15 de noviembre de 2011

Pedazos de momentos felices salpicados con gotas de optimismo.

Es sencillo simplificar los problemas cuando no nos pertenecen. Solucionar vidas ajenas, crear universos paralelos o sumergirse en los que grandes artistas han creado para evadirse del propio. Sin embargo cuando uno ve las cosas negras, ¿dónde quedan las gotitas de optimismo? En ningún lugar. Cuando estás a mil metros bajo tierra, eso es lo único que puedes ver: oscuridad. Sin embargo, de repente comienzan a llover recuerdos de momentos felices. Gotitas de esperanza. Y poco a poco, gracias a esas gotas de lluvia, el pozo se va llenando hasta que estás más cerca de la superficie. Quizás muy poco a poco, quizás ni siquiera veas que hay algo arriba. Pero entonces te toca tener fe y creer en ello.
Cuando todo es tristeza, cuando el miedo te gana una y mil batallas, cuando solo quieres encerrarte en ti mismo, son los pequeños detalles los únicos capaces de salvarte, porque serás incapaz de interpretar los grandes o te sentirás demasiado insignificante como para merecerlos. Detalles como una canción, un libro con final feliz, un concierto mágico o la historia que alguien invente para ti. Condimentar el presente para conseguir llegar al futuro. Motivación. Algo que haga que tengas ganas de que llegue mañana. Seguir soñando para tener la obligación de seguir viviendo, aunque solo sea para hacer esos sueños realidad.
Y no. No soy sincera si digo que pienso que todo es sencillo. Pero sí lo soy si digo que hoy, la letra de una canción me ha hecho sonreír. Sí digo que aún quedan muchas respuestas que buscan preguntas que aún no han sido formuladas y muchas dudas que esperan ser resueltas. Si digo que poco a poco los imposibles de mentira pueden ser destruídos. Poco a poco.

2 comentarios:

  1. Esas sonrisas, las que llegan cuando uno menos las espera, son las mejores. ¿Anuncio de un mañana mejor? Espero que sí, que estés más cerca que nunca de la superficie. Y que lo cuentes de la misma hermosa manera de siempre.

    ResponderEliminar
  2. Qué haria yo sin esos pequeños detalles que ayudan a seguir adelante?
    Mucho ánimo, verás como hay miles de cosas que te pueden hacer sonreír ^^

    ResponderEliminar