19 de julio de 2012

Huir.

Huir de ti. Huir de mi. Porque entendía que no me convenías. Porque sabía que eso no era amor. No era más que tu absurdo orgullo, que no admitía un “no” por respuesta. No era más que mi absurda manía de querer entenderlo todo. Mi incapacidad de cerrar una historia sin escribir un punto y final.


(Y yo seguía sin entender por qué el tiempo pasaba y, esporádicamente, buscabas algo en mi...)
(Dato aleatorio. Después de pagar 53 euros en la peluquería, hoy me he tenido que gastar 80 en un cargador para el ordenador y 8 en cinta de embalar. Mi economía va de lujo)

5 comentarios:

  1. No siempre es fácil saber cuando algo ha terminado y por eso todo se estira hasta que se rompe de tanto estirarlo. Pero también hay veces en las que algo termina y aún a sabiendas de ello se quiere seguir estirando lo que ya no tiene remedio, para eso es mejor buscar la salida.

    Huir cuando la cosa no se ha terminado, cuando el amor existe y sólo se hace por miedo a la posibilidad de ser feliz, sí que es más condenable

    ResponderEliminar
  2. En estos días tan identificada me siento con lo que escribes... Yo tampoco soy capaz de cerrar así las historias. Todavía sigo sin cerrar alguna que otra. Soy como un libro con todos sus capítulos empezados, pero sin ninguno acabado.

    PD. Mis exámenes... Voy uno y uno. Todavía me quedan tres. El que he reprobado ha sido por el maldito profesor que por una tontería no me ha querido aprobar la parte oral. Y de todos los que rendimos esa asignatura, nadie aprobó. Y fui la única en aprobar la parte escrita y llegar al oral. No sé si debería sentirme orgullosa de ello... O una completa idiota por no pasarlo.

    ResponderEliminar
  3. Jeje, es que los gastos nunca vienen solos, menos mal que ya hemos pasado mas de medio mes. Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Cris! Siento haber puesto el fragmento de tu entrada, pero esa frase me parecio perfecta y puse ese cachito del post... Perdona por no haber puesto que era tuya, se me pado por completo... Enseguida pongo que es tuya:) perdona de nuevo y lo siento :S un besazo!

    ResponderEliminar
  5. yo siempre huyo, huyo en lugar de dar la cara y afrontar los problemas, aunque esa no es la mejor forma de hacer las cosas. tampoco se cual es la mejor porque no conozco otra.

    ResponderEliminar