31 de octubre de 2011

Miedo al miedo.


Abre el armario y la ve allí. Ese objeto aparentemente inocente. Ese objeto que casi todo el mundo posee y que para casi nadie resulta amenazante. Una parte de sí misma desea subirse encima, ver su peso. Otra tiene miedo, sabe que eso puede suponer un antes y un después, sabe que puede determinar cuál será el grado de su felicidad. Pero lo hace. La atracción es infinita, se siente imantada. Menos que la última vez. Menos. Bien. Una sensación de éxtasis inunda su cuerpo. Se siente fuerte y de repente, cree que puede con todo. Su cabeza empieza de inmediato a hacer cálculos mentales. Su estómago comienza a cerrarse más aún. Desea, desea, desea. Desea ver cómo ese número mágico sigue disminuyendo, cada vez más. ¿Hasta dónde? No quiere engañarse. Hasta llegar a 0. Lo sabe. Sabe que siempre será demasiado. Y siente miedo. Miedo al miedo, miedo a sí misma, miedo a sus deseos, miedo a su subconsciente, miedo... Necesita inyectar en su cabeza los sentimientos adecuados, pero jamás consigue pensar como es debido. Su cerebro y su corazón en ocasiones se convierten en su máximo enemigo. Ella, en el mayor de sus verdugos. Su dualidad, su racionalidad y su locura, su cosmos y su caos... todo enfrentado.

6 comentarios:

  1. guapi, me ha encantado, pero sobre todo la foto! yo quiero una de esas :)
    Un besazo fuerte!

    ResponderEliminar
  2. Siempre he pensado que cualquier problema se puede solucionar si hay impulsos positivos a tu alrededor. Y en este caso, la foto que pones es perfecta. Hace falta gente que e diga continuamente eso, "you are beautiful". "Buenos días, you are beautiful". "¿Tienes cambio?, you are beautiful". "Me encanta esa película, you are beautiful". "¿Qué hacemos mañana?, you are beautiful" "Qué día tan espléndido hace, you are beautiful". Me encantan tus palabras, you are beautiful. Y ese último va sin comillas porque es mío.

    ResponderEliminar
  3. Miedo al miedo y conseguir más miedo todavía. Para que razón y corazón lleguen a un acuerdo, lo primero que no se debe tener es miedo, aunque luego se necesiten más cosas. :)
    Un beso enorme!!

    ResponderEliminar
  4. Yo... no sé qué decirte esta vez... Uno de los motivos por lo que me gusta la entrada es porque la comparto...

    En cuanto a contestación a tu comentario... sí, ojala las personas se dejasen llevar por lo que les apetece, pero sabes? Estoy cansada de que siempre halla "otra" de por medio T.T

    ResponderEliminar
  5. No.Me.Pises.Que.Llevo.Chanclas quizás sería un poco inútil el aparatejo en cuestión. Es más sencillo escribirlo en un post-it y pegarlo en el espejo, por ejemplo.
    Juan, hay veces que las cosas no son tan sencillas como pueden parecer. Y se hacen más difíciles cuando el tiempo pasa y nada cambia. Crees que todo es mucho más imposible. Como dice Coldplay "Nobody said it was easy. No one ever said it would be so hard."
    Mariia sí. El miedo es un bucle. Empiezas a sentirlo y cada vez, sientes más miedo. Te atrapa, te consume y te destruye. A lo "Dikers" "Y acostumbrarme a decirle adiós al miedo que gira a mi alrededor".
    Sandra ya, sí, bueno. Ánimo ;)

    ResponderEliminar
  6. El miedo a tener miedo es inútil, sólo lleva a estar infeliz! Fuera miedos, fuera preocupaciones y a vivir la vida como cada uno quiera:)
    un besoo:)

    ResponderEliminar