, personalmente, no creo que tuviera ningún mérito provocar indiferencia. Y todos querrán conocerte. Y mal que te pese, habrá quien te conozca un poco. Porque eres "artista", y abres tu cabeza, y abres tu corazón. Son las repercusiones de estar emocionalmente expuesto. Quizás el truco sea no escuchar demasiado. Oír mucho y escuchar solo lo justo, lo necesario. Tal vez se trate de buscar el equilibrio perfecto entre mostrar y esconder. O probablemente debas simplemente no sonreír sin ganas para que la gente acepte tu seriedad. Quien sabe. Lo que está claro es que no puedes mostrarte y pretender que no te vean. Porque los ojos han sido diseñados para mirar.


(Pese a todo, tenía que terminar el post así)

15 comentarios:

  1. Me han encantado un par de frases: "Lo malo es que lo negativo duele y lo positivo, pesa" y "O probablemente debas simplemente no sonreír sin ganas para que la gente acepte tu seriedad".

    Cada día te superas.

    ResponderEliminar
  2. Post como estos, son los que me hacen regresar...

    Una respuesta que me encanta a la famosísima pregunta del ¿Porque estamos aquí? es eso que has descrito, en esencia no importa cuál sea tu gracia ó don... Úsalo para crear y deja huella, asi encontraras la eternidad despertando emocionalmente en los demás algo (Bueno ó malo, que importa).

    Cuando eso sucede descubres la satisfacción de ser y tu ego descansa en paz, aunque al evolucionar empiezas a hacer las cosas por desapego y descubres la pasión al usar este maravilloso tiempo/espacio para seguir creando... para seguir soñando despierto.

    Woow... sin más palabras..woow.

    ResponderEliminar
  3. Tu sigue mostrandote tal y como eres y sonrie cuando te apetezca, quien nose expone no gana, quieres perder?. Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. Y al igual que tu al leer aquel texto te ha hecho reflexionar, ahora me lo has hecho a mi, y la verdad es que me voy a sentar en el sofá y voy a pensar, pensar desde mi punto de vista y sacar una conclusión, si es que se pueden sacar.

    ResponderEliminar
  5. Cuando creas algo siempre hay algo de ti mismo en ello, algo que puede venir de muy dentro, de allí donde no nadie o casi nadie ha llegado, de donde incluso ni tu has llegado. Surge una idea y trabajas sobre ello y sientes que las palabras fluyen a través de ti hasta el resultado final.

    A veces lo que queda plasmado puede ser muy diferente de lo que habías planeado y es algo con vida propia, con lo que puede que incluso no estés de acuerdo, pero que es algo que has parido, es algo real.

    Y sobre lo que los demás lo vean es algo contradictorio, porque te sientes expuesto, temes sentirte juzgado y que haya malas interpretaciones o confusiones. Aunque creo que todos los que publicamos algo, sea lo que sea, tenemos las ganas de ser leídos, de crear reacciones. Como las cosas que leemos y que nos emocionan y nos revuelven, que nos ayuden a explicarnos y a entendernos.

    Una entrada muy buena sobre la creación artística y sin caer en pedanterías, te felicito, C.

    ResponderEliminar
  6. "Lo malo es que lo negativo duele y lo positivo, pesa. "No gustar" no nos gusta, y gustar nos acojona. Así de inconformistas somos."
    Y así de inconformistas seguiremos siendo. Porque tenemos miedo a que nos quiten lo que nos gusta, por eso cuando algo nos agrada nos acojona: porque cabe la posibilidad de que nos lo arrebaten.
    Y cuando eso pase... entonces qué.



    M.

    ResponderEliminar
  7. Razón de peso tienes. Si abres al público, no te quejes de que te miran :3

    ResponderEliminar
  8. Hey, da gusto darse una vuelta por los blogs y encontrar cosas como ésta. Me ha gustado mucho tu análisis. Por ahora te diré que "no gustar" no es un valor por sí mismo, viene junto con la persona que no gusta de lo que mostramos, sólo en esa dualidad tiene valor para uno.

    ResponderEliminar
  9. Tras esta reflexión he llegado a la conclusión que te deberías considerar "artista". Quizás dentro de poco nos sorprendas con entradas en las que expliques que estas cansada de escribir sobre lo mismo (y lo complicado que es estar expuesta emocionalmente). Necesitaras a una persona que te aleje de ese error y ahí estaré yo.

    ResponderEliminar
  10. Como artista que te considero seria un error que todos los que lo son, tu inclusive, no se expusieran emocionalmente, porque eso significaría no leerte y ahora ya me has mal acostumbrado. Casi diría que no me imagino sin hacerlo.

    ResponderEliminar
  11. Muy buena reflexión. Ha de ser objetivo de todo el mundo el desarrollarse en aquello que más le llene, en aquello donde demuestre verdaderas cualidades. Y una vez que lo tenga claro, mostrarse, no dejarse nada dentro, no reprimirse.

    Y sí, toda exposición conlleva un riesgo pero el que no arriesga no gana.

    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  12. El arte sin emoción no es arte. Será producto artificial, vacío, pero no arte de ningún modo. A mi gustar no me acojona; será por inconsciencia o por falta de costumbre, vete a saber. Y como bien dices, si te muestras, te expones, y no asumirlo es tramposo y deshonesto. Es como esas chicas que se ponen minifaldas por el ombligo y pretenden que no las miren. Hipócritas...

    ResponderEliminar
  13. A veces es mejor mostrarse pero no del todo, guardar cosas para personas que realmente quieran conocerte. El arte para mi es magia, surge del interior y es una de las formas mas sinceras de expresarnos..
    Un beso, me paso :)
    http://believebreathedream.blogspot.com.es/
    Pd: Keep Calm and Carry On ∞

    ResponderEliminar
  14. L. que raro tú por aquí xp.

    Angel Guardian, yo también pensaba - o pienso, quizás - que mientras que modifiques un poco la vida de alguien vivir ya ha merecido la pena.


    Juan, nadie quiere nunca perder.


    Sonia :), ya me contarás tus reflexiones, pues.


    Garcigomez, supongo que esta vez no tengo nada que contradecir. A veces cuando uno hace algo, ya sea una canción, un dibujo o escribe llega a partes de si mismo que no habría llegado de no haberlo hecho - al menos a mi me pasa eso-. De todas formas, antes de publicar algo uno puede decidir si quiere o no hacerlo. Si escribes una canción, un texto o lo que sea demasiado personal, algo que no quieres compartir, siempre puedes guardártelo. Si lo haces ya sabes a lo que te estás sometiendo.



    M., yo creo que gustar nos acojona por el maldito miedo a no estar a la altura. Al menos a mi.



    Ikana, es cuestión de lógica. A mi lo que me extraña es que sorprenda.



    Hombre neandertahl, bienvenido pues.



    A. es demasiado complicado esto de estar emocionalmente expuesta... jiji,jaja. Siempre que tú estés nada será lo suficientemente complicado.



    Miau, hay quien dice que puede escribir sin dejarse llevar por sus emociones. Yo no sé hacer nada sin dejarme llevar por mis emociones.



    Pedalier, you're right.



    dEsoRdeN, hay quien dice que sí lo es, aunque yo creo que inconscientemente siempre hay emoción. Pues a mi "gustar" sí me acojona. Gustar supone tener unas expectativas demasiado altas y, al más mínimo error, decepcionar. Es un gran peso.



    La mitad de tu sonrisa, en eso estoy de acuerdo. Pero una vez que te muestras, no te quejes de que te vean.

    ResponderEliminar
  15. Muy buena entrada y encima hablando de Boza, curioso.

    No me paso nada por el blog, pero hoy que he escrito y todavía estaba por aquí no quería desconectarme sin escribirte un par de frases.

    Nos leemos :)

    ResponderEliminar