24 de junio de 2012

Tú me enseñaste a brillar.

Tenía miedo a mirarte y no verte,
a que tú no fueras tú y yo no fuera yo.
A que "nosotras" fuese un plural inventado.
Miedo a que desapareciera todo lo que quedaba,
miedo a perderme buscándote,
miedo a tocarte sin que se me erizase la piel.
Miedo a olvidar todas las definiciones que había aprendido contigo,
a no ser capaz de reconocer tus dedos en mi espalda.
Muchos miedos que se resumían en uno:
miedo a que no estuvieras, porque yo siempre te iba a necesitar. 
Y mientras imaginaba que te perdía recordaba que tú eras la luz que siempre me dejaba ver todo lo demás.


(Y yo sigo creyendo en los "para siempre" y en las cosas bonitas porque existes tú)

13 comentarios:

  1. Infinita belleza en tus palabras.

    ResponderEliminar
  2. y yo sigo creyendo en los para siempre.... me gusta esa forma de pensar y e ser positivo :)

    ResponderEliminar
  3. A veces las personas no pueden darnos lo que necesitamos.

    ResponderEliminar
  4. No dejes nunca de pensar en los "para siempre" porque existen si tu quieres. Un besazo.

    ResponderEliminar
  5. con estas entradas, con estas canciones, de chica tradicional nada!

    ResponderEliminar
  6. A veces es difícil creer en los para siempre, que suerte que tú puedas :)
    (me encanta Boza)
    un besito!

    ResponderEliminar
  7. "Los para siempre" existen si uno quiere.

    Me acordé de tí el sabado a las 12, espero que haya ido todo bien.

    ResponderEliminar
  8. Hay personas que son así de maravillosas...y nos da miedo perderlas de nuestra vida. Muy bonita entrada

    un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. La gente a la que siempre necesitaremos son una bendición del cielo y una maldita putada, a partes iguales...

    ResponderEliminar
  10. El miedo al olvido y el miedo a la pérdida, dos grandes miedos cuando quieres a alguien. Cuando deseas que esos momentos en los que tocas el cielo no se acaben nunca y que vuelvan a repetirse, que no se conviertan simplemente en recuerdos del pasado.

    Cuando no tienes miedo al mundo porque esa persona está ahí contigo

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que yo antes creía en los para siempre, pero a día de hoy ni se me pasa por la cabeza el tener a alguien para siempre (te digo todo aquello relacionado con el amor, familia, amigos...).
    Lo que yo opino es que hay que aprovechar el momento y disfrutar de las cosas cuando se tienen para que después no haya que arrepentirse de no haber dicho o hecho algo.

    ResponderEliminar
  12. Pienso que siempre puede encontrarse un equilibrio entre lo que uno necesita y lo que el otro puede dar. Sobre todo cuando hay cariño, amor, sentimientos o como quieras llamarlo. De todas formas, se nota que hay cosas que no eres capaz de comprender.

    Creer en los "para siempre" es algo ambiguo. No creo en una relación de pareja que dure para siempre, pero decía Shakira que "no sólo de amor vive el hombre" en una de esas canciones cutres que hizo cuando se convirtió en loba. De todas formas, hay cosas que sí son para siempre. Las personas especiales de verdad suelen serlo a no ser que te decepcionen y dejen de existir.


    La putada es que uno siempre tiene el miedo de que esa persona te deje de necesitar, o deje de querer (que no poder) estar ahí para ti... todo lo bueno viene con su reverso malo siempre.

    Depende de qué entiendas por el concepto "tener". Si por tener te refieres a un amigo, una pareja o una familia a tu lado todo el tiempo, compartiendo 48 horas al día, no. Pero si por tener es saber que cuando necesites a alguien estará ahí, si existe el sentimiento el para siempre es posible siempre, y todo lo que peudas decir es una excusa para no comprometerte a querer.

    ResponderEliminar