25 de febrero de 2012

En aquellos tiempos...

En aquellos tiempos, a veces, dormíamos juntos sin hacer el amor. En aquellos tiempos me gustaba acurrucarme en tu pecho y sentir tu respiración, que mi cabeza se balancease al ritmo de tu corazón. Que el mío aumentase también su velocidad y que nuestros cuerpos crearan una banda sonora perfecta que sólo nosotros podíamos escuchar. Me gustaba abrazarte con fuerza, intentando romperte. Que me abrazases a mi, como si tuvieses miedo a que me fuera a escapar, aún sabiendo lo mucho que te aterraba despertarte con alguien a tu lado. Me gustaba esa posición en la que parecía que formara parte de tu cuerpo. Mi pubis sobre tu pubis, mis piernas cubriendo parte de las tuyas, mis pechos en tu vientre y mi boca a la altura de tu cuello. Me gustaba pasarme así horas, no sé cuántas, entre la consciencia, la inconsciencia y un estado indefinible en el que estábamos despiertos pero sentíamos que dormíamos y soñábamos. Me gustaba despertarme por la mañana, mirarte durante unos minutos y despertarte para que pasaras de odiarme a amarme en tan solo un segundo. ¿Por qué todo se convirtió en rutina? ¿Por qué después sólo sabíamos acostarnos como si fuéramos autómatas programados para desempeñar esa función? ¿Por qué pasamos de hablar con la mirada a ser incapaces de entendernos incluso valiéndonos de las palabras? ¿Por qué no pudo ser? ¿Por qué ahora somos desconocidos, si podrías hacer un mapa de mi espalda y situar en él todos mis lunares?.
Jamás sabré contestarlas. Y lo peor es que te quise, te quise mucho, pero nunca llegué a sentir por ti esas mariposas en el estómago de las que la gente habla. Aún así, escribo "te quise" y duele, y aunque solo sean palabras, teclas, se me encoge un poquito el corazón. El tiempo pretérito duele más cuando se conjuga con el verbo querer.

5 comentarios:

  1. Es muy doloroso cuando has pasado momentos increíbles con esa persona y luego, sin más ni menos, ya no hay nada, ni tan sólo queda nada...
    Sí, es verdad, el pretérito duele más cuando se conjuga con el verbo querer pero sobretodo con el verbo amar.

    ResponderEliminar
  2. Tienes los mismos gustos musicales que yo. :)

    ResponderEliminar
  3. Hay muchas, muchas formas de querer y no se quiere nunca a dos personas de la misma forma. Hay a quien se le encoje el estómago, quien no se inmuta... y eso no quiere decir nada. Simplemente lo sabes cuando te enamoras. Es como un orgasmo: cuando lo sientes, lo sabes.

    ResponderEliminar
  4. Parece que el amor cada vez reina más en los corazones...
    A mi lo que más me duele es pasar a ser un desconocido más a quien ni siquiera se dirige la palabra.Es lo más doloroso después de todo.
    "El tiempo pretérito duele más cuando se conjuga con el verbo querer."
    Esta frase,me ha encantado,y la verdad,razón,ninguna le falta.

    ResponderEliminar