13 de marzo de 2012

De recordar y olvidar.


Me desperté en mitad de la noche. Por un momento no sabía dónde estaba, ni de dónde venía. De ese estado odioso en el que ni vives ni sueñas, en el que no sientes, o sí, o no. Quién sabe. Extendí los brazos. Estaba sola.
No sé por qué sucedió. No soy de esas que duermen acompañadas todas las noches. Pero de repente pensé en él. Era la única persona en el mundo capaz de darme
ese calor que es mucho más que el calor de un cuerpo humano. Y me di cuenta de que ya no recordaba ni su olor. Unos pocos meses habían bastado para olvidar las cosas más fundamentales. De repente me invadió un miedo terrible.
¿Y si se iba de mi mente del todo?
Joder, qué putada. La gente suele decir que lo que se recuerda en la vida son los momentos buenos. Pues a mi me pasaba justo al contrario. Había sido muy feliz a su lado y su imagen cada vez se tornaba más borrosa. Se difuminaría hasta desaparecer. En cambio, ya habían pasado diez años desde aquella "primera vez". Y jamás se había ido de mi cabeza su aliento, su respiración agitada, el olor a alcohol que salía de su boca, la aspereza de sus manos, el ansia de sus movimientos. Volvía a sentir todo eso cada vez que algún desconocido miraba alguna parte de mi cuerpo. Cuando alguien rozaba mi piel desnuda. Y volvía a sentirme exactamente del mismo modo. Como si fuera una pieza que no encaja o la pistola de un crimen irreversible.





10 comentarios:

  1. Hola! Es la primera vez que me paso por tu blog y que se sepas que me gusta mucho!
    Por la entrada, espectacular, de verdad, escribe siempre porque pocas personas como tú lo hacen tan bien!
    Te sigo! Te dejo un enlace por si te quieres pasar por mi blog, aunque es de moda! Un besitoo:)
    http://fashionloveprintemps.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. "o la pistola de un críen irreversible"
    Esa frase me ha llegado,no preguntes porqué...

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado eso de la pistola de un crimen irreversible. Una imagen con mucha fuerza

    (pues anda que no te quedan crímenes por cometer...)

    ResponderEliminar
  4. Yo generalmente recuerdo más las cosas malas que las buenas. Y la última frase me ha golpeado hondo, querida.

    ResponderEliminar
  5. La ultima estrofa me ha llegado bien hondo, ¿ tanto dolor te produce?. Siempre se ha dicho ( y por experiencia lo se tambien) que cuando algo termina recuerdas lo bueno y malo pero prefieres aferrarte a lo malo,para tener justificacion o sensacion de paz,al terminar esa relacion,sea del tipo que sea. Habria que sonreir a lo bueno y aprender de lo malo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Siempre queda algo, su esencia nunca se pierde. Un besazo.

    ResponderEliminar
  7. No hay nada más triste que un recuerdo feliz, según dicen... es una gran verdad. a veces es mejor no recordar...

    ResponderEliminar
  8. Impresionante, me encanta como escribes. En algunos casos es mejor olvidar para sentirte mejor.
    Un besitooo, te sigo (:

    ResponderEliminar
  9. Nadie se va del todo de tu mente si tú ni queres. Por cierto, me encanta la foto

    ResponderEliminar