31 de agosto de 2012

Seven things about me.

Normalmente no hago yo mucho caso a los asuntos de "premios entre blogs". Tampoco es que me estén otorgando premios todos los días, no os vayáis a pensar. Pero cuando el premio no implica ningún tipo de "obligación" no me suelen hacer demasiada gracia. Que no significa que no me pueda hacer ilusión, pero no me gusta actualizar con una imagen que pone que he ganado un premio mi espacio personal mío y sólo mío en el que se supone que tengo que estar yo en formato letra y forma de palabra. Después de esta disertación de cinco líneas absurda sobre mi percepción de los premios online debería ir poniéndome a contar el motivo de la misma. Y es que Juan me ha elegido para que publique una lista con siete cosas sobre mi. Y los que me seguís desde hace tiempo o me conocéis un poco sabéis que yo y las listas... tenemos cierto problema de magnetismo y adicción del modo que ellas me piden que las haga y yo no puedo decirles que no ante semejante propuesta. Casi casi como si alguien me propone salir a correr, ir al cine o acudir a una fiesta de largo. El caso es que voy a hacer la lista esta de "Seven things about me" (¿Por qué las cosas en inglés quedan más guays?).

1. Me gusta llevar la contraria. Realmente no es que me guste, es que muchas veces me sale por defecto. Aunque sólo sea por lo enriquecedor que es un debate con diversos puntos de vista sobre un tema determinado. Me gusta también contradecirme a mi misma. Creo que las contradicciones me hacen más persona. O igual no es que lo crea y simplemente no lo puedo evitar.

2. Me gusta reflexionar. Reflexionar sobre mi misma y mi alrededor, sobre lo que me gusta y lo que no y cómo cambiar lo que no me gusta. Me gusta cometer errores y reflexionar sobre ellos porque, al fin y al cabo, cien fracasos merecen la pena a cambio de un solo éxito.

3. Si quiero algo, lo consigo. Por cabezonería o porque en el fondo pienso que puedo ser capaz de todo si tengo las ganas suficientes. Aún asumiendo que probablemente al conseguirlo me de cuenta de que realmente no lo quería y tenga que volver a empezar. Quizás esto sea un idealismo en toda regla, pero por lo menos si persigo las cosas que quiero puedo sentirme bien conmigo misma. Sería incapaz de ser feliz si caminase dejando puertas abiertas y cabos sueltos tras de mi.

4. Odio las etiquetas. Por encima de todas las cosas en el mundo o casi. No sé expresarme con pocas palabras, no sé ser concisa y no soporto la idea de tener que encajar mil cosas complejas en algo tan simple como un conjunto de letras unidas. Creo que poner un nombre a algo no es más que un intento de simplificación y que en toda simplificación quedan matices sueltos que restan valor al concepto inicial.

5. Compro libros, discos, películas y series en dvd. Y voy al cine y a conciertos. Y odio al mundo entero por las subidas del IVA y por el desprestigio a la cultura (y a tantas otras cosas, pero en especial a la cultura) que se está haciendo en estos momentos en nuestro país.

6. A veces puedo parecer sosa, seca, borde y distante, pero es sólo una primera aproximación a mi persona. Después me convierto en un ser dulce cual terroncito de azúcar que te despierta con besos, poesías y zumo de naranja por las mañanas. En realidad no. Tampoco me considero miss simpatía, pero no soy tan fría ni pasota como puedo parecer en un primer momento y cuando cojo cariño a una persona me esfuerzo mucho por hacerla feliz.

7. Me gusta salir a correr cuando hace calor, volver a casa, quitarme la ropa, tumbarme en el suelo, cerrar los ojos y pensar un rato antes de ir a ducharme escuchando el silencio. Ejem, escuchando el ruido de la calle y a los putos niños del patio que siempre están dando por el culo y mataría uno a uno si no fuera incorrecto porque son seres inocentes e infantiles que merecen vivir, porque en un futuro cambiarán y porque en el fondo yo algún día fui una niña (aunque estoy casi 100% convencida que no tan ruidosa y pedante como los que he conocido en mis diversos vecindarios, pero qué le vamos a hacer...).

Obviamente, me faltan muchas cosas. Como que no sé ser sin pelo en la cara, que la única bebida alcohólica que me gusta es el vodka-limón (y que me afecta demasiado), que me gustan los conejos y los gatos pero me dan miedo los perros o que me enamoro constantemente de vestidos de flores y camisetas con lacitos. Pero sólo eran siete. Siete cosas, algo así como un 0,5% de todo lo que es una persona...
Y no, no voy a "premiar" a nadie... porque no sé si podría soportar el hecho de que no me hiciesen caso y asumir mi poca popularidad bloggeril si no me "obedecierais". Es broma. No voy a premiar a nadie porque... porque... no es mi estilo.


(Nota aleatoria. Sobreviví a la cucaracha. De hecho, no la volví a ver. Ni a ella ni a ningún otro tipo de ser extraño. Probablemente estén planeando un ataque en algún lugar de mi querida casa, pero de momento... sigo viva.)

16 comentarios:

  1. Conocía todas esas cosas sobre ti. A estas alturas hay pocas que se me escapen. Estoy convencida que sacaría entre notable y sobresaliente en un examen con un temario basado en tu vida. Lastima que en mi carrera no haya una asignatura con tu nombre Jijijajaj. Y con respecto a esto: "Después me convierto en un ser dulce cual terroncito de azúcar que te despierta con besos, poesías y zumo de naranja por las mañanas." doy fe. A lo del zumo de naranja, vaya.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo en el punto 5 en España hay muy poca apuesta por la cultura, ahora que estoy en Inglaterra me doy cuenta mas que nunca, la diferencia abismal que hay sobre ese tipo de cosas. La 6..creo que también estoy un poco de acuerdo aunque yo precisamente no puedo hablar porque realmente no se como eres, pero lo de que no eres miss simpatia ya te dije que estoy de acuerdo. Te iba a decir, has puesto mas de 7 (tono niño repipi) pero ya lo has dicho tu. Quizas la cucharacha ya no esté pero te haya dejado miles de huevos de cucaracha de descendencia jajajajaja (No llames a ninguna empresa quita plagas xD)

    AnónimoR

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo en muchas, sobre todo en lo de ser sosa, seca borde o distante; llevar la contraria y conseguir lo que quiero (con bastante astucia la verdad)
    Me alegro de que sobrevivieses a la cucaracha, y espero que no tengas ningun problema con otro tipo de bichos jajaja y si los tienes, por lo menos tienes varios botes para defenderte:)

    ResponderEliminar
  4. No soy nada de los premios entre blogs y estas cosas, pero te recomiendo lo que en su día me recomendaron a mi con muy buen criterio: 'Zum'. Mucho mejor y más efectivo que 'Cucal' e insecticidas similares...

    ResponderEliminar
  5. Santa Madre de Dios, eran 7 cosas de ti.... y senti como si fueran las 7 cosas que deberia tener la mujer “digamoslo asi“ perfecta. Que personaje eres criss - Haciendo tus propias reglas - ^_^

    ¿ los bichos planean un complot ? Jajaja

    ResponderEliminar
  6. Yo también soy de los que aún compran pelis y discos. O compraba, cuando era pobre (ahora no llego ni a eso xD).

    ResponderEliminar
  7. "Me gusta llevar la contraria" tenemso algo en común

    :D

    ResponderEliminar
  8. A MI el punto 6 me resulta familiar pero lo bueno es QUE las primeras impresiones no siempre son aceptadas

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  9. ¡Hey! Jo, me siento muy identificada contigo, leerte es como leer un libro, y eso es genial. Tienes un vocabulario extenso y eso me gusta bastante, es fácil leerte sin repetir palabras, o usar palabras no tan comunes. Te sigo, me ha encantando,¡y tenemos mil cosas en común! Aquí te dejo mi blog, porsi quieres pasarte: www.smileandwomanocry.blogspot.com un saludo :^) ♥

    ResponderEliminar
  10. Más o menos también tenía esas siete cosas controladas. Pues creo que dentro de poco vas a ser de las pocas personas que gastan dinero en cultura, porque va a alcanzar precios prohibitivos... A mí me encanta ayudar a la gente que se dedica a algo tan bonito como es la creación, pero si lo único que ven son trabas al final la gente cantará en las cenas de Navidad y rodará películas con una videocámara y cuatro amigos.

    ResponderEliminar
  11. Muy de acuerdo en el punto 5, que me hace gracia oír a esa gente que es caro ir al cine o comprar una serie en DVD y luego se gastan 30 o 40 euros el fin de semana en copas y 80 o 90 euros en unas zapatillas deportivas (por citar gastos que a mi me parecen aberrantes). Imagino que les dará más satisfacción gastar el dinero en eso que en cine, del mismo modo que a mí me pasa al revés.

    Y comparto varias de tus características, aunque alguna como la número 3 haya comprobado que no siempre puede ser, porque muchas veces no solo depende de uno mismo conseguir las cosas

    ResponderEliminar
  12. Las conocía casi todas, pero el que más me gusta es el punto 6.

    Muerte a los niños que gritan.

    ResponderEliminar
  13. Me he sentido tannnnn identificada con esta entrada que, en parte, me he emocionado. Valoro muchísimo más los pequeños detalles, por tontos que sean, sobre cualquier cosa. Y en tu quinto apartado he de decir que, una buena historia deslumbra más que un trocito de verdad. Yo, que odiaba leer, ahora me falta lugar en mi habitación para colocar mi pequeña colección literaria, musical y cinematográfica. Digamos que soy una amante del arte en pequeñas y grandes proporciones, así como a crearlo (al igual que tú, supongo) a través de escribir lo que gritamos en silencio. Cualidad/defecto que más me ha llegado, el número 6. "No llevo el corazón encima por si me lo quitan", en parte sí y en parte no. Como yo digo: "te puedo odiar y te puedo querer". Todo depende del momento, el comportamiento, la sensación y una emoción (básicamente). Se me olvidaba, también estoy de acuerdo contigo en lo de "odiar las etiquetas". ¿Por qué etiquetamos algo con un nombre común, si cada persona lo siente de una manera, o lo ve y vive de forma distinta? En fin, cada cuál sabrá... Un saludo de tu fiel seguidora. Besicos. :)

    ResponderEliminar
  14. Me encantan tus post en donde te "desnudas" a ti misma en palabras diáfanas

    ResponderEliminar
  15. Juan, siempre dando premios y presentes, de una forma o de otra :)

    Me gustan tus siete puntos. Algunos podríamos incluso compartirlos.

    ResponderEliminar
  16. A., sé que adoras mis zumos de naranja con grumos. Estaba yo pensando que mis hombros daban para poner nombre a una asignatura de fisioterapia. Deberías plantearlo en tu universidad.


    AnónimoR, que majo tú, con total confianza acusándome de no ser simpática. Menos mal que no conoces mi "yo borde". El insecticida que he utilizado también mataba los huevos de cucaracha, creo que no hay peligro de plaga :p



    Patri Limón, estaría más tranquila si la viese muerta. Aún miro el suelo cuando entro en una habitación por si me la encuentro.


    dEsoRdeN, llegas tarde. Ya me compré el cucal y otro para otros bichos por si no era suficiente. Pero ninguno es Zum. Odio los bichos, mucho, mucho, mucho.



    CyberAngel, creo que nunca nadie me había dicho algo tan bonico conociéndome tan poco XD.


    X, es lógico. Cada vez suben todo y bajan más los suelos y se reducen las posibilidades de encontrar trabajo. Pero la intención es lo que cuenta, me caes bien :)



    Ala_Strange, bonito don.




    Seo, muchas veces las primeras impresiones ciegan. Yo suelo acertar bastante.



    Isabel. me alegro :) luego me pasaré.



    Juan, habrá que ver como evoluciona todo.


    garcigomez, no depende de uno mismo conseguirlas, pero dejar de intentarlas sí depende de uno, y si dejas de intentarlo, no tienes posibilidad alguna de conseguirlo. A mi nadie me saca de mis ideas.
    El cine es verdad que e está poniendo prohibitivo, pero haciendo esfuerzos, reduciendo de otros lados.. si que se puede ir de vez en cuando.



    Helenx, tener vecinos menores de 10 años reduce un 95% las posibilidades de tener hijos en un futuro. Convencida de ello estoy :)



    Marisa, un placer leer comentarios así y no tener nada más que añadir, fiel seguidora.


    Bastet, eso de desnudarse y diáfano junto me ha dado así como mal rollito. No preguntes por qué. Encima diafano rima con epitafio. Ais.


    Raquel, algún día deberíamos hacerle un monumento de plastilina :) y sí, te dejo compartir mis puntos conmigo.

    ResponderEliminar