4 de marzo de 2012

Sexo.


Me despierto. Miro el reloj, aún son las seis. Te miro. Aún duermes. Te toco. Me gusta la calidez de tu piel, me gusta su tacto entre áspero y suave. Me gustan tus ojos incluso cuando están cerrados. Me gusta contemplar tu cuerpo alumbrado por el amanecer que entra por esa pequeña rendija de la ventana de la habitación, culpable de que yo no duerma, culpable de que me enamores. Caricias. Te beso y sonríes, aún durmiendo. Imagino tu sueño. Me gustaría estar presente. Tu sueño... mi sueño. Soñar lo mismo y volver a hacer el amor una vez dormidos, sí. Me abrazas. Me quedo quieta. Me has atrapado. Ya no puedo salir de la cama hasta que tú no despiertes. Presa de ti, presa del amor, presa del miedo. Presa de un resquicio de realidad que mañana se volverá irreal, cuando despertemos, cuando volvamos a ser nosotros y nos demos cuenta de que todo eso tan solo era el principio de evasión, la necesidad de amarnos sin siquiera conocernos. Dolor. Rabia. Sudor.

6 comentarios:

  1. La de noches que me ha pasado éso... Me parece algo precioso, que hasta durmiendo sean conscientes de nuestra presencia y nos abracen...

    ResponderEliminar
  2. Creo que la crisis ha decidido tomarse un descanso, aunque no estoy muy segura.

    Muy bonito tu relato. Será que lo leo con frialdad porque yo veo las cosas de otra manera, de una algo extraña para el resto de la sociedad. Pero aún así me gusto, después de todo soy humana... Y no puedo evitar sentirme atraída hacia estas cosas, por más que crea lo contrario.

    ResponderEliminar
  3. Escribes que da gusto! Me ha encantado muchísimo la frase: Me gustan tus ojos incluso cuando están cerrados.
    Sensacional.

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado! Bonita escena! Un beso muy frande:)

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado el relato. Cuanta sinceridad en tan pocas líneas

    ResponderEliminar
  6. "Ya no puedo salir de la cama hasta que tú no despiertes."

    ¿Y quien va a querer escapar de esos brazos? Nose me ocurre un sitio más tranquilo y reconfortante donde estar.

    ResponderEliminar