21 de noviembre de 2012

Que te jodan, cari.

Te haré un hueco, querida decepción. Seremos amigas de esas que comparten tanto tiempo que no pueden no quererse. El roce hace el cariño, ya sabes. Pero es normal sentirse decepcionado cuando uno coloca las expectativas en las nubes. Los humanos rara vez nos levantamos del suelo.
Pero es que contigo me equivoque del todo. Jamás pensé que pudieras hacer tanto daño. Que (me) pudieras hacer tanto daño. Consideraba que tenías más madurez, que sabías que el fuego quema, que con algunas cosas no se juega. Ya veo que no.
Y ojalá te ahogues. Y ojalá te pisen. Y ojalá tu doble moral le quite espacio a tus pulmones y te comprima  el corazón: te lo mereces. Pero no porque te odie, no. Es sólo para que aprendas que no cualquier medio es válido para conseguir tus fines: quizás por eso siempre te quedes en los principios. Cometiste el error de subestimarme. Ese error que comete casi todo el mundo. E imaginándome debajo te quedaste atrás. Escúchame bien, no importa cuánto corras: yo siempre voy a estar por delante.


(Que te jodan, cari. Ya he escrito algo de ti. Ya puedes sentirte orgulloso)

23 comentarios:

  1. Espero que, al que mandes a joderse, sea a alguien que ya no es nadie.
    Besos, C.

    ResponderEliminar
  2. "Pero es normal sentirse decepcionado cuando uno coloca las expectativas en las nubes".
    Pedazo de verdad.

    ResponderEliminar
  3. Lejos deben estar esas personas que nos decepcionan. No se debe sufrir por gusto.

    ResponderEliminar
  4. Hace no mucho tiempo volví a ver una frase, que dice algo así como... exigete a ti mismo el máximo y no esperes nada de los demás, y solo así evitarás a la decepción. ;)

    ResponderEliminar
  5. "Escúchame bien, no importa cuánto corras: yo siempre voy a estar por delante." ME HA ENCANTADO. Y PISANDO FUERTE SIEMPRE EE

    gracias por pasarte por mi blog. ¿nos compramos un saco de boxeo?

    ResponderEliminar
  6. Puuuuuff esquee joder, siento lo mismo, pienso lo mismo joder, que me hacía ilusiones cada vez que le veía y soñaba cada noche con que llegaba el día, luego él me daba ilusiones, me hablaba con sus "duerme bien guapita" y con sus "feaa:)" y puede que no fuera nada, pero yo era feliz con ellos, y claro, ahora llega la puta realidad y ojala le pasara lo mismo no por el odio que le tengo, si no por que aprenda que lo primero, teniendo una novia esto no se hace a la demás gente y lo segundo, que no puede ir por la vida de tio bueno que va consiguiendo y liandose con todos que puede porque no, asi no se consigue nada. Le odio.

    ResponderEliminar
  7. Es confuso eso de la decepción y mandar al diablo los momentos que pensábamos sinceros ocultándonos lo que los demás veían desde otro punto de vista, la ira nace de un ego herido que sin importar se hace fuerte con cada error con cada acierto, porque en esencia somos lo que somos aunque el mundo intente moldearnos a su modo.

    Duele, pero hay que seguir adelante. Recupera tu fé!!

    ResponderEliminar
  8. A veces las expectativas nos juegan una mala pasada, y las ilusiones juegan con nosotros tanto que te destrozan, por eso, soy partidario de que cuando aparece alguien derrepente, y lo cambia todo, antes de que puedas plantearte como será todo, simplemente, que ocurra, de este modo. Puedes acabar decepcionado igualmente, por supuesto, pero menos que si te creas grandes esperanzas, pero también, puede ser INCREIBLE segundo tras segundo, ya que puede hacer que creas en algo taaaaan grande a medida que pase el tiempo, que puede llegar a asustar, y eso...eso es verdaderamente bonito.

    ResponderEliminar
  9. No me suelen gustar este tipo de entradas, si es así no creo que nadie se merezca una entrada, no sirve de nada sufrir por quien no merece, you know. No sé si era amor o no, pero igualmente, todo está tan subestimado en esta vida que hasta el propio "sufrimiento" es absolutamente banal.

    Anónimo R

    ResponderEliminar
  10. No importa cuanto corras, yo siempre voy a estar por delante.
    Me encanto tu texto. Todos hemos sentido eso alguna vez.
    Pasate cuando quieras por mi blog =) Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. La decepción es un riesgo que se corre, pero me ha gustado tu resolución. Mejor de cualquier que hubiese poder tenido yo.

    PD. Borré el anterior porque me había olvidado de comentar lo más importante. Me encantó la canción.

    ResponderEliminar
  13. Eh, que ya habías escrito algo de él (pero no te lo voy a recordar -hoy- jijijaja).

    ResponderEliminar
  14. la decepción es una cosa que siempre aparece, pero hemos de olvidarlo sino vamos a sufrir y no vale la pena. La vida hay que vivirla y disfrutarla al máximo.

    ResponderEliminar
  15. Uy, con esta entrada creo que pocos se van a atrever a subestimarte, jajaja. Un besazo.

    ResponderEliminar
  16. Definitivamente, te doy toda la razón. Nos ilusionamos pensando que alguien será distinto, que será diferente. Y al final, nos decepciones, y duele, duele bastante.

    Un beso y gracias por pasar,
    www.smileandwomanocry.blogspot.com ♥

    ResponderEliminar
  17. Y ojalá te ahogues. Y ojalá te pisen. Y ojalá tu doble moral le quite espacio a tus pulmones y te comprima el corazón: te lo mereces.

    Cari estás en la lista negra!

    ResponderEliminar
  18. Está bien un poco de desahogo, de decir "que te jodan". Ha y que hacerlo y saber pasar página, no enquistarse en el odio, que al fin y al cabo sigue siendo una muestra de amor.

    Queda mejor ahora la apariencia con el blanco que has puesto y la imagen es curiosa, me gusta

    ResponderEliminar
  19. Tequila, nunca fue nadie, pero a veces incluso siendo nadie se puede herir.


    nubedealgodon, por desgracia.


    Princesita sin corona, es inevitable sufrir.


    Gio ser, eso es imposible de conseguir.


    Leire, yo he mirado, pero son demasiado caros.


    Sonia:), quizás eso hace que las no-decepciones tengan más valor.


    Angel Guardian, que algo duela no significa que te impida seguir adelante. Es más, a veces lo que más daño hace es la intención XD.


    Secrets away, las expectativas son una mierda.



    Ric, no oses poner la palabra amor en una entrada como esta. El problema es que a veces no se sufre por alguien, sino por lo que alguien hace. Y hay una gran diferencia.



    Lau, ahora me paso :))



    Rita, me alegro.


    X, you're wrong this time, baby.



    Nuria, es más complicado.


    la chica d los chicles, :)


    Juan ,eso espero.


    Isa, jode, más que doler.


    Motherfucker, es un buen resumen :D


    garcigomez, gracias :)

    ResponderEliminar
  20. Me gusta este texto, a pesar de la rabia que se esconde detrás. Yo siempre voy a estar por delante, dice. Así me gusta, así me gusta, C. ¡Que ni el mundo no pueda alcanzar tu velocidad! :)


    M.

    ResponderEliminar
  21. Qué curioso, cuando uno piensa que ciertas cosas solamente le pasan a uno resulta que hasta los sentimientos de desazón pueden reproducirse casi de forma milimétrica en otras personas, es decir, no hay nada nuevo bajo el sol. Hace dos años y medio yo mismo podría haber firmado esas líneas que has escrito.

    ResponderEliminar
  22. M., a veces quizás me sobrestime.


    NaoBerlin, en el fondo somos una especie de robots con emociones. Sentimos cosas, sí, y son diferentes en matices y en percepción personal. Pero cuando se transforman en palabras (Y, por duro que suene, es la única manera que tienen de materializarse), no dejan de ser patrones comunes para todos.

    ResponderEliminar