5 de febrero de 2012

#100FactsAboutMe

Existen infinitas cosas a cerca de una persona, por simple que ésta nos parezca. Hace tiempo hice una lista de 100 cosas sobre mi. Me gusta hacer listas. Listas de la compra, listas de cosas que quiero hacer, listas de películas o series que tengo pendientes de ver, listas de libros que he leído o de otros que me gustaría leer. Llevaba unos días con tiempo de pensar en cosas que contar sobre mí misma. Y ya que este blog es mío-y-solo-mío, aunque no pegue, aunque habitualmente me dedique a temas más trascendentales e incomprensibles, no tengo otra red social en la que hacerlo, y no me la pienso crear. Ya sabéis de qué va el post. Podéis dejar de leerlo si os aburre.
1. Empezaré de la misma manera que empecé hace unos años. No me gusta mi nombre. Es demasiado largo, roza la cursilería y tiene un sonido un poco... repelente. Además, mis padres siempre me han llamado así exclusivamente en momentos de elevada seriedad, por lo que me resulta extraño de escuchar. Sumadle a los factores anteriores que rima con cortina y con piscina. Siempre preferiré un "Cris". Aunque respondo incluso ante motes absurdos.
2. Cayendo en tópicos y para no empezar a reflexionar ya, mi color preferido es el amarillo, por eso de que da mala suerte. No soy una chica supersticiosa.
3. En general, no creo ni dejo de creer. Con Dios me pasa como con las cadenas por e-mail. Que no es que piense que si las envío me vaya a ocurrir un milagro, pero me da mal rollo eso de no tener suerte si las dejo sin mandar. Así que, si no tengo nada mejor que hacer, no me importa rezar un par de padres nuestros y pedirle cosas. Yo de ser Dios me sentiría to ofendida. Pero Él es un ser perfecto que todo lo perdona. También esta manera "vulgar" de pensar, imagino (Y espero).
4. Hay muchas cosas del mundo que no me gustan. Y no creo que se deban ignorar. Pienso más bien que se pueden cambiar, aunque sea a partir de pequeños granitos de arena.
5. Me cuesta demasiado confiar en la gente. El motivo existe, pero no lo voy a explicar.
6. Pese a lo interior, soy de esas personas que se ilusiona fácil, y a veces planea, planea, planea... e imagina en su cabeza cosas perfectas. Luego me pasa como a la lechera del cuento, esa que se le calló el cántaro y se quedó sin nada de lo que había deseado.
7. A veces me muevo por impulsos que ni siquiera yo entiendo. Conozco a alguien que me produce vibraciones positivas y no me cuesta abrirme a esa persona.
8. Me gusta música muy variada. Algunas canciones, simplemente por cómo suenan. Otras, por los recuerdos que me traen. Después están las que te cantaría al oído y las que me gustaría que tú me cantaras. En general, no suelo rechazar nada de antemano.
9. Si alguna vez pido algún amigo un favor, la primera palabra que aparecerá en su cabeza es "concierto". Me paso la vida convenciendo a la gente para que me acompañe a conciertos.
10. Me gusta hacer deporte. Excluyendo cualquier deporte de equipo en el que se utilice pelota. Cuanto más grande sea la pelota, peor (Sí. Esto excluye a fútbol, baloncesto, rugby, baseball....). Pero de tener que quedarme con unos pocos, diría gimnasia rítmica, ballet y natación.
11. Pienso cosas raras. A veces, veo a alguien por la calle e imagino su vida. O me empeño en catalogar a los estudiantes y adivinar qué carrera hacen.
12. Cuando escucho música, visualizo videoclips imaginarios en mi cabeza.
13. A veces quiero expresar cosas que no sé expresar. Por eso tengo un blog caótico en el que muchas veces nada tiene sentido. O lo tiene, pero sólo para mi.
14. No me gustan los sentimientos a medias.
15. Rechazo la palabra "Necesidad" y no me gusta necesitar. No creo que sea buena, en ningún aspecto.
16. Como todas las personas, estoy hecha a base de recuerdos. Unos más felices, otros menos felices.
17. Me cuesta olvidar a las personas que fueron importantes en algún momento de mi vida, pasar página. Las páginas del libro de mi vida están hechas de acero.
18. Mi grupo favorito es Love of Lesbian. Se merece tener un punto de estos 100 para él solo. En realidad, merecería más de uno. Me gusta por muchas cosas pero sobre todo por lo que sus canciones me transmiten. Porque me conducen a un universo paralelo donde solo existen los sentimientos y son capaces de ponerme los pelos de punta. Porque la mayoría esconden historias felices.
19. Soy aficionada a intentar buscar lo mejor de las personas. Puede que sea otra prueba más de mi ingenuidad, pero no me gusta creer en la maldad, si no radica en un problema psicológico o una manera inapropiada de entender un concepto. Las personas somos complejas.
20. Toda vida tiene puntos de inflexión. Instantes en los que todo cambia de repente. Creo que la mía tiene muchos de esos. Por eso no me asustan los giros de 180 grados.
21. Lo que sí que me da miedo, es quedarme estancada. Que las cosas no fluyan o no avanzan. No confío en el tiempo. Nada llega si tú no lo buscas.
22. Soy cabezota por naturaleza y si tengo una idea, nadie hará que me olvide de ella.
23. A veces no me gusta tener sentimientos por esa parte de ellos que nos vuelve frágiles. Sin embargo, en el fondo prefiero sentir todo a no sentir nada. Supongo que llorar unas cuantas lágrimas merece la pena si a cambio obtienes una sonrisa sincera.
24. Me encanta un monólogo de la película "Piedras" que termina con un "Deseo, deseo, deseo. Deseo con todas mis fuerzas ser feliz, y hacer un poquito más felices a los que me rodean". Estoy 100% de acuerdo con esa frase.
25. Mi mayor objetivo es que alguien cambie mi mundo y cambiar el mundo de alguien. Lo demás es secundario.
26. Nunca he sido de planear demasiado el futuro porque creo que las cosas nunca terminan saliendo como habías planeado. La crisis tampoco hace que esta cuestión sea sencilla. Aunque en un mundo idílico, escribiría guiones de películas.
27. Pese a lo anterior, sé que no serviría para ello. Soy de esas personas que no saben estar delante de una página en blanco intentando conseguir el texto perfecto. Apreciable en mis entradas es que utilizo más bien esto de escribir como una forma de exorcitar mis sentimientos, sacarlos de dentro, ordenarlos tanto como me lo permitan y así, entenderlos.
28. Soy contradictoria. Pero aún así, suelo ser capaz de explicar mis incoherencias. Tengo incoherencias coherentes.
29. Me gusta ir de fuerte. Me asusta la debilidad. Además, si los demás me ven fuerte quizás consiga serlo. (Mentira. Sé que es mentira.)
30. Si has llegado hasta aquí, te mando un besito. Sé que debe estar costando. El número 30 es para decir que yo sí habría llegado, porque soy bastante curiosa.
31. No como carne. Cuando era pequeña, me regalaron un pollito amarillo (sí, un pollo como cualquier otro pollo, pero para mi, era mi pollito saltarín). Se hizo grande y se lo comieron. Así que cuando veo un filete, no puedo evitar imaginarme a un ternerito llorando. Sé que muchas personas no lo entienden, y lo respeto. No me parece mal que se coman animales, pero yo no puedo hacerlo porque me da pena.
32. Lo que no respeto es matar animales por tradición. No entiendo la tauromaquia y no acepto eso de que es una costumbre española. Si lo típico es matar personas, ¿estaría bien ir por ahí asesinando? ¿No, verdad?
33. No soy nada patriota. Que sí, que España tiene sus cosas buenas. Como tantos otros países. Soy más bien ciudadana del mundo.
34. Pregúntame cuál es mi película favorita y te daré una lista interminable de títulos. Hay tantos matices que se pueden apreciar en una película que muchas (Demasidas) son especiales.
35. En el tema libros lo tengo todo un poco más claro. Veronika decide morir, porque cambió mi forma de pensar, y Tokio Blues por pura identificación.
36. A veces me enamoro de blogs hasta el punto de plantearme acudir a la iglesia y preguntarle al cura si una boda sería admisible. No, en serio. Que algunas veces me engancha la forma de escribir de alguien, y leo, y leo, y leo...
37. Soy una viciada de las redes sociales. Blogger, twitter y facebook son mis preferidas.
38. Mi ciudad favorita (de las que conozco) es Londres. Aunque muero de ganas por ir a Nueva York.
39. Amor, amar, amor. Amor de caracol, col, col. Dime amor y no te diré nada, porque no creo que se pueda expresar con palabras.
40. No creo que sea la mejor novia del mundo, ni la mejor amiga del mundo, ni la mejor compañera de clase o de piso del mundo. Pero sí sé que, sea cual sea mi papel en la vida de alguien, intentaré ejercerlo de la mejor manera posible.
41. Tengo muchísimos defectos. Si queréis, algún día haré una lista de defectos. Pero no me cuesta nada, nada, nada reconocerlos.
42. También tengo virtudes. También las veo, aunque a veces no lo parezca. Por ejemplo, me considero constante.
43. Mi comida favorita es el yogur líquido de piña, marca hacendado. También me gustan los quesitos y el queso fresco. Sería feliz alimentándome a base de eso.
44. Me gustan los pequeños detalles y las sorpresas.
45. Soy una chica debilucha que se pone malita cada dos por tres.
46. No me gusta el frío. Prefiero dormir en el Sahara que dormir en Siberia.
47. A veces me gusta parecer de hielo. Porque solo las personas capaces de calentarte merecen conocer esa otra parte.
48. No suelo caer bien a primera vista. Tampoco suelo dejar que me conozcan al primer parpadeo. Yo necesito tiempo, conmigo se necesita tiempo.
49. Me gusta hacer fotografías aunque muchas veces me da pereza cargar con la cámara de fotos.
50. Soy de esas personas que abandona su casa por estudios y a penas la echa de menos.
51. Desde que vivo en Madrid no imagino mi vida sin el transporte público. Bendita Renfe.
52. Prefiero una noche íntima que salir de fiesta. Prefiero ir al cine que hacer botellón. Prefiero hacer el amor que foyar. Sí, soy una especie en peligro de extinción o alguien de alguna época pasada.
53. Compro música. Compro películas. Pago entradas de cine.
54. Leo. Mucho. Y muchas cosas. Libros, revistas varias...
55. Me duelen mucho las decepciones. Por eso me cuesta tanto confiar. Porque cuando alguien no es como esperaba que fuera no paro de dar vueltas al asunto intentando buscar respuestas a preguntas que no conozco.
56. No se me dan bien los animales. Además del pollito he tenido peces, tortugas y un hamster. Todos han tenido finales catastróficos.
57. Soy una chica de ciencias que echa de menos las matemáticas y la física. Estudio Comunicación audiovisual por "vocación" pero no se me dan bien las letras.
58. Odio la historia de España. Odio aprender cosas de memoria. Y no sé retener datos.
59. No tengo buen sentido de la orientación. A veces, me pierdo sin más. Así ejercito mis dotes para encontrarme.
60. Lo mejor de perderse es que nunca sabes qué te puedes encontrar. Caminando sin rumbo ni dirección encontré una vez un lugar maravilloso al que bauticé como "rincón de pensar".
61. Una de las cosas que más echo de menos, es el mar. Me gusta la playa sobre todo cuando está vacía, me gusta mirar al horizonte, y pensar,y pensar, y pensar...
62. No me gustan los domingos porque son astrománticos. Si no entendéis este concepto, pulsad el siguiente enlace : Domingo astromántico. (Otro besito si has llegado aquí).
63. Si vendiesen pastillas de fuerza y seguridad, no dudaría en arruinarme comprando todo el almacén.
64. Me gusta conseguir las cosas por mí misma. Soy bastante cabezota en eso también. Si tengo un objetivo claro, nunca me rindo.
65. A veces el tiempo me hace frágil. Cuando ves que el tiempo pasa y algunas cosas no cambian. Me da miedo que nunca lo hagan.
66. Soy muy analítica. Y me conozco muy bien.
67. Se me suele dar bien eso de entender a la gente. Y no sé aconsejar, pero sí escuchar y opinar. Aunque no sean las opiniones que a la persona en cuestión le gustaría escuchar.
68. Me gusta la ropa que no suele llevar todo el mundo.
69. Prefiero la música en español, por la cosa de entenderla mejor. Aún así, Radiohead, Paramore, Muse, Kings of Leon y sobre todo Evanescence, jamás faltan en mis listas de música.
70. Las cosas claras y el chocolate espeso. Creo que eso era un refrán. No me gustan los refranes, pero no entiendo las indirectas. Con lo fácil que sería el mundo si las personas fuésemos más claras.
71. No me gustan las tradiciones ni los te quieros de mentira.
72. La familia no la eliges. No quiero a nadie porque lleve mi sangre o yo lleve la suya.
73. Si mi vida fuese una película la banda sonora la pondría Santi Balmes.
74. Cuando me da por una canción, puedo reproducirla en bucle durante semanas.
75. Me gusta ver las películas mil veces. Siempre descubres algo nuevo.
76. Si las películas fuesen un rollo, una serie sería una relación estable. Me gustan las series, sobre todo las americanas. Lo cual no significa que quiera una relación estable con un americano.
77. No entiendo esa manía que tiene la gente por etiquetarlo todo y poner nombres a cosas que no se pueden nombrar. Soy muy relativista. Para todo.
78. Ese relativismo a veces genera impotencia, ya que hay infinitas cosas que no puedo saber con seguridad.
79. Soy una chica de soluciones radicales. Me dan miedo los perros y de pequeña, decidí vivir una semana con uno para superarlo. No lo conseguí, pero lo intenté.
80. Hablando de miedos, tengo un tatuaje. Pone "Courage". Significa valentía. Decidí tatuarmelo en la piel porque casi todo me asusta. Es una forma de "inyectarme" un antídoto contra eso.
81. Mi mayor miedo es no estar a la altura. Que alguien espere más de mi de lo que puedo dar.
82. No entiendo la televisión de hoy en día, y me alegro de no tener el "placer" de conocer ciertos programas. Hoy descubrí que existía uno consistente en que una madre buscase novia a su hijo. Entre tantos otros, me parece ridículo. Lo más triste es que la gente los ve.
83. No sé peinarme. Así que vivo constantemente con mi aburrido pelo moreno y mi flequillo cuya función es disimular una frente demasiado grande.
84. No me gusta maquillarme demasiado, pero no suelo salir de casa (a excepción de cuando voy al gimnasio) sin raya de ojos negra. También suelo pintarme los labios.
85. Me gusta escuchar esta canción antes de dormir.
86. A veces las cosas me afectan demasiado.
87. No me gusta la palabra "ánimo". Suena a compasión y no me gusta la compasión. Es eso que dice la gente cuando no se le ocurre nada mejor que decir, y lo típico que nadie suele escuchar.
88. Me da rabia esa manía general a quitar importancia a los problemas o a hacer que las cosas parezcan sencillas. No siempre lo son. No estamos diseñados para entenderlo todo. Asumámoslo.
89. Soy un poco desastre. A veces pierdo cosas. Como por ejemplo, las pulseras que me regalan.
90. Tengo un piercing en el ombligo. No me gusta y no sé por qué me lo hice. Supongo que en su momento me gustaba. Pero ahí sigue.
91. Me tiño el pelo de negro casi todos los meses. Cuando no lo hago, empieza a apreciarse un tono rojizo. No me gusta, en absoluto.
92. Tengo pecas en la nariz. A eso le sumas mi estatura y puedo aparentar menos de 17 años.
93. No me suele importar agradar a la gente. Soy como soy. Si no te gusta, lo dejas.
94. Imagina el peor plan del mundo. Imagina que lo haces con alguien a quien quieres. ¿Te apetece? Lo quieres de verdad.
95. Me gusta el batido de fresa. Mucho. Demasiado.
96. Soy independiente. Demasiado independiente. Y está mi mundo. Y a veces necesito estar conmigo misma (que no sola). Y solo así entenderme. Hay caminos que uno tiene que recorrer sin ayuda.
97. No puedo dormir con la luz encendida. Soy más de hacerlo todo con las luces apagadas. Por ejemplo, teclear.
98. En algunos aspectos soy demasiado exigente conmigo misma. Me pongo metas inalcanzables. Me enfado por no alcanzarlas, aún sabiendo que son inalcanzables.
99. Trato de mejorar. Constantemente. En casi todo.
100.Muchas veces me pregunto cómo somos realmente. ¿Como nos vemos? ¿Como nos ven? ¿Una mezcla entre ambas cosas?. Y recuerdo una frase de la película "Princesas" que decía algo así como que las cosas existen porque se piensa en ellas. Quizás yo solo exista como un concepto abstracto y cambiante que existe cuando alguien piensa en mi, o en ese pequeño porcentaje de mi, más o menos real, que conoce.
101. No me gustan los números pares y pienso demasiado.

7 comentarios:

  1. Leído de principio a fin. Casi he echado en falta otro beso al final, je, je, je... Me gustan estas listas, no sé yo por qué... Igual es que permiten conocer un poco más a quien está al otro lado, aunque asumiendo siempre que son cien cosas (más una, vale) que realmente quieres contar... Insistiré en la 42 por si acaso...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh. Un besito, pues. La 42 es importante, pero va de la mano con la 41. Y me has hecho comerme la cabeza con eso de "cosas que realmente quieres contar". Intento pensar una lista de "cosas que realmente no quiero contar". No creo que se me ocurrieran 100 cosas. Pero sí, algunas sí.

      Eliminar
  2. Bueno yo tambien lo he leido, que no ha sido para tanto, lo malo es recordarlo, habra que leerlo mas detenidamente pues cuentas muchas cosas de ti y me parece muy interesante. Por cierto me alegro que te guste la renfe (trabajo en ella, jejej). Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh. Es que sin Renfe mi vida sería muy complicada. El metro es lento, los autobuses no me gustan :)

      Eliminar
  3. Holaaa:) Yo también lo he leido! Jjajaaj me encanta también a mi el yougurt de piña líquiedoo... umm! Quee buenoo jajajaj!

    ResponderEliminar
  4. Yo con mi nombre tengo dificultades, porque por una parte me encanta y por otra no soporto cómo lo pronuncian algunas personas. De todas formas, prefiero que me llamen Ari, estoy totalmente acostumbrada y me suena mejor. En mi familia, sin embargo, me dicen Arian.
    A mi también me gusta ir de fuerte, y por eso muchas veces no puedo escribir ciertas entradas en el blog o me censuro mucho, porque no soy capaz de exponer mis debilidades. Es más sencillo sonreir y decir "bah, no pasa nada"... aunque a veces sea muy duro, porque la gente tiende a soltar toda su mierda sobre mi esperando que los consuele sin caer en la cuenta de que, aunque no los exponga, yo también tengo mis propios problemas.
    Yo también soy muy curiosa, así que me gusta mucho este tipo de entradas. Yo también me engancho a muchos blogs y espero impaciente a que publiquen.
    Tampoco caigo bien a simple vista (creo que sólo una chica me dijo que le gusté al verme por primera vez y era por cómo vestía), porque parezco muy seria y muy borde, y cuando empiezo a conocer a una persona a veces me cierro y no hablo o hablo demasiado. No tengo habilidades sociales.
    A mi, sin embargo, las decepciones no me duelen a penas. Supongo que una parte de mi las espera en el fondo, así que cuando suceden, me quedo igual. Yo también soy muy analítica y pienso demasiado, hasta niveles absurdos en que me sobreanalizo para enteder por qué hice algo en una determinada situación, descubriendo cosas de mi misma que no me gustan demasiado.
    Tampoco me gusta ir vestida como todo el mundo, aunque la música la prefiero en inglés. Yo tampoco soy una persona familiar, quiero a quien se lo merece, y hay personas con las que no tengo relación y a las que quiero como hermanas y personas de mi sangre que no se han ganado un hueco en mi corazón.
    Y como tú, me impongo metas demasiado altas, siempre intentando mejorar. Quizás sean las únicas decepciones que de verdad me duelen, las que me causo a mi misma. Nadie sabe hacerme daño como el que yo misma me sé causar, siempre inútil, siempre fallando.

    Me ha gustado mucho mucho esta entrada. Y siento el tocho xDD

    ResponderEliminar
  5. Yo no seria capaz de escribir 100 cosas sobre mí. Me he dado cuenta de que no sé describirme.
    un beso :)
    pd. me encanta esa canción de els pets

    ResponderEliminar