15 de junio de 2012

Era un viernes que podría no ser un viernes.

Debía de ser viernes. Pero podría haber sido lunes, o martes. Era un viernes que podría no ser un viernes.
Podría no haber sido un viernes igual que aquel domingo podría no haber sido un domingo. Igual que aquel sentimiento podría no haber sido amor. Igual que aquella melodía podría no haber sido mi canción favorita. Igual que tú podrías no haber sido el mayor de mis caprichos, la mejor de mis obsesiones o mi placer preferido.
Yo sólo quería que saltases. Quería que saltases conmigo. Y tenía miedo, mucho miedo. Y no podía asegurarte que las cosas fueran a salir bien. No podía asegurarte nada porque no conocía más certezas que la de que quería intentarlo. Quería intentar que funcionara. Quería despertarme a las cinco de la mañana de un día cualquiera y tenerte a mi lado. Y así los 365 días de un primer año al que podría haberle seguido un segundo. Quería no tener que imaginarte y poder dedicarme a intuirte cuando la habitación se quedase a oscuras. Joder. Tampoco quería tanto.
Y no pudiste. Ganaron la batalla los miedos y las inseguridades. Cobarde. No pudiste y no supiste entender que nadie te iba a querer nunca de la misma manera que yo te quería. No supiste entender que a veces hay que dejar a un lado el tonteo infantil y vivir de realidades. El problema es que yo a veces siento que mi realidad solo puede ser plenamente real si la vivo contigo. El problema es que debería quedarme callada. Que debería no pensar. No escribir. No escribir(te).


(-No tengo sueño. ¿Tienes sueño?
+Hasta hace un minuto dormía. La verdad que sí. Sí tengo sueño.
-Jo venga. Vamos a hacer algo. Vamos a ver una peli. Veamos Amelie. 
+Vaaaaaaaale, pesada. 
-¿Amelie es retrasada?
+Mira que eres idiota. No es retrasada.
-Me aburro, me aburro, me aburro. Creo que ya tengo sueño. ¿Tú no?)

Conversaciones como esa, a las cinco de la mañana de un día cualquiera... y que terminen con besos para que no importe lo que suene de fondo. 

12 comentarios:

  1. ¿Hola?No puede gustarme más. Subrayaría cada frase y me la guardaría.

    ResponderEliminar
  2. el miedo es lo que siempre nos frena. el mundo es muy cobarde...

    es muy bonito lo que escribiste hoy y como no, siempre me viene como anillo al dedo

    saludos

    ResponderEliminar
  3. En muchas ocasiones intentar las cosas esta bien,pero en lo que se refiere aqui,una relacion (sea esta u otra),creo que no es la accion a seguir,ya que o funciona o no.

    Aunque tengas que estudiar,pasa buen finde,y entre temas y temas de libros de petete (asignaturas), respira un poquito eh!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para saber si algo funciona hay que intentarlo. Si no lo intentas no puedes saberlo. Es una pena que las cosas se mueran porque ni siquiera las probamos. Pero bueno. Yo soy muy de probar.

      Eliminar
  4. Muchas relaciones salen mal o ni siquiera empiezan cuando una de las partes no da el paso, no se compromete por inseguridades. Unas inseguridades que nacen del miedo por fracasos anteriores, por miedo a sufrir. Pero aunque los miedos sean comunes, cada relación es un mundo diferente, precisamente porque es con una persona distinta.

    Y sobre Amelie yo no diría que es retrasada, al contrario, es una chica que sabe lo que los demás necesitan en todo momento para ser un poco más felices, jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Confieso que no he llegado a ver más de media hora de Amelie. Me aburre soberanamente. Y mira que lo he intentado.
      Y sí. El miedo es mal. Pero el miedo existe para desafiarlo. O al menos eso pienso yo.

      Eliminar
  5. "El problema es que yo a veces siento que mi realidad solo puede ser plenamente real si la vivo contigo". Impresionante. Y sí, esas conversaciones a las 5 de la mañana serían algo perfecto por lo cual diera igual si es viernes sábado o domingo.

    ResponderEliminar
  6. "No pudiste y no supiste entender que nadie te iba a querer nunca de la misma manera que yo te quería." Esta frase me resulta muy familiar, yo creo que algunas personas no se darán cuenta de eso jamás.

    ResponderEliminar
  7. Curioso que, negando siempre el amor como sueles expresar, acabes escribiendo posts de romanticismos idealistas. Adorables contradicciones humanas...

    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ai. No me lies. Yo no niego el amor. No es tan sencillo.

      Eliminar
    2. y mira que me gusta a mi liarla...

      Eliminar