18 de julio de 2012

Cosas que no soporto.

Hacía mucho que no hacía una lista, y la verdad es que lo echaba de menos. Hace tiempo hice una de cosas que me gustaban, así que hoy toca una de cosas que detesto...

- No soporto que me digan lo que tengo que hacer. Puedo pedir consejo u opinión sobre algo, pero me gusta organizar las cosas a mi manera y que, si me equivoco, sea por algo que he decidido yo. Odio que intenten planear mi vida.
- Que me juzguen sin conocerme. Las etiquetas. Me parecen absurdas.
- La falsedad. Hacer las cosas por quedar bien, y la gente que actúa con el único objetivo de gustar a los demás.
- Sentir impotencia, aunque sea inevitable. Odio las cosas que no me gustan y no puedo controlar.
- La pasividad. Las personas que se quejan continuamente de su vida pero no hacen nada para cambiarla.
- Los eufemismos. Las cosas claras siempre son mejores.
- La simpleza masculina que hace que los hombres sean capaces de proponer cosas como "¿Dormimos juntos esta noche?" cuando realmente quieren decir, "¿Te apetece follar?". Cuando alguien me hace esa pregunta me dan ganas de decir que sí, y quedarme dormida en el sofá con pijama de pantalón largo a eso de las 12.
- El daño premeditado. Para mi es algo imperdonable.
- La falta de empatía. Me parece necesario a la hora de relacionarse con la gente saber ponernos en su lugar y entender que no todos estamos hechos de la misma pasta.
- A los políticos. Razones obvias.
- La gente que insiste cuando dices "No". Si yo digo que no es que no, y no hay más que hablar.
- Esperar. Aunque en la vida cotidiana, siempre llego tarde. Así que es un poco contradictorio.
- El olor a macdonalds. Y las salchichas. Y el olor a salchichas. Y el sabor a salchicha en la boca de las personas que comen salchichas. Y más si son crudas.
- El agua de la ducha caliente. Soy demasiado delicada y me quema la piel.
- El frío. Sobre todo el frío de Madrid (entiendo que también podrían incluirse en el grupo otras ciudades sin playa del centro de la península...).
- El transporte público. Y los aires acondicionados extremos. Y la gente, que sólo piensa en si misma.
- Los planes universitarios y cómo nos llenan de asignaturas que no sirven para nada y no nos enseñan a desenvolvernos en nuestro futuro trabajo, que es más fundamental.
- La desinformación. O la facilidad que tiene la gente para opinar de cosas de las que no sabe, simplemente porque ha leído a sus amigos en twitter hablando al respecto.
- Las historias de amor típicas.
- Que se diga "amor" cuando se quiere decir "sexo" o "necesidad".
- La facilidad que tienen los adolescentes para querer morir de amor y para decir "te quiero".
- Todas aquellas personas que sólo saben pensar en si mismas.
- Las historias que terminan antes de haber muerto, o que mueren antes de haber terminado (o empezado).
- El exceso de obstáculos o la falta de fuerza.


(Por leer esta no os merecéis ningún pin, que es tan corta que me sorprende hasta a mi. Supongo que se debe a que el verano me pone de buen humor, a que ya estoy matriculada en tercero de la universidad y he podido elegir lo que he querido y a otra serie de cosas más... sea como sea, hay demasiadas pocas cosas que yo detesto ahora mismo...)

11 comentarios:

  1. Coincidimos en gran parte de odios. Pero añadiría a la lista a grupos como Marea...

    XD

    ResponderEliminar
  2. es interesante saber cosas de ti, con que la simpleza masculina no?, jajaja. Un besazo Cris.

    ResponderEliminar
  3. Me identifico con la mayoría de cosas, la verdad. Si fueras yo... te cansarías de ver cosas de esas día tras día y mira que es un pueblo pequeñísimo...

    ResponderEliminar
  4. Me gusta que no soportes unas cuantas de esas cosas. El uso de la palabra "empatía", bien (y vocablo) semiolvidado en nuestros días, te hace ganar puntos, que lo sepas...

    ResponderEliminar
  5. Yo detesto muchas de las cosas que escribes, aunque lo de las salchichas lo he ido rectificando con los años. De pequeño las odiaba, me daban arcadas y ahora sin ser mi plato favorito, las tolero. Lo mismo me ha pasado con los mejillones, los espárragos o el gazpacho. Una muestra de como se va cambiando con los años, aunque sea en detalles pequeños.

    Y en lo de la empatía es algo en lo que siempre se está aprendiendo, porque muchas veces pedimos a los demás cosas que para nosotros son normales y asumibles y ellos no pueden darnos o no las dan de la forma en la que queremos. Y al revés también. Es un tema curioso

    ResponderEliminar
  6. dEsoRdeN, grupos como Marea molan :$ fijo que no los has escuchado con calma.


    Juan, sois algo más simples (en general) y soléis seguir patrones establecidos. Claro, que siempre hay excepciones.


    Miriam, en mi antiguo pueblo pequeño también, también. Supongo que hay en todas partes...



    Juan R.M, oh. Tampoco soporto la obsesión con La Roja, que no lo he puesto :p


    garcigomez, yo es que no como carne, y las salchichas en especial me dan un asco infinito. Los espárragos sí me gustan XD, el gazpacho lo tolero. A mi no me parece tan fácil lo de la empatía. Para empezar, no me gusta pedir ni que me pidan. Cada uno da lo que le sale, y la otra persona tendrá que acostumbrarse. De lo contrario estás modificando a la persona en cuestión, o intentando hacerlo. No cuesta tanto ponerse en el lugar de otro...

    ResponderEliminar
  7. Tienes razón: sólo empezar a escucharles, me pongo nervioso y violento...

    ResponderEliminar
  8. Odio la gente que escribe un blog creyendo que tiene algo que decir, que es especial, que es distinta...Normalmente lo lees y descubres que es otra gilipollas más

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no escribo un blog porque me crea especial o distinta. Escribo un blog porque me gusta escribir, sin más. Para algunos gilipollas, para otros todo lo contrario. Como todo el mundo, ¿no? Lo bueno de internet es que todos somos libres de escribir y de leer lo que queramos.

      Eliminar
  9. Creo que tienes rasos PAS si nunca hablar de ello, escribe personas altamente sensibles en google...te saldrán páginas hasta para hacer test. Te lo digo pq yo lo soy y me reconozco en muchas de las cosas q dices. Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Creo que tienes rasos PAS si nunca hablar de ello, escribe personas altamente sensibles en google...te saldrán páginas hasta para hacer test. Te lo digo pq yo lo soy y me reconozco en muchas de las cosas q dices. Un abrazo

    ResponderEliminar