23 de febrero de 2012

Palabras.


Hay palabras que quieren decir mucho pero realmente no dicen nada. Como por ejemplo te quiero. Hace un rato lo he dicho gritando, con todas mis fuerzas, pero realmente carecía de significado. Te quiero pretende aglutinar una cantidad infinita de información y no lo consigue porque últimamente, con demasiada frecuencia sabe a nada. Después están las palabras cerca y su antónimo, lejos. Esta mañana te tenía cerca pero estábamos lejos. Esta tarde, ella estaba lejos pero la sentía cerca. Es extraño. Intentamos crear un lenguaje y a veces decimos exactamente lo contrario a lo que queremos decir. Como yo hace unos minutos. Que sonreía y, sin embargo, tenía ganas infinitas de ponerme a llorar. No sabía por qué. No había ninguna palabra que pudiese representar aquella sensación.

3 comentarios:

  1. Para mi lo mas importante es el sentimiento, es posible que no lo hayas sentido del todo, lo sentiras, y sabras la direfencia de todos tus sentimientos, solo necesitas conocerlos mejor. Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Consideramos las palabras muy importantes, pero no hay palabras para todo, y muchas veces es mejor el silencio.
    A veces los te quiero suenan vacíos... entonces, solo nos queda averiguar por qué.

    ResponderEliminar
  3. El lenguaje se encuentra sujeto a cambios,y todos contribuimos a él.
    A veces,el uso reiterado de los te quieros hace que se pierda su significado,los gastamos.
    Igual pasa cuando una persona se comunica contigo lo hace con su lenguaje propio,y sabes a ciencia cierta que si te dice algo lo dice de corazón por sus palabras.
    El lenguaje,es lo más manipulado del planeta,y hemos de convivir con ello.

    ResponderEliminar