25 de agosto de 2011

"No puedes, No puedes, No puedes"

Tú no lo entiendes. Yo solo quería dormir. No me importaba no verla, siquiera en sueños. Pero... entonces tuve esa pesadilla que perfectamente podía ser real. Y me entró miedo, mucho mucho miedo. Pensé que por lo menos, los días en que incluso se apoderaba de mis ratos de desconexión mental habían quedado atrás. Pero no. Ahí estaba yo, otra vez como hace seis meses. Y me sentí débil. Puede parecerte una tontería pero... pero yo me fío mucho de los sueños, de nuestro subconsciente. Soñar con ello otra vez ha hecho que sienta que no he dado siquiera un paso. Y ahora mismo, una vocecita en mi cabeza repite "No puedes, no puedes, no puedes, no puedes". Tiene razón. No puedo acabar con la parte destructiva de mí.

1 comentario:

  1. Creo que es imposible arrancarse una parte de si mismos. Dentro de mi siempre habrá una pequeña parte autodestructiva que me susurra las peores cosas cuando estoy en mis momentos más bajos, esperando que me haga daño a mi misma. Se puede tener bajo control y no caer en sus impulsos, pero no puede eliminarse y ya está. Hay que aprender a vivir con ello.

    Sin embargo, yo no me fío de los sueños, precisamente porque son parte del subsconciente. Mientras conscientemente rechaces aquello que te hace daño, ¿qué más da que siga ahí y te asuste de vez en cuando? Si sabes que no vas a ceder, no pasa nada.

    Besos. Me encanta tu blog.

    ResponderEliminar