27 de septiembre de 2011

Tengo miedo.

Sí, sé que jamás lo reconocería en voz alta. Pero es así. No sé si lo que sentí por ti fue real o una simple ilusión de esas que yo suelo crear, pero sé que ha sido lo más intenso que he sentido nunca por nadie. Fue algo incomprensible, jamás pensé que fuera a pasar. Pero es que... eres tan jodidamente especial.
¿Sabes cuantas noches desee que estuvieras a mi lado? ¿Lo feliz que me hacías siendo un mero personaje de sueños? Una parte de mi se niega a creer que todo fuera una mentira. Si de verdad buscase algo sencillo, habría sido capaz de autoengañarme con alguna de mis otras fantasías. Jamás habría sentido la impotencia de no poder abrazarte.
Fuiste tantas cosas a la vez que me cuesta creer que de repente la magia haya desaparecido. Dentro de mi frialdad, conseguiste sacar mis partes más ñoñas. Me hiciste sentir algo que no fuese asco, por primera vez en mucho tiempo.
Y tengo miedo. Miedo de no volver a ser de esa forma que tú me haces ser y que tanto me gusta. Miedo de no perderme mirando esas estrellas que tú también estás mirando en otro lugar. Miedo de perder siempre la calma cuando me acuerde de ti, como decía Christina Aguilera. Miedo de que llegue ese día en que nos dejemos de decir te quiero.
Y es que de alguna forma, sé que si te pierdo, me pierdo. Que no sé ser sin ti.
No quiero confundirte más. Quizás por eso la mejor opción sería alejarme. Ya sabes, como puro concepto mental, físicamente ya tenemos suficiente distancia. Con mi confusión ya debería ser suficiente. Pero lo cierto es que noche tras noche me pregunto si de verdad lo que nos unía era irreal. ¿Se pueden vivir 7 años de irrealidad? Que no es poco. Y entonces me digo a mi misma que es mejor dejar de pensar, que las cosas están bien como están, que algún día conseguiremos ser felices.. ¿Pero y si no quiero ser feliz si no es contigo?

7 comentarios:

  1. No sé que decir Cris. Has conseguido expresar algo que llevaba mucho tiempo buscando y no encontraba las palabras para hacerlo.
    De verdad hay algo real en el amor? Yo me lo pregunto a menudo. Si somos capaces de ver perfecto a quien no lo es... por qué no vamos a ser capaces de invertarnos que sentimos algo que en realidad no existe?
    Al final, lo que quedan son los recuerdos de la historia vivida. En cuanto a ser feliz... hay que tener paciencia, porque solo el tiempo nos dirá si lo seremos con esa persona especial.

    ResponderEliminar
  2. uuff....
    gran texto, en algunos fragmentos me veo reflejada...

    la felicidad es tan relativa, puedes ser feliz con esa persona pero a la vez t puede estar matando por dentro...
    hay que buscar una relacion sana para ambos, aunque yo no sea la mas apropiada para decirlo...

    ResponderEliminar
  3. Sentir algo, aunque sea un amor frustrado, o un fuego interno que nos confunde, nos permite saber que tenemos alma... y eso al fin y al cabo es bueno. Es la parte positiva que te puede quedar. Lo malo sería no sentir nada de nada... porque entonces no sabríamos que somos.

    ResponderEliminar
  4. mmm.
    No se trata de matar por dentro, no.
    Sergio, el problema es cuando no sabes si lo que sientes es o no es real. Quizás sí, quizás un simple producto de tu imaginación que te ayuda a idealizar las cosas, para que parezca que son lo que tú quieres que sean.

    ResponderEliminar
  5. Sí, pero a lo que me refiero es que, al menos, aunque no fuera real, y fuera algo idealizado, ya tienes alguien con quien idealizar, y aunque sea un engaño para ti misma, pues por momentos te sientes viva, sintiendo o idealizando....
    Pero, no tener ni siquiera una imagen borrosa con la que idealizar, no saber si realmente sigues sintiendo algo en la vida porque lo único que tienes dentro es un VACÍO punzante que recorre toda tu espalda... eso puede ser bastante peor... ¿no crees?

    ResponderEliminar
  6. Pues que no te dé miedo. La tristeza es comprensible, pero tener miedo es lo peor que te puede pasar, y menos por algo así. La vida da mucha vueltas y ofrece muchas sorpresas. Todos hemos pasado por una fase en la que pensamos que sólo podemos ser felices con una persona concreta, pero no es verdad. Bueno, sí lo es. Pero cuando esa persona es la correcta. Y si las circunstancias impiden algo, será que esa persona, conocida o no, está todavía por llegar.

    ResponderEliminar
  7. Este texto me transporta automáticamente a un año en el futuro. Estaré alejada físicamente de la persona que quiero... y éso me mata. Es normal que con la distancia las dudas crezcan, pero no creo que debas comerte tanto la cabeza (ya, lo digo como si fuera muy fácil...) No te plantees que fue algo irreal, si te hizo sentir bien mereció la pena :)
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar