31 de julio de 2012

Sin magia nada vale nada.

Sin magia nada vale nada, ni siquiera tú. Y yo veía cómo tu esencia se caía a pedazos, cómo lo especial se volvía vulgar como si las agujas de un reloj acelerado fueran golpeándote, arrancando granitos de ti, haciéndote desaparecer. Quizás no te conocía realmente. Tal vez nunca te había conocido. Probablemente había dejado que mi estúpida cabeza alterara mi percepción. Lo cierto es que en este momento pienso que las cosas en las que siempre había creído no existían en realidad. Y eso me está apagando. Sin magia nada vale nada, ni siquiera yo.


(Fuerzas infrahumanas me impiden llegar puntual a cualquier tipo de cita. Fuerzas infrahumanas me impiden también conformarme con lo establecido) 
(Como no he encontrado ningún video de youtube con la canción que quería poner completa, podéis escucharla aquí: ¡Pulsa!)

5 comentarios:

  1. La magia es lo que da ese punto de más a esas relaciones que consideramos especiales. La magia es lo que hace que veamos a esa persona de un modo especial. Efectivamente, cuando la magia se pierde y todo se vuelve corriente y previsible es cuando todo suele irse a la porra.

    No siempre puede lograrse la magia, pero un poco nunca viene mal de vez en cuando

    ResponderEliminar
  2. Al final siempre te das cuenta de que las apariencias engañan, creías una cosa y resulta ser otra. Se hace difícil hacerse a la idea de esa situación...

    ResponderEliminar
  3. el problema de la magia es que hay que creer en ella para que funcione, y creernos mentiras y poner mucho de nuestra parte y aun asi... pero si, sin magia nada merece la pena de verdad

    ResponderEliminar
  4. garcigomez, en mis ideales la magia no se puede destruir o perder. Y me atrevería a decir que tampoco puede existir de forma plural.


    Miriam, algunas veces duele más que otras.



    SegioSW, completamente de acuerdo.

    ResponderEliminar
  5. Muy de acuerdo. La magia es lo único que le da sentido a todo

    ResponderEliminar