17 de marzo de 2012

44 Virtudes mías.

Yo crecí con Sexo en Nueva York. Entre otras cosas, claro está. Y aunque sabía que todo lo que pasaba en la pantalla pertenecía al género de la ficción, supongo que, de vez en cuando, me tocaba la cabecita y me hacía pensar. Es lo que tiene la televisión, que consciente o inconscientemente, te influye. El caso es que una de las frases que más suelo recordar de la serie es la siguiente:
Admito que es tentador desear a un jefe perfecto, a un novio perfecto o un conjunto perfecto. Pero tal vez lo mejor no sea abandonar, sino seguir en nuestro sitio y combinar lo que tenemos con los accesorios que mejor le vayan.
Supongo que tampoco es necesario ver Sexo en Nueva York para llegar a una conclusión así. Pero a mi siempre se me ha dado mal eso de asimilar los conocimientos y formular teorías coherentes (aunque lo haga constantemente). El caso es que tras pasar media vida buscando la perfección, el equilibrio absoluto, me di cuenta de que no existía. De que podía buscar cosas que se asemejasen, o intentar encontrar la mejor decisión de entre todas las posibles. Pero nunca iba a haber un número exacto capaz de resolver la ecuación. La vida no son matemáticas, las indeterminaciones jamás son números exactos.
Todo este rollo lo suelto porque hace tiempo hice una lista con "100 defectos míos". Tampoco es que sólo vea mis defectos (sólo en ocasiones, como todo el mundo). Quiero decir. Que también tengo virtudes. Así que esta vez voy a hacer una lista optimista con 100 cosas buenas sobre mi. Igual de aburrida que todas mis listas de 100 cosas. Aunque sólo sea por el largo. Y encima voy yo y escribo una parrafada antes cuyo único objetivo es no quedar de egocéntrica ante un universo de desconocidos.

1. Soy sincera. Y quizás esto no parezca una virtud, pero para mi lo es. Siempre he preferido que me digan la verdad, aunque duela.
2. Se me da bien escuchar a la gente. Lo de dar consejos ya es otra cosa, aunque lo intento.
3. Si alguien me importa soy capaz de hacer cualquier cosa con tal de verle feliz.
4. A veces, de vez en cuando, muy de vez en cuando, soy asquerosamente cariñosa. Así dicho suena a defecto, pero puede entenderse como algo bueno desde el punto de vista de que es "exclusivo", sólo ocurre a veces, muy de vez en cuando.
5. Soy constante. Si me propongo algo no paro de intentarlo.
6. Me caigo mil veces. Me levanto otras mil.
7. Soy reflexiva. Quizás demasiado, pero en el fondo me gusta serlo. O no. No sé.
8. Pese a que siempre estoy indecisa casi nunca me quedo parada. Me gusta intentar arreglar las cosas que no me gustan y buscar mi sitio aunque sea a través de caminos llenos de incertidumbre.
9. Me gusta aprender y que me enseñen.
10. No suelo ser radical. Aunque quizás esto sólo yo lo considere una virtud.
11. Se me da bien ponerme en el lugar de los demás y soy capaz de entender otros puntos de vista aunque no los comparta.
12. Si me equivoco en algo, lo reconozco.
13. Creo que soy detallista. Quizás no el tipo de chica que te despierta todas las mañanas con el desayuno hecho, pero sí de esas que hacen algo inesperado capaz de sacar una sonrisa.
14. Hay muchas cosas que me hacen feliz. Cosas simples. Como ir a un concierto, al cine, ver una película, un capítulo de una serie que me guste o simplemente que el modo aleatorio de mi Spotify decida regalarme una de mis canciones favoritas (algo no muy difícil teniendo en cuenta que las listas las hago yo).
15. En el fondo valoro bastante las cosas que tengo (aunque me queje de las que no tengo). Y me siento afortunada y orgullosa de algunos amigos y de mis padres. Sobre todo de mi padre.
16. No quiero con facilidad pero cuando quiero a alguien lo hago con todas las letras.
17. Casi nunca sé poner un nombre a mis sentimientos pero suelo saber explicar cómo me siento.
18. Casi nunca sé lo que quiero pero siempre sé lo que no quiero. Por algo se empieza.
19. Me gusta hacer fotografías y aunque no soy una experta, poco a poco voy aprendiendo.
20. Me adapto con facilidad a las diferentes situaciones. No me asustan los cambios.
21. Nunca olvido a alguien que fue especial. Que ya no lo sea no quiere decir que el pasado sea una mentira.
22. Tengo imaginación. No una imaginación desbordante pero... algo es algo.
23. Mi ordenador está muy ordenado.
24. Se me da bien tomar apuntes en clase.
25. Soy bastante realista.
26. Me gusta hacer posible lo que a simple vista parece imposible pero en el fondo no lo es.
27. Tengo memoria conversacional. Es decir, suelo recordar con frecuencia mis conversaciones con otras personas.
28. Me aprendo fragmentos de películas, series, libros o canciones de memoria y no puedo evitar reflexionar sobre ellos.
29. Me implico en lo que hago. Si hago algo, es para hacerlo bien.
30. Conozco mis puntos débiles.
31. Leo mucho. Bastante.
32. No fumo, no bebo (o por lo menos no habitualmente y jamás en cantidades industriales), hago deporte. Esto puede llamarse defecto porque soy una sosa pero también puede llamarse virtud porque soy una chica sana.
33. Sé caminar en tacones. Aguanto con tacones un día entero si es necesario. Lo que no quiere decir que me pase la vida en tacones. Pero cuando mides poco más de metro y medio, es una virtud con todas las letras.
34. Se me suelen dar bien la mayoría de deportes, mientras que no sean de equipo ni de pelota grande. Es decir, que las pelotas, cuanto más pequeñas, mejor (sin pensar mal, por favor).
35. Se me da bien eso de sentir empatía.
36. Soy flexible porque me pasé la mitad de mi vida haciendo ballet y gimnasia rítmica.
37. Tendría las manos bonitas si no me mordiese las uñas.
38. Cualquier plan me suele resultar atractivo si la compañía es la adecuada. Venga, venga. Vamos a revolcarnos en el barro.
39. No soy lo suficientemente egocéntrica como para encontrar 100 virtudes mías, así que el post se va a quedar en menos.
40. Se me dan bien las matemáticas, la física y ese tipo de cosas. Aunque no me gustan en absoluto. A esto se le llama "virtud desaprovechada".
41. Se me da bien relacionar cosas.
42. No soy nada vaga. Y no me suele dar pereza hacer cosas. Más bien al revés.
43. Sé escanciar sidra. Aunque no me gusta la sidra. Pedazo virtud, ¿eh?
44. No soy de dejar todo tirado por el suelo echo una mierda.

Y bueno. Ahí se queda esto. Que 44 es un número muy bonito.


14 comentarios:

  1. te falta una virtud, escrives muy bien y transmites mucho con tus textos. y estas listas para nada son aburridas.

    ResponderEliminar
  2. De egocéntrica nada, de hecho al entrar aquí he pensado ¿sólo 44 virtudes? Si se sacó 100 defectos! xDD

    Y bueno, por comentar algo te diré que te envidio: yo soy incapaz de seguir adelante cuando estoy indecisa, no soy nada constante y se me dan fatal los deportes, todos xDD Esas son las 3 cualidades que más te envidio.

    Sin embargo la sinceridad hay que tomarla con cuidado. Hay mucha gente que se escuda en la sinceridad para ser cruel sin represalias o para desahogarse con otra persona sin tener en cuenta sus sentimientos. No me gusta. No es que mienta, pero prefiero no hablar, directamente.

    ResponderEliminar
  3. Woo en serio, con solo 44 virtudes me has dejado bien atras XD ya en serio, el numero 33 es una GRAN VIRTUD, si porque yo se lo que implica teniendo apenas 1,53 de altura. Y concuerdo con SergioSW te olvidaste que escribes maravillosamente!
    Un beso! :)

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado saber un poco mas de ti,tras leer este post y el anterior,aunque muchas veces al escribir dejas pinceladas de como eres,como sientes etc etc.

    Mas que virtudes y defectos lo considero matices de uno mismo,que hace que seamos unicos.

    Y una cosa: 'No hay nada perfecto,pero es detras de cada imperfeccion lo que nos hace perfectos'.

    ResponderEliminar
  5. Cada día nos gusta más conocerte un pelín más!!! :)
    Uooo!!
    Y como dicen por ahí arriba... el mérito de escribir tan bien y como solamente tú sabes... ¡¡Se te escapó!!
    Un beso enorme!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Ninguna virtud se puede convertir en un defecto, no es ser egocéntrica todos debemos ver nuestras cosas buenas porque si solo nos fijamos en lo malo no seremos optimistas, y así no irá nada bien

    ResponderEliminar
  7. No te pienso decir que no ha sido aburrida. Parece que recalcándolo tanto sea lo que quieres escuchar. Y ya sabes que a mi sea por llevarte la contraria o por que soy así no me gusta. La verdad es que conocía todas esas virtudes menos la de escanciar sidra. Ahora entiendo tu manera peculiar de echar agua en los vasos. Y para acabar, creo que el secreto está en potenciar la virtud de conocerte a ti misma para poder llenar muchas más entradas con virtudes tuyas.

    ResponderEliminar
  8. N.17 Mi preferida,aunque a veces esto sea un "Caos de sentimientos"
    ¿Te gustan las listas,eh? Ya llevas unas cuantas^^

    ResponderEliminar
  9. no te imaginas la de cosas que tenemos en común!
    y ser sincera es una virtud lo mires como lo mires ;)
    (tener tanto tiempo como tú para estar por aquí también debería serlo xD)
    Un beso bonita

    ResponderEliminar
  10. Hazme caso cuando te digo que tenemos muchas cosas en común! Ah y una cosa más! Te has dejado que escribes genial:)jajaj! Un besitoo! ^^

    ResponderEliminar
  11. sergioSW, y soy lo suficientemente cabezota como para conseguir que escribas bien. O por lo menos, que escribas escribir con b :)

    Yuna, lo de los deportes quizás me ha quedado un poco exagerado. En realidad, sólo se me da bien nadar, y los que tienen que ver con el atletismo, menos la parte fuerza, tenis, padel y en baloncesto me defiendo. Pero en fúbol y volley, soy horrible. La sinceridad yo la veo como algo positivo, porque siempre es mejor decir lo que uno piensa. Hace que los otros sepan por dónde actuar.

    Luna Violeta, yo soy un poco más alta, pero sí. Es una ventaja :)

    Nunca dejes de sonreír, tienes razón. Un amigo dice algo así parecido. Que no hay virtudes y defectos realmente, sino características y que pueden ser tomadas como buenas o como malas. Sin embargo, yo estas cosas las considero virtudes igual que las otras las consideré defectos.

    No.me.pises.que.llevo.chanclas gracias por sacarme sonrisillas con tus comentarios :)

    A. Eres tú la culpable de que yo piense que estas listas son aburridas. De hecho, la primera vez que hice una me dijiste que ni siquiera tú la leerías. Así que... si has creado el trauma, ahora aguántalo. Oh, la próxima vez que pises mi tierra te escanciaré sidra para que conozcas la única de mis virtudes que no conoces. Y yo podré volver a ver esa virtud tuya de beber la sidra con cara de asco y hacerte una foto mientras tanto :) (Recuerdos, recuerdos). Aún así creo que el hecho de saber escanciar sidra no justifica que tire el bote de tomate al coger la botella de agua :$

    Byron, esa virtud creo que en realidad la posee todo el mundo. Basta con quedarse un ratito quieto, respirar, y analizar.

    Laura Colored, yo también pienso que es una virtud, aunque hay gente que prefiere vivir a base de mentiras. Y bah, soy la chica que siempre que está en casa coge el ordenador :) aún así, tampoco tardo demasiado en actualizar.

    Sonia :) Gracias, gracias.

    ResponderEliminar
  12. Mira que te has buscado un fin de semana en el que he tenido poco tiempo para escabullirte, pero ni por esas, que he leído este listado de virtudes... Y ahora contéstame una cosa... Si haber llegado a las 100 virtudes (que ya sabía yo que no lo harías) te convertiría en una egocéntrica, ¿qué eres por haber listado 100 defectos...? Apunta el 45 que te reclamamos todos, el de que escribes fenomenal...

    ResponderEliminar
  13. En serio, me encantan tus listas. No sé si plantearme hacer yo alguna

    ResponderEliminar
  14. Muy inspirada esa lista, si señor, y sincera, cumpliendo la primera norma... muy interesante tu actividad bloguera.
    Te leo

    ResponderEliminar