17 de mayo de 2012

Póngame...

- ¿Qué quiere, señorita?
- Póngame unas piernas bonitas. Y una melena oscura, muy oscura y con bucles muy grandes. Póngame también una piel bronceada y una frente pequeña. Y unos pechos medianos. Además, quiero unos ojos negros, que no lloren con el sol. Añada a la cesta algunos centímetros. No sé, 8. Y unos mofletes que no parezcan mofletes. Ah, sí. Se me olvidaba. También quiero una nariz, tamaño estándar. Sin pecas.
- Bien, ya está todo. ¿Algo más?
- Pastillas de seguridad. Una dosis de optimismo. Jarabe para la concentración. Algún antídoto contra la desilusión. El don de olvidar (y la sabiduría necesaria para usarlo con coherencia). Fortaleza. Y cápsulas de valentía. Sí, suficiente.
- ¿De verdad cree que podrá llevar todo esto hasta su casa? ¿Tiene dinero para pagarlo? ¿Lo necesita realmente?
- ¿Sabe? Quédeselo todo. Menos las piernas bonitas y las pastillas de seguridad. Y la fortaleza. Y... bueno. Mejor nada. Todo para usted.
- Que tenga un buen día, señorita.
- Usted también, caballero.


14 comentarios:

  1. Si,si,si.... Me gusta! es como el deseo de mejorar todas esas imperfecciones que nos vemos, pero darse cuenta de que nada de eso te hace falta, porque entonces, no serías tu, ya que tu, eres tu, tal y como eres; Con inseguridades, falta de valentia a veces...esas pequeñas "imperfecciones" son las que nos hacen ser lo que somos, y nos diferencian del resto.

    ResponderEliminar
  2. Lo que deberias comprar es algo para dejar de ser tan cabezota. Y de las piernas bonitas no voy a comentar nada pero te dejo imaginartelo.

    ResponderEliminar
  3. A veces los problemas empiezan porque no nos valoramos a nosotros mismos. Porque no nos gustan lo que vemos delante de un espejo. Si uno no tiene confianza en si mismo ¿Qué espera lograr?

    ResponderEliminar
  4. y todo eso donde lo venden??? jejejej
    me gusta y no me gusta. me gusta porque escribes de maravilla y siempre me sorprendes y no me gusta porque por desgracia much@s quisieran que todo se pudiese comprar en una tienda. si yo pudiese me compraba las pastillas para olvidar

    besos

    ResponderEliminar
  5. Me gusta! Me gustaría saber qué hace que la chica cambie de opinión tan rápido...

    ResponderEliminar
  6. ¿Quién no quiere un poquito de seguridad alguna vez? Es increíble pensar que algún día te hiciera falta y pudieras salir a comprarlo. Ojalá. Un besito y nos leemos :)

    ResponderEliminar
  7. Ojalá pudiéramos tener eso cuando realmente lo necesitamos... Más que nada yo pediría optimismo porque si lo ves todo así no te hace falta de lo demás.
    :) Gracias por pasarte, pensaba que nadie se pasaría, lleva tanto tiempo abandonado con esto de los exámenes finales!

    ResponderEliminar
  8. Ojala fueramos perfectos, pero no lo somos, pero ¿sabes otra cosa?, es la imperfección lo que nos hace totalmente perfectos.

    ResponderEliminar
  9. ¿Y dónde dices que está esta tienda? No sé yo si me llegaría, para todo, así que por el momento me pido la dosis de optimismo y las cápsulas de valentía.
    Un 10 señorita, me ha gustado mucho :)

    ResponderEliminar
  10. Me gusta y no me gusta a la vez. Me parece original... como texto esta genial... pero lo que no me gusta, es el posible "por qué has escrito eso" que puede haber detrás.

    ResponderEliminar
  11. Yo querría un par de centímetros más, unos ojos más grandes y un poco más de culo. ¿Y sabes? Me encantan las pecas, aunque no las quiera para mi. Las cápsulas de valentía... las necesito. Creo que de lo demás prescindiría, pero valentía necesito y mucha en estos momentos.

    ResponderEliminar
  12. Alberto, sí, más o menos :)

    AnónimoMío, yo no soy cabezota. Y no me lo vuelvas a llamar, que lloro (Nuestra definición de "bonita" no coincide. Ya deberíamos haber llegado a esa conclusión hace muuuuuucho tiempo)

    Jose Luis, supongo que en parte tienes razón. Pero supongo que también es inevitable odiar partes de ti mismo, tanto físicas como psicológicas. Luego puedes darles mayor o menor importancia. Pero siguen estando ahí.

    Seo, las pastillas para olvidar tienen el peligro de que las uses sin pensar y olvides cosas que realmente no merece la pena olvidar. Por eso creo que necesitan venir acompañadas del don para usarlas con coherencia, sólo cuando sea estrictamente necesario. Y sí, hay gente que piensa que el dinero puede comprarlo todo. Y no puede, no, pero en esta sociedad en la que vivimos, casi. En realidad, si venden pastillas de energía no debería ser tan difícil inventar todo esto... quién sabe, quién sabe.

    Laura Colored, se da cuenta de que no podría cargar con tanta "perfección" encima y que realmente, si lo tuviera, seguiría sin quererlo porque querría otras cosas. Algo así. Seres humanos, inconformistas por naturaleza.

    Nerea Riveiro, yo soy una indecisión con patas. No me vendría mal, no. Pero bueno. Elegir un camino lleno de incertidumbres también tiene que tener algo positivo (optimismoON).

    Miriam, todo tiene su lado bueno y su lado malo. A mi tampoco me gusta la gente demasiado optimista porque luego te puedes llevar grandes decepciones. Realmente, prefiero realismo.

    Nuncadejesdesonreir, eso dicen, eso dicen.

    nubedealgodón, si la encuentro te paso la dirección. En Madrid hay de todo, así que tendrá que haber alguna. Seguiré buscando.

    Sandra, tampoco es nada dramático :)

    Yuna, hacemos un change. Yo te doy culo. Y un poco de ojo si quieres. Y tú me das... mmm. Tendré que pensarlo. (Tú, queriendo centímetros, debería ser considerado pecado mundial). Y la valentía, a mi me gustaría tenerla, pero lo que me gusta es que no es necesaria para actuar. Tú puedes hacer las cosas que te asustan aunque estés muerta de miedo.

    ResponderEliminar
  13. Ojala pudiéramos ser lo que queremos. Pero, la gente que nos quiere no quiere por lo que somos, y no hace falta que cambiemos! Un besiiito:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema, a veces, no es tanto que la gente te quiera como quererte tú mismo...

      Eliminar