22 de noviembre de 2012

Cuando lo consiga, será con matrícula de honor.

Tú querías que escribiera una de esas historias que yo solía escribir. Una de esas historias sin final, ni triste ni feliz. De las que terminan con la sensación de sus huellas dactilares recorriendo tu espalda y dejan en tus labios el sabor más amargo que jamás has probado. Pero yo ya no podía. Quizás se me agotaron las palabras, quizás los sentimientos. Quizás dejé de creer en todo eso o quizás nunca había creído. Quizás soy una escéptica del amor. Probablemente, algún día obtenga el grado en tequieros de verdad. Y cuando lo consiga, será con matrícula de honor. Y entonces podré escribirte todas las historias del mundo. Esas que terminan con el éxtasis de un orgasmo y el sabor de zumo de naranja con grumos al despertar. Y olor a casa. A casa que eres tú, que soy yo, que somos nosotros.



16 comentarios:

  1. Quizás ya hayas obtenido la matrícula de honor pero aún no te has dado cuenta.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con Summer S., seguramente ya lo tengas y puede que según tú, sea tan pequeño que ni lo ves. La canción es más que preciosa, lleva días sin poder salir de mi cabeza. Un besico.

    ResponderEliminar
  3. Llevas 2 días escribiendo cosas que solo me dejan intuir tristeza y rabia, y odio, resquemor, nose, toda una serie de sentimientos feos, de los que te matan por dentro, poco a poco...
    Vuelve a escribir sobre como te atrapaban las sábanas con esas personas, como llegar al éxtasis con esas caricias que recorren tu espalda empezando desde la nuca, deslizando los dedos vértebra a vértebra, me encanta cómo lo haces. Y nunca está de más recordar algun buen momento, siempre será mejor que escribir sobre el escepticismo amoroso, al cual, tanto tú como yo (creo) por mucho que lo intentemos negar, nunca será una realidad, no crees?
    Hakuna Matata

    ResponderEliminar
  4. No tengo dudas de que conseguiras matricula de honor. Un besazo y buen finde.

    ResponderEliminar
  5. Las historias con final abierto son las mejores, no podemos saber cual serán su final, y para eso vivimos día a día.
    Me encantaaaaaa Melendii:D

    ResponderEliminar
  6. Si pasa por tu mente, pasa por tu vida... Ten cuidado con lo que pides, pues el que pide, recibe.
    Bull

    ResponderEliminar
  7. Cada cosa tiene su momento, quizas ahora no es momento de escribir el final de la historia ;)

    ResponderEliminar
  8. ¿Cómo era eso? ¿Ten cuidado con lo que deseas, podría hacerse realidad? A veces las cosas, como bien has dicho en la entrada anterior, las ponemos por las nubes, las idolatramos y las hacemos ser más de lo que son en realidad. Quizá ahora desees eso pero cuando lo tengas, te pueda el miedo. O el vértigo. O el momento. O la indecisión.
    Pero sigue escribiéndolo, sigue deseándolo. Cada derrota es la oportunidad de una nueva victoria. Y tengo la sensación de que cada día eres más fuerte, querida C.
    Besis con sabor a chocolate.


    M.

    P.D: Sabes lo que amo esta canción... Oh.

    ResponderEliminar
  9. Me he vuelto fan de tu entrada, y esa cancion, es, es, no tengo palabras para describirla...te dejo mi blog para que también me sigas, para seguirme solo tienes que darle a la primera opción de la pestaña de la derecha, deja un comentario y si quieres le das a me gusta:
    http://cumplidoresdeilusiones.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  10. A todos en un determinado momento nos llega nuestra matrícula de honor ;)

    Ya es un gusto seguirte.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. No dejes que las tentaciones eh ilusiones que se nos presenta a lo largo del camino, te desvien de tus auténticas metas "C". Deja el afán del día a día y permite la llegada de esa recompensa a nuestras acciones, sabiendo que todo el bien que hacemos vuelve por algún lugar.

    No recuerdo bien quien me regalo estas palabras -que hoy dejo como obsequio para tí- "Para ganar primero tienes que perder y para conquistar al mundo antes tienes que renunciar a él". !!Piensalo¡¡ ^_^

    ResponderEliminar
  12. Algún día encontrarás a quien le podrás contar esas historias y podrás decirle "te quiero" con toda la convicción del mundo, porque realmente lo sentirás. Si por ahora no lo estás haciendo es porque no ha llegado la persona que te lo provoque, la experiencia me ha llegado que siempre aparece por escéptico que se sea

    ResponderEliminar
  13. Summer S, quizás no.


    Marisa, a mi también me gusta mucho.


    Secrets away, las cosas siempre son mucho más complicadas de lo que parecen.


    Juan, :)


    Sonia, a mi las que más me gustan son las historias interminables. Y sí, Melendi (L)


    Bull, siempre lo tengo.


    Verillo, maybe.


    M, Sí, era así :)



    Adriá, Mayley Lizzie, gracias.


    Angel Guardian, yo creo que las ilusiones son las que nos deben mover. Las verdaderas metas no existen.


    Garcigomez, probablemente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ilusiones desaparecen, los deseos impulsan XD , ó acaso te gusta vagar en el desierto en busca de oasis? ^_^

      Las metas son dificiles de ver a tus años, dale tiempo al tiempo y las podras apreciar. Sauditos “C“

      Eliminar