21 de agosto de 2011

.

Entra en el baño. Se mira en el espejo. A continuación, lo ve ahí. Se arrodilla. Es facil. Lo ha hecho muchas veces. Se recoge el pelo. Se aparta el flequillo con una diadema. Bebe un vaso de agua mientras coge el cepillo de dientes. Lo introduce en su boca. La primera vez, duele. La segunda ya no siente nada. Repite ese movimiento que ya se sabe de memoria. Al principio, nota un sabor ácido. Repugnante. Se siente bien. Sigue. Duele, quema. Pero... siente placer. Mucho placer. Tira de la cadena y entonces, se da cuenta de que está llorando. Ahora ya está vacía. Vacía de comida, vacía de sentimientos. Vacía de lágrimas. Vacía de todo. Y siente miedo, mucho miedo. Muchísimo miedo. A caer. A ser débil. A destruirse. Ya no queda nada de placer. Ahora solo hay tristeza, flaqueza, fragilidad. Sentimientos que detesta. Quiere borrarlo y no puede. Quiere creer que puede pero ya se ha vuelto incrédula. Se derrumba. Hay algo que no ha conseguido expulsar. Lo fundamental. Sus fantasmas, sus zonas erróneas siguen ahí. Dispuestas a hacer daño. Y por mucho que se meta la mano o el brazo entero, por mucho que sea incapaz de distinguir si la sangre sale de sus nudillos o de su garganta, todo eso no se va. Crece. Crece tanto que consigue ocultar todo lo que la hace grande.
Y sí. Hay veces que una decisión cambia sin remedio el curso de las cosas. Tal vez ni siquiera seas consciente de lo que has elegido. Empiezas y ya no puedes parar.

2 comentarios:

  1. Cada decisión que tomamos, hasta la más mínima, cambia nuestra vida entera, aunque no nos demos cuenta. Es como la teoría del efecto mariposa. Un día no cenas porque estás estudiando y no te acuerdas. Tres años después te preguntas por qué te ves gorda midiendo 1,75 y pesando 54 kilos.

    ResponderEliminar
  2. En serio, a veces escribes entradas que podría haber escrito yo! De echo.. tengo pensado empezar una nueva etiqueta... y se basa bastante en el este texto.

    Me encanta como describes el estado emocional de la chica.

    Qué cuando escribo con rabia de una persona significa que me importa? U.U Me acabas de hundir, en serio. Si de verdad es tan obvio que me sigue importando... tengo que seguir cambiando mucho porque estoy muy lejos de convertirme en eso que tú llamas piedra y no hielo.

    ResponderEliminar