19 de septiembre de 2011

Tan fácil y tan simple y no sé expresarlo.

No sé qué siento, ni qué quiero. Sé lo que no quiero, pero, ¿qué ocurre cuando lo descartas todo? Sé que siempre espero demasiado, que pienso demasiado, que idealizo demasiado. Sé que es alguien importante pero siento que corremos a ritmos diferentes. Que cuando ella viene yo ya he dado la vuelta. No sé. ¿Por qué no puedo adaptarme al ritmo de nadie? Todo es complejo, maraña, caos. Quiero un poco de cosmos, quiero entenderme, aunque siga sin entender al mundo.
Llevaba demasiado tiempo soñando con días perfectos y al final, parece que ni siquiera he vivido este fin de semana. Que Cris se ha ido al rincón de pensar y se ha quedado allí, o algo así. Quizás sea incapaz de sentir, quizás él tuviera razón cuando me dijo que no sabía querer. Igual es que al final he conseguido hacerme de piedra y no hielo. Pero, ¿Si fuera de piedra no estaría pasandolo mal, verdad?

5 comentarios:

  1. A mí me han dicho alguna vez que idealizo demasiado. ¿Pero sabes qué? Si no es lo ideal, no merece la pena. También me han dicho que pienso demasiado, ¿pero tan malo es eso? ¿Y que esperas demasiado? ¿Y por qué crees que no te mereces lo que esperas? Date tiempo, que el rincón de pensar no es un mal sitio para que sepas lo que quieres. Cuando lo sepas, agárralo con fuerza y no lo sueltes. Te veo más fuerte de lo que piensas, pero no de piedra. Eso sí que no. ¿De hielo? Eso sí sé que no con lo que te leo.

    ResponderEliminar
  2. Ser una piedra las 24 horas yo creo que es misión imposible.
    En cuanto a saber querer.... Todo el mundo sabe querer, de una forma u otra pero sabe. Es un sentimiento muy personal que todos expresamos de una forma distinta. No te preocupes, no pienses demasiado. A veces las cosas vienen solas cuando menos piensas en ellas.

    ResponderEliminar
  3. "Me complico tanto en la complicación que me revuelco en ello" Es una frase que me ha parecido bien usar para tu entrada, porque, si te sirve de consuelo, somos muchos los que nos complicamos y al final parece que no sabemos lo que queremos... Pero yo creo que, precisamente esa es la verdad de un sentimiento... que sea complicado, que tenga su historia, su ritmo, su caos... como tú lo llamas. El sentimiento fácil es pura apariencia, son de los que no influyen.
    Párate, escucha el silencio... y tendrás 3 segundos de paz, aunque luego te volverás a complicar...pero esa es nuestra naturaleza, y es lo que lo hace especial =) (y perdón por la parrafada)

    ResponderEliminar
  4. relájate y disfruta :) los sentimientos saldrán solos! xq no hay que forzarlos!
    muy de acuerdo con un punto de vista! :)
    te superas diariamente!!! guauuu! un beso!

    ResponderEliminar