2 de octubre de 2012

Cierra los ojos.

Cierra los ojos y no veas nada que te pueda hacer daño. Niégate la verdad para que no duela. Auto-engáñate. Ignóralo todo. Al fin y al cabo, de eso se trata. De eso se trata siempre. De evadir los problemas, de hacer como que no existen. De borrar las palabras para ver si así conseguimos algún día borrar los sentimientos. De construir mentiras para no vivir la destrucción de una verdad a medias. Ojalá yo, sabiendo hacer todo eso que todos hacéis. Ojalá yo pudiendo no palpar nada, no ver nada, no sentir nada. Ojalá yo, siendo así, indiferente, pasiva, muerta. Ojalá yo sin dolor. De ningún tipo. Nunca.


(Se fue la luz y no quisimos dar al botón)

15 comentarios:

  1. Mejor tú siendo fuerte. Mejor tú habiéndolo superado. Mejor tú siendo libre, siendo sonrisa, siendo voz.
    Pre-cio-sa-voz.


    M.

    ResponderEliminar
  2. Bu..esto ya no se ya si mola tanto :P
    No se suponía que era mejor sentir a que sientan?
    Dudo mucho que te gustase ser así como describes, tronca.

    AnónimoR.

    ResponderEliminar
  3. Si, y para ser felices es necesario aprender a evadirse de esas palabras, aunque los sentimientos no son tan fáciles la verdad..
    Me ha encantado la canción! un besito:)

    ResponderEliminar
  4. Pero si tú eres del club de maestras del autoengaño. :-/

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  7. Me identifico con esa fase de negación, evadiendo la realidad con mentiras que poco caso le hace al corazón, intentando escapar del dolor, de sentir lo nada rescatable del ayer. Evitando sentir la otra cara de la moneda que siempre va a estar alli esperado su 50% de posibilidad por ser, lo que aun no se ha decidido ser.

    Muy atinada criss 4 ojos cerrados ven más que 2 abiertos. Feliz semana ^_^

    ResponderEliminar
  8. La cobardía como coraza. Tristemente habitual...

    ResponderEliminar
  9. Yo prefiero no vivir en la ignorancia aunque me haga daño. Mejor saberlo a tiempo que para luego ya sera demasiado tarde. Un besazo.

    ResponderEliminar
  10. y... hay quien no sabe o no le sale otra acción mejor que engañar, a diestro y siniestro, por activa y por pasiva. ¿será cobardía? o tal vez enfrentarse a la vida con otra perspectiva? cónica?

    Saludos

    p/d.- No autoengañarse, sufrir los daños como son, sin darles más importancia y mucho menos a quienes pretenden engañar a los demás. El mundo está lleno de sofisticación y sutilezas, sólo tenemos que aprender a sentirlo y el mejor camino es la empatía, aún siendo muy difícil hoy en día.

    ResponderEliminar
  11. El autoengaño no deja de ser eso, una mentira que nos hace sentir mejor... pero que sabemos que es mentira.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  12. El amor se basa muchas veces en el autoengaño, en creer que la otra persona nos sigue queriendo aunque ya no sea así, pensar que hace esta o tal cosa porque lo hace por ti, en pensar que cuando nos manda un beso quiere decir algo más y un largo etcétera de casos.

    De todos modos se dice siempre que uno puede engañar a los demás, pero no a uno mismo, así que el autoengaño siempre es muy relativo

    ResponderEliminar
  13. "¿Cómo de un día para otro consigues olvidar los momentos?". Siempre me he formulado esa pregunta al ser incapáz de conseguir yo lo mismo. Supongo que tenemos una dosis más de esencia. Es inevitable no sentir, no sentir tanto. Un besico :)

    ResponderEliminar
  14. M, precioso comentario el tuyo (Gracias).


    AnónimoR, en algún momento todos queremos o necesitamos ser así.



    Sonia :) lo importante nunca es fácil.



    X, de intentarlo quizás. Lo de conseguirlo se me da fatal.



    CyberAngel, es preciosa la canción. Feliz finde para ti.



    dEsoRdeN, la cobardía es tan difícil de reconocer que da miedo. Igual que las corazas. He decidido que no me gustan nada.



    Juan, supongo que cuando te auto-engañas tienes la esperanza de que aunque haya algo ahí, nunca salga a la luz.



    Hana, aprender a sentir el dolor. Siempre he querido conseguir eso. Y engañarse a uno mismo implica a veces engañar a los demás, por eso deberíamos controlarlo. No creo que sea cuestión de perspectivas.



    Tequila limón y sal, yo creo que hay quien lo consigue. Creérselo, digo.



    garcigomez, ¿El amor se basa en el autoengaño? Eso no es amor. Eso es necesidad de amar. Y no estoy de acuerdo con eso último. Hay quien sabe engañarse a si mismo.



    Marisa, no creo que nadie olvide momentos de un día para otro.


    Marisa,

    ResponderEliminar
  15. Si cierras bien los ojos, muchas cosas no se ven.

    ResponderEliminar