2 de febrero de 2012

Si esto fuera un cuento de hadas...

empezaría diciendo "érase una vez". Y seguiría contando la típica historia de príncipe salva a princesa de una gran maldición, y fueron felices y comieron perdices. Lo que pasa es que esto no es un cuento de hadas, y yo no soy una princesa, ni tú eres un príncipe. Si ni siquiera me gustan las perdices. Podría escribir una preciosa historia de amor, decirte que mi mundo era gris y oscuro, que vivía en una mazmorra repleta de monstruos hasta que apareciste tú, y con tu caballerosidad, fuerza y valentía los mataste uno a uno, me rescataste y me llevaste a un lugar idílico donde fuimos felices para siempre. Mentiría. Nada de eso ocurrió. Sí, yo tenía miedos, estaba atrapada en mi propia tela de araña, rodeada de monstruos. Y sí, apareciste tú. Pero no los destruiste, no. Hiciste que yo tuviera ganas de acabar con ellos. No me llevaste a un lugar mejor en ese preciso instante, pero si me devolviste la fe y la ilusión. Gracias a ti comencé a creer que quizás, ese paraíso podía existir. Y ya no estamos allí, en ese sótano oscuro. Ya no hay tantos fantasmas, aunque sigue habiendo. No, esto no es uno de esos cuentos que cualquiera querría leer. Quizás tampoco sea la típica historia que alguien querría escribir. Pero es una historia real, es mi historia, nuestra historia. Y a mi me gusta. Me gusta cualquier historia siempre y cuando formes parte de ella.

4 comentarios:

  1. Ohh que bonito *-*
    Pero lo que más me ha gustado es que ese "principe" del mundo real no vence cada uno de los monstruos por tí,te ayuda a creer en que tú puedes hacerlo.
    Y eso,es lo más grande.

    ResponderEliminar
  2. Muy bonito, de verdad. Me has dejado sin nada para decir. Una mera acotación, a mi tampoco me gustan las perdices.

    ResponderEliminar
  3. No me gustan los cuentos de hadas, me gusta mas la realida, la palpable. Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. Ay, qué bonito :) Esto sí que es real.

    Me ha encantado lo de " Y sí, apareciste tú. Pero no los destruiste, no. Hiciste que yo tuviera ganas de acabar con ellos."
    Mucho :)

    ResponderEliminar