21 de marzo de 2012

Frío.

Frío infinito. Del que se te mete por los huesos y no deja espacio a nada mas. Joder, ven. Calientame. Calientame antes de que me congele, antes de que vuelva a ser de hielo.

9 comentarios:

  1. En los cambios de temperatura encontrarás tu mejor calor, el único sincero.

    ResponderEliminar
  2. ¿Una cuenta atrás? ¿tan malo es ser de hielo...?

    ResponderEliminar
  3. No eres hielo, no necesariamente, ¿qué te parece ser de nieve? Tal vez como dijo Byron, no es tan malo ser de hielo. No, no lo es. Y lo sabes.

    ResponderEliminar
  4. En algunas ocasiones no es tan malo ser de hielo,pero solo en ocasiones eh!.

    ResponderEliminar
  5. No te dejes engañar. Ser de hielo es horrible. Cuando menos te lo esperes esa sensación volverá a aparecer. Notarás como el hielo que se ha ido formando desaparece. Y habrá merecido la pena la espera. Hasta entonces utilizar la calefacción no esta del todo mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hiero, que después se vuelve roca, que se convierte en piedra que después, se vuelve hielo y se va derritiendo hasta convertirse en agua que se evapora hasta desaparecer...

      :)

      Eliminar
  6. ser de hielo también tiene sus ventajas...

    ResponderEliminar
  7. Y así, en general. Ser de hielo no tiene absolutamente ninguna ventaja.

    ResponderEliminar