16 de marzo de 2012

De vez en cuando, sucede.

De vez en cuándo sucede. No de forma clara, y la sensación dura unos pocos segundos. Sólo parece que siento algo. En aquellos tiempos lejanos eso habría bastado para echar a volar. Habría sido suficiente para empezar a imaginar una pequeña semilla que, a mayor o menor velocidad, siempre termina germinando en un gran árbol. En aquellos tiempos habría dicho "Quizás sí, quizás pueda funcionar, ¿por qué no?, Te... bueno. Te... eso, ya sabes. Eso que yo no sé decir..." Y me habría puesto un poco roja, pero no lo habrías notado, porque me habría echado maquillaje antes. Y mis ojos quizás hubiesen lanzado algún destello. Y habría aproximado mi boca a tres centímetros de la tuya, invitándote a hacer el resto. Pero no. Ahora ya no. Ahora ya he metido la pata tantas veces que me he hecho insegura. Ahora, cuando creo que siento algo, dudo que ese sentimiento se desvanezca instantes después. Es lo que tiene. Que ocurre algo cinco veces y ya lo generalizo como regla universal. Me han dicho que es un defecto. O no. Esto de los defectos es muy relativo. Pero defecto o no es así, y no puedo evitarlo.
Tiempo atrás habría hablado sin pensar. Porque yo siempre hago eso, lo de actuar y dejar las reflexiones para después, cuando los errores ya no tienen arreglo y pensar sobre ello no sirve para nada más que para que te sumerjas en interrogaciones infinitas. Pero eso tiene que cambiar. Ya no quiero dar pasos en falso. Ya no. No quiero volver a ser la chica que vive en un estado de confusión permanente. No por lo menos a los ojos del resto del mundo. Porque, al fin y al cabo, yo voy a seguir siéndolo. Siempre.

13 comentarios:

  1. Hola, concisas y precisas letras desnudan a golpe de talento la germinal belleza de este blog, si te va la palabra encadenada, la poesía, te espero en el mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen día, besos irreverentes.

    ResponderEliminar
  2. Cuando menos te lo esperas sucede lo que tanto anhelabas o por el contrario sucede todo aquello por lo que evitabas/huias,pero en.muchos casos es inevitable.

    El cuestionamiento permanente es sano hasta cierto punto,esto me recuerda que hace unos dias,comente brevemente algo de las reflexiones u cuestionamiento permanente.

    A los ojos del mundo?,no te preocupes por el mundo,si eres asi,los que realmente te quieren entendera esa decidion aun cuando no esten de acuerdo.

    ResponderEliminar
  3. Una reflexión estupenda que todos hemos tenido alguna vez la que nos traes con esa hermosa canción. Supongo que... a quien le importa lo que piensen.. es una bonita frase que no podemos decir que siempre sea cierta. Lo que es cierto es que lo importante es que nos sintamos bien nosotros mismos.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. "No por lo menos a los ojos del resto del mundo. Porque, al fin y al cabo, yo voy a seguir siéndolo. Siempre." Me encanta, me encanta :)

    c.gonzález

    ResponderEliminar
  5. Dejarás de ser esa chica. Estoy seguro de ello.

    ResponderEliminar
  6. como dice un colega, he caído tantas veces que no se vivir de pie... no se, supongo que cuando conoces a esa persona especial lo sabes y ya esta, y te da igual arriesgarte y pegartela y que llegue el fin del mundo, claro que muchas veces nos autoengañamos solo porque tenemos ganas de sentir. es difícil discernir. suerte

    ResponderEliminar
  7. Mágico , original y sensible blog.T sigo.T invito a seguir mi blog.

    ResponderEliminar
  8. Me paso por tu blog y tu te pasas por el mío, ¿entendido?

    No deberías desaprovechar el momento en el que estás convencida de algo. En la historia de tu vida no se tiene porque repetir siempre la misma historia. No dudes que mientras suceda merece la pena intentarlo.

    ResponderEliminar
  9. Confusion permanete. Me suena, me suena tanto que se parece a mi.
    Tal vez no cambie esa confusión, pero te aseguro que existe alguien en este mundo que lograra que tus ideas dejen de ser hilos o fantasmas, esa persona desatara toda la confusion, tanto que luego ya no habra de que dudar, porque simplemente no dudaras que es él.
    Un beso. :)

    ResponderEliminar
  10. No por errar vas a dejar de intentar. Es cierto que con las continuas caidas, uno se convence que siempre va a ser asi y la verdad que esto nos impide seguir intentando. No hay que generalizar, poco a poco uno se da cuenta que tiene que salir de ahi, dejar el miedo y recuperar esa seguridad de antes! El estado de confusion siempre pasa. Un besito

    ResponderEliminar
  11. A veces dejarse llevar es la mejor opción.

    ResponderEliminar
  12. La inseeguridad solo hace que dejemos de hacer cosas, a veces, hay que dejar los errores atrás y volver a intentar, lucchar... Ahoraa sin miedo, ni inseguridades, todos fallamos alguna vez, no siempre.

    ResponderEliminar
  13. Una reflexión tan natural como un zumo de naranja recién exprimido.
    Entiendo tus desvaríos, y son bonitos... parte de la madurez, de crecer cada día... tu caes es el orden en el que habitan tus pensamientos, y todas las historias que quedan sin final llevan a una que solo tiene principio, es cuestión de tiempo, y cuando mires atrás, comprenderás el dibujo que dejaban tus pies en la arena.
    Un abrazo

    ResponderEliminar