30 de mayo de 2012

Había un lago...

Había un lago y muchas flores. Atardecía y sonaba love of lesbian. En el cielo cantaban pájaros rosas. Yo llevaba una camisa azul y tú estabas desnudo. Te miraba a los ojos y veía reflejada la montaña. Me tumbaba en el suelo y tú me acariciabas la espalda. Te decía que eras idiota y escuchabas un "te quiero" entre esas letras. Sonreía y me besabas. Dábamos vueltas en la hierba hasta caer en el agua. Reíamos y me mordías los mofletes. Nadábamos hasta no poder más. Entonces, nos quedábamos quietos y escuchábamos susurrar a los árboles. Apoyaba mi cabeza entre tu pecho y tu vientre y pasaba una estrella fugaz, pero no sabía qué desear. Me quedaba dormida bajo la luz de la luna. Soñaba que no quería despertar porque tú eras mi cama y aquella era la noche más bonita del mundo. 


8 comentarios:

  1. Que bonito... ojalá todos vivamos momentos como esos.

    ResponderEliminar
  2. Ay, yo quiero momentos como ese. Por cierto, precioso el dibujo si lo has hecho tú.

    ResponderEliminar
  3. Eres una romántica empedernida :) No permitas que nada ni nadie te robe la magia de ese corazón de fuego

    (me encanta el dibujo)

    ResponderEliminar
  4. Romántico, intenso, tierno. Saboréalo y reten en la memoria esa felicidad plena transitoria, momentos que hay que guardar para no tan buenos tiempos.

    ResponderEliminar
  5. Ey, realmente precioso eh!, es delicioso vivir esas situaciones y vivencias de vez en cuando.

    PD: Me he echado en falta esas "cosas" u pensamientos que añadias de coletilla y entre parentesis

    ResponderEliminar
  6. Tengo claro que la cris que menos me gusta es la destructiva pero no se cual me gusta mas si la ñoña, la sexual o la nostalgica.

    ResponderEliminar
  7. ¿Romántica yo? Nunca, jamás, bajo ningún concepto. Yo no sé de romanticismo de ese :p

    ResponderEliminar