18 de abril de 2012

Hay miles de autobuses, y sólo necesitas uno....

Abrir los ojos. Sentir ese frío infinito que se cuela a través de las mantas y los jerseys, acompañado de un fuerte dolor en el costado que se prolonga durante unos segundos. Pensar en ti. 
Pensar que me encantaría comprar un billete de autobús, viajar en el tiempo y el espacio, viajar hasta aquella mañana.... 
Hacía calor. Tumbados en la hierba, escuchando la fuerza del mar. Te dije que probablemente el muro que teníamos detrás se derrumbase, y moriríamos sepultados bajo el océano Atlántico. Allí, en plena costa Mediterránea. ¿Sabes? Creo que incluso eso podría haber sido posible. Contigo siempre me sentí capaz de todo. Y sí. Sigo sin ser capaz de escuchar Domingo Astromántico en directo y no ponerme a llorar... 


(Porque siempre sigues, siempre sigues, siempre sigues ahí)

2 comentarios:

  1. Hola! Me ha dado un poco de nostalgia esta entrada.. pero esta muy bonita.
    Tambien queria comentarte, sobre una sorpresita para ti en mi blog!
    Un beso y pasate a hechar un vistazo! ;)

    ResponderEliminar
  2. Sabes,cuando Love of Lesbian se hicieron TT en Twitter me acordé de ti^^
    La voz de la chica me encanta,es como rasgar el algodón *-*

    ResponderEliminar