26 de octubre de 2011

Optimismo.

"En la obsesión por llegar a veces nos olvidamos de lo más importante: es preciso caminar". Paulo Coelho dijo.
A veces sonreír es mucho más sencillo de lo que parece. A veces basta con que algo, alguien, o incluso tú mismo, plantes una semilla de esperanza en algún rincón de tu corazón hecho mierda. A veces, sucede solo. A veces hay que tocar fondo para coger el impuso suficiente para volver a salir a la superficie. A veces, quizás, siempre, nunca, jamás. ¿Vosotros no odiáis los adverbios de tiempo? Yo sí. Y no sé por qué. Pero lo que sí sé, es que he leído esa frase en mi calendario y he sentido que alguien me estaba regalando algo. Que esa frase no estaba ahí por casualidad. O quizás sí, la verdad es que no creo en el destino. Pero fue una casualidad acertada. Las cosas se consiguen poco a poco, la felicidad se va construyendo. Recuperar la sonrisa, pensar en positivo, matar monstruos por mí misma o saber ver más allá de los problemas. Porque yo jamás me he dejado derribar ni por los vientos más fuertes. ¿Por qué iba a hacerlo ahora?. Así que he decidido seguir caminando. Sonriendo, llorando cuando me apetezca, haciendo lo que mi cabeza y mi corazón decidan en una de esas batallas interminables. Haciendo lo que sea, pero viviendo, sin morir en vida.

5 comentarios:

  1. Ya sabes que te leo cada vez que escribes algo, y lo vengo haciendo desde hace menos tiempo del que me gustaría (pero eso se arregla, precisamente, con el tiempo...), y que te dejo comentario casi siempre, porque casi siempre me llevas a decirte algo. Alguna vez me has contestado que te hago sonreír con lo que te digo. ¿Pero sabes qué? Hoy eres tú la que me has hecho sonreír a mí. Que te dure ese optimismo, Cris, que te dure mucho.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que a mi los adverbios, para que negarlo, me encantan, quizás porque soy una coleccionista de recuerdos y me ayudan a colocar frecuencias, momentos... Cosas que tiene una.

    Me ha gustado esta entrada porque es algo que trato de tener siempre muy presente. A veces me ofusco tanto pensando en las ganas que tengo de llegar a mis metas y poder disfrutar mi futuro que se me olvida vivir mi presente y acabo amargada, deseando que pase el tiempo rápido y sin tratar de aprovecharlo. Nunca está de más recordar lo que acabas de explicar :)

    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Me alegra ver que te aparece el optimismo, ojalá sea como uno de esos virus que brota y se contagia, así me mandas un poquillo... jeje
    Por cierto, yo también creo que te debería conocer medio mundo, tanto por tus letras, como por la curiosidad que despiertas tú como la persona que está detrás de esas letras... y a esa lista de conocerte, me apuntaré el primero ;)

    ResponderEliminar
  4. Juan, me alegro de que te haya hecho sonreír yo a ti por una vez. La verdad es que, habitualmente, yo solía ser de esas personas que siempre tienen sus momentos de bajón pero, que en general, creen que pueden con todo. Sin embargo esta temporada llevaba/llevo una racha de golpe tras golpe, y cuanto más te hundes, más negro lo ves todo y... bueno, bucles. Pero supongo que la felicidad se va construyendo poco a poco. He de decir que he pasado momentos mucho peores y siempre se vuelve a sonreír así que espero hacerte sonreír muchas más veces :)
    Yuna, DIOS. Pues a mi me ponen muy nerviosa, y no sé por qué. Yo cuando quiero tener presente algún consejo, frase o tontería en mi vida lo escribo en un post it y lo pego en una pared, en la que también tengo cosas que me han dado, o tal. Así cuando me levanto leo mi colección de motivos para sonreír.
    Sergio, no sé si será un virus o no, pero yo encargada de contagiartelo y regalarte la mitad, o tres cuartos, o lo que haga falta. Y... gracias, gracias :$:$:$ pero si algún día sacas un libro, o algo, te exigiré un ejemplar firmado, que lo sepas.

    ResponderEliminar
  5. Y una decisión muy acertada. La vida basada en impulsos pero que lleven a una sonrisa.
    Me gusta eso de que hayas conseguido sacar una sonrisilla, que creo que es una de las cosas que nunca deberían faltar en una persona. :)

    ResponderEliminar