6 de junio de 2012

Idealista.com (o como conocer la vida de una persona a través de su habitación)

Toda esta absurda reflexión comenzó cuando yo y otra de mis compañeras de piso confirmamos que el año que viene nos íbamos, por lo que nuestras habitaciones se quedarían libres. Creo que nunca lo he contado de manera explícita, pero comparto piso con otras tres chicas. El caso es que ahora corre a cargo de mis otras dos compañeras encontrar alguien que ocupe nuestro espacio (físico, en el corazón es otra cosa), por lo que se pusieron a anunciarlo a lo largo y ancho de la red y también de nuestro pueblo. Y el anuncio comenzó con una pregunta inocente:
Compañera-de-piso-friki (Ana Sanse, aquí su blog): ¿Puedo hacer fotos a vuestras habitaciones?
Yo: Sí, sí, claro. Ahora me voy, si las haces antes de que vuelva mejor, que así no me molestas luego.
Y después, llegué a casa, abrí facebook, envié el evento y entré en el anuncio de idealista (no sé muy bien por qué. Debía de estar muy aburrida aunque no era consciente de ello, o igual es que soy muy curiosa...). El caso es que, viendo las fotos de mi habitación, me di cuenta que en ese anuncio, en esas paredes, en esas fotografías, estaba mi vida a trocitos. Algún psicoanalista experto probablemente podría incluso adivinar mis más profundos sentimientos. Supongo que eso de que las paredes hablan es, en parte, verdad.

Para empezar, por cómo están colocadas las cosas. ¿Es alguien desordenado, ordenado? ¿Tiene las paredes vacías o las tiene llenas? ¿Duerme en una cama grande o en una cama pequeña? ¿Utiliza edredón o sólo tiene sábanas?
A simple vista, podéis observar mis sábanas de Hello Kitty. Lo que os llevará a ubicarme en la generación del 95. ¡Error!. Soy mayor aunque tenga sábanas de niña pequeña. Y os explicaría por qué tengo esas sábanas, pero, ¿para qué?. Bueno, sí. Durante una época de mi vida me gustó mucho Hello Kitty. Realmente, me seguiría gustando de no ser por el agobio que todo el mundo me creó al acordarse de mi cada vez que veían algo de la gatita japonesa. Así, mi whatssap y twitter se llenaron de mensajes del estilo de: "Ver papel higiénico de Hello kitty y acordarme de @cristinasintina". "Mira, me he acordado de ti (+foto de lechuga de Hello Kitty). Eso sumado a que en un año me regalaron un par de cojines, batido de fresa, galletas, sábanas ... de ella, han hecho que ya no me guste tanto. Saturación, imagino. Pero ahí están las sábanas. Y el cuadro de Audrey Hepburn. Y el jersey apoyado en el radiador, que indica que soy una persona friolera porque sigo poniéndomelo por las noches. Y la persiana a medio bajar, como a mi me gusta.

Después vino esa fotografía tan artística, en la que se puede ver el espejo, el mac y parte del escritorio. Cosas que me llevaré si no es el primero, el segundo día de mudanza. También se ve mi sujetador deportivo, ese que me acababa de quitar en el momento en que se realizó la fotografía y apoyé en la silla rosa del escritorio. Y una fotografía, y mi horario de gimnasio. Cosas muy interesantes para futuros compradores. Pero más o menos, ¿qué se puede deducir de esta fotografía?. Todo sigue siendo muy rosa. Tengo un mac, por lo que mi situación económica no es mala. Y además, dejo el sujetador encima de la silla cuando me lo quito.

También tenemos la fotografía cama+estanterías. Con la claqueta de cine, mi lomográfica (También rosa), los rotuladores, mi diario, mi cuaderno de escribir, mi agenda de tareas, mis libros, mis películas, el disco de love of lesbian y el Iphone. Y el capuchón (Que podría indicar ciertos toques cristianos pero en realidad es como tener a mi padre en pequeñito en la cabecera de la cama). Y mis muñecas. Y los recortes de revistas de moda. Pues ale. Ya sabéis que leo revistas de moda, y fotogramas, que escribo y hago dibujos absurdos con rotuladores de colores, que me gusta la fotografía y el cine, y libros diversos, que compro películas, que compro discos originales, que colecciono muñecas y que las paredes me gustan llenas.


Y ya para finalizar, el armario. En el armario en el que además de confirmar que me gusta Audrey Hepburn, podéis (y cualquiera que entre en idealista.com puede) apreciar cuatrocientas fotos de servidora y amigos, además de otro poster-collage (Que en realidad son cuatro) del que se puede deducir parte de mi gusto fílmico y musical, así como de mi forma de ser y/o pensar. Y faltan fotos. En la página web en cuestión hay más (y podrían haberse hecho más).

Después de esta amplia y absurda reflexión, he llegado a la conclusión de que la página esta me da un poco de miedo. Psicópatas del mundo, ahí tenéis vuestro futuro. Porque además de descubrir gustos, situación económica, intereses y de hacerse una idea de la vida de X persona, además de eso, Idealista.com os dice la dirección postal y cómo llegar. Incluso aparecen teléfonos móviles para concertar una cita y asegurarte de que individuas están en casa (aunque bueno, esas habitaciones permanecen ocultas, porque ya tienen inquilinas en su interior). No me gusta. Llamadme mal pensada o quizás tenga una imaginación desbordante. Sé que es necesario, pero me da mal rollo. Ahora tengo ganas de irme de aquí y tendré pesadillas hasta que abandone mi pequeña habitación. Si desaparezco, echadle la culpa a idealista.com. Denunciadles. Hacer que cierren la página web.

Como PD. si por casualidad, o sin casualidad, alguien llega aquí y le interesa alquilar una habitación por la zona sur de Madrid (o dos), tenéis mi e-mail por ahí arriba a la derecha y os puedo facilitar más datos. Mis compañeras de piso estarán encantadas de acoger gente nueva, básicamente, porque sino se verían en una situación complicada. 275 Euros al mes (225+50 de gastos). Y así es como yo utilizo mi querido blog para anunciar el alquiler de un piso.

PD2. Como dato aleatorio, no me gusta el rosa. Aunque tenga sábanas rosas, silla rosa, cámara rosa. Yo siempre era el power ranger amarillo. De aquí podéis deducir que soy completamente incoherente y contradictoria. ¿Qué clase de persona tendría una habitación completamente rosa si no le gusta el rosa? Pues yo. De todo tiene que haber en este mundo.



8 comentarios:

  1. De incoherencias está el mundo lleno, dí que sí! Y es otra de las cosas que nos hace humanos!

    Guarda bien esas fotos, seguro que de aquí a 10 años te hará una ilusión horrible volver a verlas! ;)

    ResponderEliminar
  2. Jaja! Y del texto se deduce que también que eres divertida y sabes reírte de ti misma. Valores en vía de extinción...

    (kill Kitty!! ;P)

    ResponderEliminar
  3. Hay muchas cosas que nos definen ante los demas, una es como decoras tu cuarto, el tipo de musica , ha faltado una foto del interior de tu armario (lleno a rebosar), zapatos no he visto y mira que es raro en una mujer (estarian ocultos debajo de la cama). En fin no estaba tan mal, lo de la pagina web y anunciarse ademas de decir dos chicas mas pues sip, es un poco para los desaprensivos que hay por el mundo, a huevo. Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. yo también creo que nuestra habitación nos define, y por mucho que digas que no te gusta el rosa... algo tiene que gustarte! sino, no tendrías un cuarto tan sumamente rosa y nunca te hubiera gustado hello kitty!

    ResponderEliminar
  5. Un poco malpensada sí eres, je, je, je... Porque podrías haberte ido por el lado romántico, y pensar que idealista.com podría convertirse en el mejor sitio para encontrar pareja de todo Internet... Gratuito, sin malos rollos... ¡y con información previa para que no haga falta romperse la cabeza para romper el hielo en la primera conversación!

    ResponderEliminar
  6. deberías ver el cuarto de mi hermana, es algo así como hellokittylandia, y que os pasa a todas las chicas con audrey hepburn? bueno, tu por lo menos habrás visto alguna peli suya seguramente XD

    ResponderEliminar
  7. Luna Méndez, es genial encontrarse estas cosas años después :)


    dEsoRdeN, Kitty mola. La lechuga de Kitty sabe mejor que la normal. Jum.


    Juan, el armario un poco lleno sí está :$ los zapatos, siempre los guardo. En la parte de zapatos del armario. Una que en el fondo es poco caótica en cuanto a lo que a su habitación se refiere...



    Laura Colored, cuando me empezó a gustar Hello Kitty, aún era roja. De todas formas el "no me gusta el rosa" tampoco era un "odio el rosa". Sino más bien un "no es mi color favorito". Me resulta un poco indiferente.



    Juan R M (y lo cool que quedas así con iniciales :p), idealista.com me da pesadillas. Siempre seré más mal pensada que tú.



    sergioSW, jajajaja, tu hermana es pequeña, ¿verdad? Quiero fotos del cuarto. ¿A todas las tías? Mierda. Yo pensaba que era indie que te guste Audrey Hepburn. Si se está convirtiendo en algo mainstream, creo que me voy a buscar otra ídola. Por ejemplo, Leticia Sabater. Fuera de coñas... a mi me enamoró su personaje en Breakfast at tiffany's (originalidad 0). A partir de ahí, ya me dediqué a ver su filmografía completa. De hecho, hasta tengo unas cuantas pelis versión dvd.

    ResponderEliminar
  8. Hola, soy una ex empleada de la empresa idealista, he de comentaros que desgraciadamente me hicieron la vida imposible en esa compañia, sufrí mobbing, me robaron el variable tantas veces como creyeron oportuno, tuve un jefe cocainomano y no sabeis lo que eso es......
    Lios de faldas en esa empresa donde los jefes, los directores de la empresa hacen de ciegos ante todo lo que allí se cuece.
    Además no cumplen tampoco con la ley de protección de datos, en definitiva es una empresa española de muy bajo perfil donde no aprenderás absolutamente nada el tiempo que pierdas trabajando en ella.
    Muy mal ambiente en la empresa donde la tristeza es habitual en las caras del personal que trabaja en ella.
    Muy mala experiencia y por supuesto no la recomiendo para nada, lo que aparentan nada que ver con la realidad.
    Muchas ilegalidades las de esta mierda de empresa.

    ResponderEliminar