10 de marzo de 2012

Ya no sé con qué soñar.

Decías que matarías monstruos por mi, que sólo tenía que avisar. Y lo hacía, y lo hacías. Deseaba que llegase el momento de dormir para soñar contigo cuando no podía tenerte, deseaba que mi piel rozase tu piel porque en aquellos instantes no necesitaba nada más. Eras mi dosis de felicidad los días fríos de invierno. Y ahora ya no sé con qué soñar.
Creo que estoy empezando a odiar todo. A odiar los billetes de autobús que congelan recuerdos en un trozo de papel, los poemas que en algún momento te recordaron a mi, lo fuerte que podía llegar a ser, los segundos de debilidad suprema, los post-its de la pared. Tus ataques de celos, mis instantes de pánico.
No espero nada, no quiero nada, no planeo nada. No me queda nada, ni siquiera ilusión.


(Y sí. Estoy harta de escribir en pasado. Como si no existiesen más tiempos verbales)


8 comentarios:

  1. Tú harta de escribir en pasado y a mí me encanta hacerlo...
    ¿ilusión perdida? eso si que es una gran pérdida...

    ResponderEliminar
  2. Lo más difícil de perder la ilusión por algo es el esfuerzo mental que debemos hacer para recuperarla. Cuando a mí me pasa algo así suelo pensar en alguna decisión que siempre he querido tomar y nunca he tomado, por puro miedo (miedo a que saliese mal, e incluso miedo a que saliese bien) y me decido a actuar. Son esos momentos en los que debes arriesgarte a hacer aquello que realmente quieres. Cortarte el pelo, decirle a alguien adiós, decirle a alguien hola... cualquier cosa. Al final la ilusión acaba volviendo.

    ResponderEliminar
  3. Byron Campoverde Cabrera, para mi escribir es sentir, escribir en pasado, es sentir en pasado, y los sentimientos en presente se sienten mejor. El pasado es sólo nostalgia. Y sí, lo es.
    Maripi V, supongo que recuperar la ilusión cuesta. Es como cuando dejas de creer en los Reyes Magos, que automáticamente dejas de creer en el Ratoncito Perez y demás bichejos, y ya no vuelves a confiar en lo que te dicen. En cuanto al miedo... yo soy demasiado miedica, pero me parece buena idea.

    ResponderEliminar
  4. Creo que a esa persona le hubiera gustado matar monstruos por ti siempre que fuera necesario. Pero.. las cosas cambian y es algo que no podemos remediar.

    ResponderEliminar
  5. No odies, que luego el alma se envenena. Yo algunas cosas las escribo en pasado y otras en presente. Creo que cuando escribo en presente, duele más. Porque todavía está allí el sentimiento, no lo puedo olvidar tan fácil porque aún lo estoy viviendo.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta como te has puesto el titulo del blog! A ver si dentro de poco te veo escribir de un precioso presente o de un perfecto proyecto de futuro!!:)

    ResponderEliminar
  7. Siempre hay con qué soñar, basta con abrir más el alma y ver las cosas tan bonitas que cada día peregrinan bajo este cielo azul. Basta con pensar que no solo de amor vive el hombre.

    Guapa!

    ResponderEliminar
  8. Hermosa entrada, aunque muy triste, creo que deberías estar más positiva y poner una actitud de dispocisión para el futuro que se viene, así te das la posibilidad de abrir puertas a nuevas oportunidades.
    Te mando un beso enorme, que andes bien.

    ResponderEliminar